Entrada actual
Autonomía, Buzina, Donbass, Euromaidan, Gerashenko, Historia, Mirotvorets, Nacionalismo, Odessa, Ucrania

Gerashenko y la unidad de Ucrania

Artículo Original: Svobodnaya Pressa

l-154622Uno de los más fervientes nacionalistas ucranianos, Anton Gerashenko, miembro del Parlamento y uno de los patrocinadores de la web Mirotvorets, ha recordado, repentinamente, que alrededor de una tercera parte dela población ucraniana es de etnia rusa. De repente, ha llamado a la cautela.

“Necesitamos unir a Ucrania. El país apareció, en la forma que tiene ahora, en 1954 [cuando Rusia pasó el control de Crimea a la Ucrania soviética], fue entonces cuando finalmente quedó definido el territorio de la Ucrania moderna. Somos un Estado plurinacional formado principalmente por ciudadanos de origen ruso y ucraniano. En todos los países en los que hay varias naciones hay siempre alguna falta de entendimiento. Esos conflictos ocurren incluso en los países más civilizados”, afirmó Gerashenko según cita Politnavigator.

Según el diputado, “en países como Ucrania debe aplicarse una política cultural, lingüística y nacional equilibrada”. “Ahora debemos aplicar una política cuidadosa para unir y para que todas las fuerzas de cada nación se sientan cómodas en Ucrania para que así no pueda haber ningún intento de distorsionar la historia para poner a una nación contra otra”, explicó.

Y suena bien. Parece que, de repente, el diputado padece “amnesia parcial” como en una película: “ahora me acuerdo, luego no me acuerdo”. ¿Qué hay detrás de este inesperado anuncio y se puede unir a Ucrania después de dos décadas de ucraniazación y dos años y medio de genocidio de la población rusa en Donbass?

“Ucrania se aplican dos técnicas”, afirma Alexey Anpilogov, director de la Fundación de Investigación Histórica. “La primera práctica es la asimilación incondicional, lo que permite una gradual transformación de los rusos en ucranianos, al menos en términos políticos. La segunda táctica es avivar el odio a Rusia y a todo lo ruso. Ya que estas dos prácticas se encuentran en dos extremos opuestos, los políticos ucranianos caen ocasionalmente en afirmaciones contradictorias. En primer lugar, hablan de una nación políticamente unida y de que todo aquel que no esté contento puede marcharse a Rusia. Y después recuerdan que en Ucrania hay ocho millones de rusos a los que hay que ucranizar con mucho cuidado para evitar un segundo Donbass en Jerson o en Odessa.

SP: ¿Tiene éxito la unión de esas prácticas?

“Tengo que admitir que al final se ha ido formando una nueva nación ucraniana completamente anti-rusa a pesar de que, en parte, está formada por rusos. Los actuales nacionalistas ucranianos intentan hacer ver que lo que no les gusta de Rusia no es el país sino el actual Gobierno. Sin embargo, vemos que eso no es así, por ejemplo en el cambio de nombres de las calles y las ciudades. Por ejemplo, ciudad de Kirovograd fue renombrada como Krapivnitskaya a pesar de las protestas de la población local, que en su gran mayoría prefería la opción Elizabetgrad [nombre de la ciudad en tiempos en los que pertenecía al Imperio Ruso]. Dnipropetrovsk y otras muchas ciudades también podrían haber recuperado sus nombres anteriores.

En Odessa ha surgido un nuevo escándalo ya que se quiere cambiar el nombre del parque del Komsomol de Lenin en memoria de las centurias celestiales. “La población local está en contra pero es probable que se ignore la opinión de la ciudadanía otra vez. No me sorprendería si en un futuro Ucrania intentara también ensuciar la imagen de Pushkin, Tolstoy y demás. Ahora, en los libros de texto de Maidan, se elimina el papel de Rusia en el desarrollo de la cultura ucraniana. Y se llega a extremos ridículos: Ucrania quiere llamar al kopek [céntimos de grivna] rublo. En realidad, también tendrían que renombrar la presidencia del país como jaganato. Se ha encontrado una inscripción del siglo IX que indica que, en tiempos de la Rus de Kiev era así como se denominaba al Gran Prícipe de Kiev”.

Bogdan Bezpalko, miembro del Consejo Presidencial para las Relaciones Interétnicas de la Federación rusa, afirma que lo que ahora afirma Gerashenko debió hacerse desde 1992.

“Si el Estado ucraniano se hubiera construido desde el inicio como un estado federal, si hubiese tenido en cuenta las diferencias linguisticas, étnicas o religiosas de las diferentes regiones, Ucrania se habría convertido en un Estado viable y democrático. Sin embargo, desde el inicio se embarcó en la construcción de un Estado etnocrático sobre la base del nacinalismo ucraniano.

Así que ese tipo de declaraciones [como las de Gerashenko], aunque en realidad son lo correcto, ahora suenan extrañas si no humillantes. No tienen ningún valor práctico. ¿Qué respeto puede haber por la cultura rusa u otras culturas si los nazis ucranianos están dispuestos a tomar las armas contra quien hable del mundo ruso o de la Segunda Guerra Mundial? Y no se trata de grupos marginales sino de quienes crean la opinión pública en Ucrania hoy en día.

Gerashenko estuvo involucrado en la creación de una web que fue la causa directa del asesinato de varias personas. Entre ellas está Oles Buzina, que siempre hablaba del hecho de que Ucrania no es un Estado uniforme.

Si las autoridades de Ucrania y sus diputados de repente han decidido ser tolerantes con la población rusa y de otras nacionalidades, empecemos por castigar a los responsables de la muerte de docenas de personas el 2 de mayo en Odessa, de las ejecuciones de Mariupol o de los bombardeos de Donbass”.

SP: Recientemente se ha publicado un vídeo que muestra las atrocidades del batallón Tornado. ¿Es un signo de que Ucrania comienza a comprender que es la hora de castigar a los culpables?

No lo creo. Siempre se utiliza y luego se deja caer a la escoria como los miembros del grupo criminal Tornado. Por supuesto, también se puede jugar al juego político. Porque los criminales del batallón Tornado formaban parte de las tropas del Ministerio del Interior, así que la publicación de ese tipo de vídeos puede ser un golpe duro para el ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakov.

SP: ¿Así que no será posible unir a Ucrania?

No si no se hace nada al respecto. Al contrario, se sigue incitando al odio. Ahora los niños de colegio hablarán de la “ocupación soviética” y de cómo Ucrania y Rusia siempre han estado enfrentadas. La histeria anti-rusa continúa en la prensa. Por desgracia, esta sociedad no puede defenderse. La gran mayoría de la población forma sus opiniones a través de la prensa.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Gerashenko y la unidad de Ucrania – Diario Octubre - 22/08/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.923 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,082,916 hits
A %d blogueros les gusta esto: