Entrada actual
Economía, Prensa, Propaganda, Rusia, Ucrania, UE

La propaganda y la realidad

Articulo original: Svobodnaya Pressa

CdVFieDW8AApS5fEn tiempos del presidente Yuschenko, se solía decir que cuando cada ministro informaba de un problema, el presidente respondía: “eso es una victoria”. La economía se colapsa: es una victoria, en realidad se está reestructurando. Los salarios y pensiones están cayendo: es una victoria, los estamos optimizando. Los malos resultados en las encuestas son una victoria, la opinión pública solo se está reformando temporalmente. Todo en la resignada mente del presidente “naranja” parecía una victoria. La población iba a echar de menos al desgraciado presidente.
Ya han pasado unos años. Y hoy, ese chiste se ha convertido en la principal tendencia de la propaganda ucraniana. Así que, sin motivo aparente, Ukrainskaya Pravda escribió que, después de todo, Rusia no iba a atacar a Ucrania. Después de todos los gritos histéricos afirmando que “Rusia va a invadir Ucrania”, ahora esta “traición”. El altavoz de la propaganda de Maidan escribió negro sobre blanco: “Aunque Putin muestra la intención de hacerlo, el Ejército Ruso no va a entrar en Ucrania”. Y no solo eso, por voluntad propia “devolverá Crimea a Ucrania y lo hará según los términos ucranianos”. En su imaginación, se entregará Crimea en bandeja de plata. Como Kiev lo quiera, así será.  
Ukrainskaya Pravda reconoce que “desde el punto de vista militar, Putin es perfectamente capaz de llegar rápidamente a Kiev. Especialmente si se tiene en cuenta que el Ejército Ucraniano está dirigido por los héroes de Ilovaisk y Debaltsevo”. Pero “tendremos la revancha”. Y lo más importante de todo, ¡con inteligencia lo conseguiremos de nuevo! Ahí van unas cuantas citas sobre la genialidad de la estrategia de Ukrainskaya Pravda.
La creación de la estadounidense Olena Prytula pregunta a Moscú abiertamente: “¿de dónde va a sacar la gran cantidad de dinero necesaria para mantener y controlar los territorios ocupados?”. Tengo que admitir que es la primera vez que escucho al enemigo temer la gran cantidad de territorio que puede capturar.
Además, Ukrainskaya Pravda amenaza a Europa con un gran flujo de refugiados de Ucrania, lo que aumentaría la confrontación entre la Unión Europea y Rusia. Es curioso que recientemente Erdoğan utilizara la misma estrategia de utilizar a los refugiados para chantajear a Europa. Sin embargo, al copiar la estrategia turca, el Gobierno ucraniano ha conseguido darle a esta estrategia un matiz nacional propio. Si con su chantaje Erdoğan quería conseguir dinero, Kiev lo hace para perjudicar a su vecino que, hasta hace no tanto tiempo, era su principal socio económico.
Da la impresión de que el equipo financiado por el patriarca Soros ha llegado al abismo ideológico. Por la mañana se escribe una cosa y por la tarde, la contraria. Primero hablamos de agresión rusa para, un poco más tarde, darnos cuenta de repente de que no la habrá. Y entonces damos la mano a Europa para empezar a chantajear a la Unión Europea.
Pero, con razón, la Unión Europea se había preparado para tal escenario. No es de extrañar que en los últimos dos años, Bruselas haya endurecido, en lugar de simplificar, el régimen de visados con Kiev.
La pregunta es qué hacer a corto plazo con esta economía tan diligentemente arruinada. Por supuesto, lo primero que viene a la mente es pensar “quiénes son nuestros hermanos”. No es casualidad que Poroshenko cogiera el teléfono y lo intentara hasta poder contactar con el presidente Nazarbayev de Kazajistán para conseguir que actúe como su representante ante Moscú.
¿Es necesario que sea Rusia la que rompa una sociedad ya atomizada? Esa sociedad se divide en tres partes prácticamente iguales: una de ellas apenas puede levantarse, preocupada por sobrevivir; otra desbocada y una tercera que está decepcionada y apática. La fractura afecta de modo similar a todas las regiones de Ucrania, desde el centro y el oeste al sudeste. En Lviv hay un número significativo de personas que no aceptan la actual ideología fascista, así que es común que, de vez en cuando, participantes en la llamada operación antiterrorista son apaleados o incluso asesinados. De la misma forma, en Járkov, Dnipropetrovsk u Odessa también hay una minoría que apoya las ideas fascistas.
¿Necesita Rusia un país con una tasa de criminalidad por las nubes y que se está convirtiendo en un núcleo de la violencia? Porque la actual Ucrania es un paraíso para la criminalidad y un gran mercado para conseguir reclutas para grupos terroristas. Y finalmente, ¿necesita Rusia un país en el que una gran mayoría de la población necesita protección social?
Está claro que Ucrania prácticamente ha destruido una economía que ni siquiera será capaz de proporcionar las mínimas prestaciones sociales actuales. La situación solo se mitiga porque Kiev aún dispone de los últimos vestigios de la infraestructura heredada de la Unión Soviética. Pero ya todos detectan que el escaso dinero desaparece rápidamente. Y en previsión de eso, Ukrainskaya Pravda comienza a prepararse y a preparar a la población para el hecho de que ni la Unión Europea ni tampoco Rusia van a rescatar a Ucrania.
Cualquiera abandonaría. Nadie quiere ganar.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: La propaganda y la realidad – Diario Octubre - 29/08/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.663 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,072,233 hits
A %d blogueros les gusta esto: