Entrada actual
Armas, Ejército Ucraniano, Estado Islámico, Estados Unidos, Guerra Fría, Nuland, Política exterior, Prensa, Propaganda, Putin, Rusia, Ucrania

Tambores de guerra híbrida

Artículo Original: Izvestia

ca4c5588-7766-4a75-a552-b4b01dc422e8La visita de John Kerry, Secretario de Estado de Estados Unidos, dio lugar a la esperanza de una mejorar relación entre Rusia y Estados Unidos. La reunión con el ministro de Asuntos Exteriores se produjo en un ambiente distendido y, a juzgar por la información, constructivo. Es evidente que la diplomacia rusa está dispuesta a trabajar, si no con toda la actual administración estadounidense, sí con el Departamento de Estado. Estados Unidos ha contado, y sigue contando, con políticos y grupos de interés que representan la voz de la paz y de la razón, aunque a un año de las elecciones presidenciales la principal intriga sea el posible retorno al poder de los llamados neocon o sus hermanos los liberal-intervencionistas.

En su época, Ronald Reagan trató de mantener a cierta distancia a los neocon e incluso envió a uno de sus principales ideólogos, Paul Wolfowitz (uno de los autores de la doctrina de la superioridad estadounidense que lleva su nombre), de embajador a Indonesia. Pero durante la presidencia de Bush, y después en la presidencia de su hijo, los neocon alcanzaron una influencia sin precedentes. No es exagerado decir que las guerras de Afganistán e Iraq llevan su nombre. Aunque no se parecen avergonzarse, tampoco ahora, de que después de esas guerras o del colapso de Egipto y Libia esas regiones estén reinadas por el caos que dio lugar al monstruoso veneno del ISIS.

Opinan que debería haberse usado más fuerza militar, más armas y más dinero y entonces todo habría sido “como debería ser”. En general, los neocon han sido derrotados en la discusión política actual en esta década. Hoy en día, incluso el patriarca del realismo político, Henry Kissinger, se ha referido a ello.

Pero los neocon son un grupo político de gran dinamismo y se mantienen cerca de las élites de ambos grandes partidos, lo que les garantiza acceso a todos los centros de influencia e investigación. Como antes, tienen capacidad para reclutar a jóvenes políticos para sus filas. El reputado medio estadounidense Foreign Affairs ha publicado recientemente un artículo sobre la “guerra híbrida”. Su autor es el senador republicano por el estado de Arkansas Tom Cotton. Su trabajo está financiado por el Council of Foreign Relations (CFR). Este dato es especialmente interesante, ya que apenas cinco días después de la publicación del artículo de Cotton, el think-tank recibió con gran reverencia a Hillary Clinton, probable candidata del Partido Demócrata a las próximas elecciones presidenciales, en una de sus conferencias.

Hillary Clinton nombró Oriente Medio, mientras que el senador Cotton nombró la “amenaza rusa” como principal prioridad. Su argumentación se basa en la idea de que Rusia y Estados Unidos se encuentran en un estado de guerra híbrida, no solo en Siria sino también en otras zonas del planeta, y Estados Unidos tiene la obligación de ganar esta guerra.

Tras enumerar todos los cargos contra Rusia, Cotton llega a una conclusión: “la agresión de Putin tiene muchos objetivos y contradicen los intereses de Estados Unidos. Y lo más importante, Putin quiere volver a hacer de Rusia una superpotencia global”, algo que, según el autor, “es humillante para Estados Unidos”. Al menos es sincero.

En su cínica franqueza, recuerda a la famosa doctrina Wolfowitz (1992), según la cual Estados Unidos no puede permitir este tipo de condiciones “humillantes” en las que otra potencia pueda oponerse en igualdad de condiciones.

Por sí mismo, el senador Cotton no es un gran jugador. Fue elegido por primera vez para la cámara alta del Congreso en noviembre de 2014, aunque los más veteranos han cuidado de él. El antiguo candidato presidencial Mitt Romney y del senador Marco Rubio, hoy uno de los aspirantes al puesto más alto, fueron las principales figuras de su campaña al senado.

Rubio ha basado su programa de política exterior en la ideología neocon. Su denominación –“el nuevo siglo americano”– es la exactamente la misma que el think-tank neocon creado por Wolfowitz.

Pero regresemos al artículo de Cotton. ¿Cómo propone derrotar a Rusia en la guerra híbrida?

Primero, no solo hay que armar a los aliados, renunciar a los tratados de limitación de armas estratégicas, el Tratado de Armas Convencionales en Europa y otros acuerdos “innecesarios”, sino que hay que reasignar todas las tropas de la OTAN a un único comando operativo, para que este pueda responder con medidas similares a las maniobras o ejercicios prácticos de las tropas rusas. En el este de Europa, habría que construir un sistema de misiles, reforzar las medidas antiaéreas y volver a dar presencia a los F-22 americanos en las bases militares. Suena a 1983, ¿verdad?

Segundo, será necesario introducir conceptos como “país en peligro”, un país en el que Rusia podría tener intereses o en el que podría llegar a desarrollar intereses. Ese tipo de país en peligro tiene que tener acceso a todo tipo de ayuda de Estados Unidos y la OTAN. Ni siquiera es importante si dicho país desea ayuda: si hay, o puede haber, intereses rusos, la OTAN debe estar allí para asegurarse de que esos intereses no prosperen.

Tercero, es necesario comenzar inmediatamente a suministrar armamento de todo tipo al Ejército Ucraniano y a los rebeldes sirios. Además, la OTAN debe establecer una zona de exclusión aérea en Siria (este es también uno de los puntos principales del programa de Hillary Clinton, expuesto ante el Council of Foreign Relations).

Cuarto, es necesario reforzar las sanciones económicas contra Rusia. Según Cotton, las sanciones afectan únicamente a un escaso número de personas y empresas de la élite rusa. El sector económico de la energía y el complejo militar industrial tienen que ser sometidos a una presión especialmente fuerte.

Quinto, es necesario añadir enmiendas a las leyes estadounidenses para permitir que “las víctimas del régimen de Putin” puedan denunciar a funcionarios rusos, empresarios y sus socios extranjeros ante los tribunales estadounidenses. El objetivo es hacer que el capital ruso y extranjero se lo piense dos veces antes de invertir en Rusia.

Y, finalmente, es necesario reforzar el trabajo en la esfera de la información. La prensa pro-occidental de habla rusa debe trabajar en Rusia de forma más eficiente, y a una mayor escala, para “crear una narrativa alternativa contra los medios de comunicación controlados por el gobierno”.

Al final del artículo, Cotton admite que muchas de esas medidas pueden parecer agresivas pero, según el senador, no hay otra opción. O, para ser exactos, existe otra vía, pero es aterradora: una confrontación nuclear directa con Rusia.

He cumplido, en parte, los deseos del senador Cotton y sus veteranos defensores y he dado a conocer la “narrativa alternativa” en legua rusa. Que se sepa quiénes tocan los tambores de la guerra híbrida. Dar a conocer los planes de acción de los centros de influencia más hostiles a Rusia no es algo superfluo.

Saber qué candidatos presidenciales estadounidenses y qué miembros de sus equipos seguirán ese plan y quiénes, por el contrario, lo considerarán ridículo y dañino probablemente sea lo más importante para conocer el Estados Unidos de 2015-2016. Cómo será Estados Unidos a partir de 2016 es, posiblemente, la cuestión más importante de los tiempos modernos.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.139 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,094,469 hits
A %d blogueros les gusta esto: