Entrada actual
Alemania, Alto el fuego, Bloqueo económico, Bombardeos, Donbass, Donetsk, DPR, Europa, Francia, LPR, Minsk, Política, Poroshenko, Rusia, Ucrania

Seis meses de un acuerdo incumplido

El 12 de agosto se cumplieron seis meses de la firma del acuerdo conocido como Minsk-2, un paquete de medidas que pretendía facilitar la implementación del acuerdo firmado en la capital bielorrusa en septiembre de 2014. Las partes se comprometían a un alto el fuego inmediato y a la retirada de armamento pesado, mientras que Ucrania se comprometía a reanudar los pagos de pensiones y beneficios sociales, a levantar el bloqueo bancario y de transporte y a iniciar un diálogo con los representantes de las Repúblicas Populares para una reforma constitucional, un estatus especial para la zona y para la celebración de las elecciones locales.

Pese a que nada de eso ha ocurrido y la intensidad de los bombardeos ucranianos ha aumentado en las últimas semanas, las partes siguen afirmando que este acuerdo es la única vía pacífica para solucionar el conflicto. Mientras tanto, Ucrania ha admitido que destina más armamento pesado a Donbass y ha dado orden de utilizar todo su arsenal para atacar las posiciones de las milicias en caso de ataque. Por su parte, la RPD y la RPL se preparan para la posibilidad de que la intensificación de los bombardeos suponga el inicio de una nueva ofensiva ucraniana.

CMON3kjUcAE8pXhArtículo Original: Komsomoslaya Pravda

Los acuerdos de Minsk firmados por el Cuarteto de Normandía, con los líderes de Alemania, Francia, Rusia y el presidente Petro Poroshenko a la cabeza, para la resolución del conflicto en Donbass han sido tema de discusión desde el mismo momento de la firma. El 12 de agosto se cumplen exactamente seis meses desde el final de esas negociaciones que ya son parte de la historia. Y ese día, la agencia TASS celebró una mesa redonda en la que se resumieron los resultados preliminares de la implementación de los acuerdos.

Digamos desde el principio que los resultados provisionales no son buenos.

“Seis meses después de la firma de los acuerdos de Minsk, se ha celebrado una serie de reuniones del grupo de contacto y de los subgrupos”, explicó el representante de la RPD en el grupo de contacto para la solución del conflicto en el este de Ucrania, Denis Pushilin, al inicio de la sesión. “En realidad, Kiev no ha implementado al completo ninguno de los puntos del acuerdo. Esto es lo que ha hecho perder tanto tiempo en la implementación de Minsk-2. Vemos una aplicación simulada de los acuerdos de Minsk, vemos provocaciones contra nosotros y contra la misión de la OSCE. Hemos visto un número de provocaciones desde la quema de vehículos a disparar contra los observadores.

Así que, según Pushilin, en el curso de las negociaciones, Kiev no ha dudado en alargar abiertamente el proceso o retirarse de anteriores acuerdos exigiendo unas condiciones absolutamente inaceptables. Así fue, por ejemplo, en el caso de las negociaciones para la retirada de armamento de calibre inferior a 100mm.

“Pasamos todo el día discutiendo los términos del acuerdo”, recuerda Pushilin. “Dijimos que debía hacerse en dos días; los negociadores de Kiev insistieron en cuatro días. El resultado fue acordar hacerlo en tres días. Pero entonces llegó la llamada de Kiev y regresaron a las negociaciones con unos términos inaceptables: 61 días.

Kiev ha tratado de minar los acuerdos de Minsk utilizando distintas maniobras políticas y declaraciones.

Hoy [el miércoles] Petro Poroshenko ha vuelto a insistir en el tema de las fuerzas de paz, lo que causa muchos problemas y controversias, según la tesis de Pushilin. Pero no hay alternativa a Minsk. En realidad, sí la hay, pero es la guerra, la muerte y la destrucción.

El homólogo de Denis Pushilin en la RPL, Vladislav Deinego, se centró, al tomar la palabra, en el aspecto humanitario de la situación. Según Deinego, las autoridades de Kiev se comportan de manera inexplicable en relación a la población de Donbass, negándoles sus pensiones y otros beneficios sociales. La actitud de las autoridades ucranianas para implementar los puntos sobre la reanudación del sector bancario en las zonas controladas por las repúblicas populares es la misma. Según los acuerdos firmados en Minsk, el grupo de contacto ha propuesto a Ucrania establecer cuatro o cinco bancas móviles. Pero Ucrania intentó retrase el proceso primero y lo abandonó después.

“Ofrecimos instalar un punto en Donetsk y otro en Lugansk. Ucrania se negó”, afirmó Deinego. “La OSCE ha propuesto dos puntos móviles en la línea de contacto. Ese era el acuerdo, confirmamos que estaban dispuestos a trabajar sobre esos puntos, pero Ucrania volvió a retrasar el proceso. Tienen dudas sobre la seguridad. Hoy hemos ofrecido cuatro o cinco puntos. Pero Ucrania sigue diciendo que no se puede garantizar la seguridad.

Según Deinego, sería más honesto que Kiev simplemente admitiera que no considera a la población de Donbass ciudadanos ucranianos y que no quiere seguir cargando con el peso de mantener a la población de Donbass debido a sus problemas económicos.

Kiev intenta evitar que acabe la lucha, defendió Pushilin, que explicó el porqué. Sería demasiado problemático que población, que sufre por la caída de la economía ucraniana, comenzara a hacer preguntas y a exigir una vida normal. Entonces, la excusa de que Rusia es el agresor y que el país está en guerra será imposible.

Según Pushilin, la intensidad de los bombardeos ucranianos solo ha aumentado en los últimos días. Si el número de ataques ucranianos en momentos de guerra estaba entre 150 y 180 al día, tras el armisticio descendió a 10-30, pero en los últimos días se ha triplicado hasta 60-80 ataques al día. Para Pushilin, se trata de un preocupante síntoma que indica que Kiev pretende abandonar los acuerdos de Minsk.

Las reticencias de Kiev a implementar Minsk-2 ha llevado, según el negociador plenipotenciario de la República Popular de Donetsk y participante en el encuentro de expertos, a una situación en la que es materialmente imposible implementar los acuerdos en el plazo de este año, incluso aunque Kiev entrara en razón inmediatamente y aceptara, con nuevas energías, optar por el acuerdo [la Rada ucraniana no dispone de suficientes sesiones para aprobar, según su procedimiento, las leyes exigidas por el acuerdo de Minsk-Ed]. Por lo tanto, argumentan que es razonable aceptar la propuesta del presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz de extender la vigencia del acuerdo de Minsk a 2016.

“Planeamos solicitar al cuarteto de Normandía y al grupo de contacto la extensión del periodo de implementación de los acuerdos de Minsk a 2016”, explicó Denis Pushilin. “Si la situación se estanca, podría comenzar una acción militar a gran escala, lo que llevará a un gran número de víctimas y grandes pérdidas en la infraestructura. Pero a juzgar por las declaraciones de Kiev, las autoridades ucranianas estarían satisfechas con un escenario así. El desarrollo de los acontecimientos beneficia a Washington incluso más que a Kiev. Como han apuntado los expertos y participantes en la discusión, si desde la Unión Europea se ven algunas señales que desean cambios positivos, todo lo que se escucha del otro lado del océano es instigación a más hostilidades.

Según los participantes en la jornada, es necesario exigir a tres de los líderes del canal a cuatro, Hollande, Merkel y Putin, obliguen a Poroshenko a implementar el acuerdo firmado en Minsk en febrero.

“La única esperanza es que intervengan, ya que Ucrania, a pesar del formato de Normandía, ha mostrado su absoluta negativa a caminar hacia la solución”, afirmó Deinego.

“Estamos preparados para cualquier circunstancia. Si Kiev elige el camino de la fuerza, nuestro ejército, no tropas sueltas sino un ejército completo y preparado, defenderá los intereses de las repúblicas”, resumió Pushilin. “Pero nuestro interés es que se resuelva en el marco de los acuerdos de Minsk. Si Kiev escucha o no, el tiempo lo dirá”.

Y una vez más, para cerrar el debate, repitió: “no hay alternativa a los acuerdos de Minsk, nos guste o no. Y proceder a firmar otro documento para no cumplirlo sería ilógico y no tendría sentido”.

Comentarios

2 comentarios en “Seis meses de un acuerdo incumplido

  1. Y una vez más, para cerrar el debate, repitió: “no hay alternativa a los acuerdos de Minsk, nos guste o no. Y proceder a firmar otro documento para no cumplirlo sería ilógico y no tendría sentido”. ¡ Una conclusión para enmarcar !, o se cumple lo ya pactado u os vais a reír de vuestra abuela.

    Me gusta

    Publicado por ahiur | 14/08/2015, 05:50

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: La última demostración de fuerza de la extrema derecha | SLAVYANGRAD.es - 01/09/2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.792 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.427.689 hits
A %d blogueros les gusta esto: