Entrada actual
Bombardeos, Donbass, Ejército Ucraniano, Guardia Nacional, Slavyansk, Ucrania

El punto de inflexión

Artículo Original:  Denis Seleznev / Communist.ru

BslHn2wCAAEHcidDiscutiendo varios aspectos de la guerra en Ucrania, un amigo planteó una gran pregunta: ¿cuál es el límite de bajas en el Ejército Ucraniano que la sociedad ucraniana está dispuesta a aceptar y que supondría una reacción social en caso de superarlo? Respondí que el nivel crítico de bajas se había sobrepasado para la sociedad ucraniana hace más de un año, concretamente el 11 de julio de 2014, cuando unidades de las brigadas 24ª y 79ª fueron destruidas por el preciso fuego de los Grads de las milicias en los alrededores de Zelenopolye.

Según los datos oficiales, el ataque de artillería costó la vida a 19 soldados y 93 resultaron heridos. Un oficial de la 24ª brigada afirmó que fallecieron 50 soldados y un centenar sufrieron heridas, mientras que la milicia anunció que al menos 200 hombres habían muerto. En cualquier caso, se perdió a más de una compañía y otras dos quedaron completamente desmoralizadas. Todo ocurrió en apenas unos minutos.

Ucrania vio entonces unas desagradables imágenes de equipamiento quemado, especialmente unas fotografías de las camas calcinadas en las que los miembros de la expedición punitiva debían dormir. Aquel día quedó claro que no sería posible luchar desde la distancia, disparando y eliminando a la milicia únicamente con artillería y tanques. Incluso el derribo del IL-76 unas semanas antes podía percibirse como un accidente. Esto no.

Slavyansk había caído unos días antes tras un largo cerco que la sociedad ucraniana solo pudo explicar como una consecuencia de la indecisión del Gobierno. Los flamantes soldados ucranianos ya rodaban, aunque fuera en la vieja maquinaria polvorienta, por las estepas de Donbass en un aparente intento de rodear a la multitud rebelde. Pero la guerra siguió por el mismo camino y la sociedad ucraniana solo buscó atacar Donbass, no Crimea, porque como todo sádico, esperaba acabar con el más débil. Pero, ¿luchar en un ejército bajo el preciso fuego de artillería? ¿Un ejército que puede resultar quemado en pocos minutos?

Para tapar aquel desastre que mostraba la televisión y para callar los gritos de los soldados moribundos en la estepa, los generales ucranianos enviaron a la Primera Brigada Mecanizada para romper el frente hacia el aeropuerto de Lugansk y rodear la ciudad por el oeste. Como resultado de esa operación, el camino de los “héroes” quedó plagado de cuerpos, tanques y blindados calcinados que habían fracasado en su misión de crear un corredor estable.

Al día siguiente, Ucrania volvió a llenarse de tristes imágenes que finalmente consiguieron acabar con la esperanza de que la guerra fuera un simple safari. Sí, hasta Zelenopolye, los mismos ucranianos que ahora huyen de los centros de reclutamiento describían la guerra como un safari. Tras Zelenopolye, todo eso desapareció.

Ese fue el punto de inflexión en lo que se refiere a las bajas. El presidente Poroshenko gruñía en vano que por cada soldado caído en Zelenopolye morirían cien soldados enemigos. Un grito vacío al aire de la Rada. Desde entonces, todas las campaña de reclutamiento han sido un completo fracaso y la sociedad ucraniana se ha convertido en toda una masa que profesa la ideología de “no es mi problema”, solo dispuesta a donar calcetines baratos y paquetes de té en nombre de la victoria.

En raras ocasiones se dan unas pocas grivnas para comprar alguna pieza de equipamiento. Después de todo, pensar en el ejército ya no es pensar en el pretencioso glamour de los chicos de Slavyansk sino en los cuerpos quemados de Zelenopolye. ¿Eres un soldado ucraniano? Acabarás muerto, tirado en esa quemada estepa sin fin. Y ahora están aterrados de enfrentarse al futuro, así que es más sencillo pretender que no pasa nada. Incluso algunos de los más ruidosos representantes como Yuri Butusov han dejado de contar historias del bravo súper ejército. Eso es todo. La nación invencible se ha desinflado. Y ahora solo la amable Rusia le da una oportunidad para salir de esta situación y salvar los muebles de una forma mínimamente decente.

Anuncios

Comentarios

3 comentarios en “El punto de inflexión

  1. Reblogueó esto en EL BLOG DE CARLOS.

    Me gusta

    Publicado por tenacarlos | 29/09/2015, 21:31
  2. Reblogueó esto en Guerra en Ucrania.

    Me gusta

    Publicado por Zhukov | 05/10/2015, 13:57
  3. Laborum. Obcaecati qui ipsam magna ab id, vel et quis obcaecati itaque eius voluptas tempor labore.

    Me gusta

    Publicado por Qui sunt repudiandae ut cupiditate | 12/11/2015, 14:19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2015
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.257 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,103,826 hits
A %d blogueros les gusta esto: