Entrada actual
Crímenes de guerra, Donetsk, Guerra Civil, Ucrania

Human Rights Watch: el ejército ucraniano utiliza bombas de racimo contra la población civil

Aunque la semana había comenzado con buenas noticias para Kiev, que conseguía de Amnistía Internacional un comunicado en el que llamaba “exageradas” las alegaciones de fosas comunes en Donbass, pese a que se han constatado numerosos enterramientos de soldados y civiles en varias zonas del frente, las acusaciones de crímenes de guerra han vuelto a resurgir. En este caso, Human Rights Watch denuncia el uso indiscriminado de bombas de racimo.

Tras meses de acusaciones, organizaciones internacionales han constatado finalmente algo que las imágenes habían dejado claro desde hacía meses: la población civil de Donbass está siendo atacada con bombas de racimo prohibidas por la comunidad internacional. Aunque hay evidencias de su uso en otros momentos, Human Rights Watch se centra en su investigación en las últimas semanas, constatando una serie de ataques utilizando estas armas en los alrededores de Donetsk este mismo mes de octubre.

Human Rights Watch, que ha visitado diferentes zonas en los alrededores de Donetsk para determinar la trayectoria de los cohetes y su procedencia, afirma que dispone de pruebas suficientes para determinar la culpabilidad de los ataques. “Como todas las partes en conflicto en el Este de Ucrania utilizan las mismas armas, muchas veces es complicado determinar con certeza la responsabilidad de un ataque concreto. En relación a varios ataques en la ciudad de Donetsk a principios de octubre, tenemos pruebas muy sólidas de que fueron las Fuerzas Armadas Ucranianas. Los impactos muestran que estos cohetes provenían del suroeste y cuando fuimos allí, a zonas controladas por las fuerzas del Gobierno, encontramos muestras de cohetes que habían fallado, lo que demuestra que los cohetes provenían de esa zona”, afirma la organización, que insiste en que el uso de este armamento contra la población civil supone un crimen de guerra.

Al igual que muchos países de gran potencia militar como Estados Unidos, China, Rusia, India o Brasil, Ucrania no ha ratificado la Convención de Oslo que busca la prohibición de uso y destrucción de todos los arsenales de bombas de racimo. Naciones Unidas explica los riesgos del uso de bombas de racimo sobre la población civil. “Las bombas de racimo son inaceptables por dos motivos. En primer lugar, tienen efectos sobre un área extensa y son incapaces de distinguir entre civiles y combatientes. Y en segundo lugar, el uso de bombas de racimo dejan tras de sí grandes cantidades de material sin explotar. Estos restos pueden matar o herir a civiles, obstruir el desarrollo económico y social y tienen consecuencias que pueden persistir durante años tras su uso”.

Además de esta acusación, periodistas sobre el terreno han denunciado también el uso de bombas incendiarias en los alrededores de Donetsk, zona en la que se está produciendo una mayor intensidad en la batalla en estas últimas semanas. Esta práctica tampoco es nueva. El ejército ucraniano ya fue acusado de usar esta munición en los alrededores de Slavyansk cuando este era el foco principal de la guerra. En este caso, las bombas provienen de la zona de Peski, en los alrededores del disputado aeropuerto de Donetsk.

Bombas de racimo o no, bombas incendiarias o no, el ejército ucraniano sigue bombardeando sobre zonas civiles tal y como ha hecho desde que comenzara la guerra. Mientras aumentan las acusaciones de crímenes de guerra y el número de muertos aumenta en la ciudad de Donetsk, Kiev sigue insistiendo en negar toda acusación. Ya ha culpado a “los terroristas” de la explosión producida ayer en una planta química, en realidad producida por un misil balístico que solo dispone el ejército ucraniano, y ahora niega también esta acusación. “Human Rights Watch sabe que se trata de armas prohibidas y no usamos armas prohibidas”, ha declarado Vladyslav Seleznyov, que añade también que “tampoco bombardeamos barrios civiles porque pone en peligro vidas humanas. Pero nuestros oponentes atacan constantemente esos barrios”. Ante acusaciones de uso de armamento prohibido y sin argumentos para refutarlos más allá de la negación, Kiev ataca otra vez sin aportar prueba alguna.

Y aunque medios de referecia a nivel mundial, The New York Times por ejemplo, se han hecho eco de las acusaciones, no hay signo alguno de protesta contra el Gobierno ucraniano o de condena de sus actos, que tal y como constata Human Rights Watch, pueden definirse como crímenes de guerra.

Comentarios

4 comentarios en “Human Rights Watch: el ejército ucraniano utiliza bombas de racimo contra la población civil

  1. Reblogueó esto en Lejos del tiempo.

    Me gusta

    Publicado por lejosdeltiempo | 25/10/2014, 08:59

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Todos los bandos advierten: la ofensiva es inminente en Donbass | Lejos del tiempo - 24/10/2014

  2. Pingback: Dos americanos en el batallón Vostok | SLAVYANGRAD.es - 28/04/2015

  3. Pingback: ¿Qué revela la lista de sanciones de Poroshenko? | SLAVYANGRAD.es - 21/09/2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

octubre 2014
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.744 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.358.401 hits
A %d blogueros les gusta esto: