Entrada actual
Ejército Ucraniano, OTAN, Rusia, Ucrania

Proyectos de futuro

Artículo Original: Andriy Babitsky

La construcción de dos bases navales anunciada por Volodymyr Zelensky en su declaración al Parlamento podría parecer una idea ridícula que no se ajusta a las necesidades reales de la armada ucraniana, pobre tanto en términos cuantitativos como cualitativos. Todos los buques disponibles pueden fácilmente ser distribuidos entre los ya existentes puertos de Odessa y Nikolaev. Sin embargo, las autoridades ucranianas tienen ambiciosos planes de adquirir y construir nuevos buques. Y en esta ocasión, no se trata solo de las tan características fantasías de la clase dirigente. El 5 de julio, en Odessa, el presidente de Ucrania anunció su intención de convertir a Ucrania en una potencia naval, algo muy alejado de la situación actual teniendo en cuenta que, según muchos expertos, desde la independencia tras la disolución de la URSS, Ucrania ha perdido su armada.

Las declaraciones de Zelensky tienen una base material. El jefe adjunto de la Oficina del Presidente, Ihor Zhovka, afirmó en una entrevista concedida a Interfax-Ukraina que se prevé implementar el proyecto de “recuperar” la armada. Durante la reciente visita de la delegación ucraniana a Londres, Zelensky se reunió con empresas británicas que se dedican a la construcción de infraestructura naval. Su intención es participar en los trabajos de construcción en Ucrania. Durante la misma visita, el ministro de Defensa de Ucrania firmó un memorándum para reforzar la cooperación técnico-militar entre Ucrania y Gran Bretaña, para lo que se espera recibir un crédito por valor de 1.600.000 euros para proyectos conjuntos de la industria de defensa. Según el jefe adjunto de la Oficina del Presidente, parte de esa cantidad puede utilizarse para crear bases de datos. Sin embargo, aún no se ha concedido ese crédito. Zhovka también apuntó a la localización de esos proyectos. Una de las bases estará en el mar Negro y la otra, en el mar de Azov.

Se habla también de aumentar el número de unidades de combate. Según la publicación Ukrainskaya Pravda, buques británicos podrían construirse en Ucrania. Podría haber hasta un total de ocho. The Telegraph escribió que es probable que Ucrania reciba la documentación necesaria para la producción de buques Barzan. Se trata de un modelo obsoleto, del que no se reciben peticiones desde los años noventa. Londres claramente no quiere compartir con Ucrania tecnología moderna de defensa, pero a Kiev no le importa, ya que en comparación con el material disponible en Ucrania, los buques británicos obsoletos parecen un milagro de la técnica moderna. Los nuevos buques estarían equipados con sistemas de misiles tanto británicos como ucranianos.

Pero incluso contando con esos posibles nuevos buques, las dos bases son innecesarias: una sería más que suficiente para todo. Esta extraña circunstancia hace necesario buscar respuestas que las autoridades ucranianas no están dando. En la mencionada entrevista, Zhovka negó la posibilidad de que las nuevas bases sean destinadas a la armada británica. Pero aun así, es la única explicación posible a la necesidad de las autoridades ucranianas de iniciar este proyecto que, en primer lugar, no se puede permitir económicamente y, en segundo lugar, no solventa los problemas actuales ni futuros de la armada ucraniana.

La versión que responde a todas las preguntas es algo así: los principales beneficiarios de la existencia de nuevas bases en las costas ucranianas son los países occidentales, fundamentalmente Estados Unidos y Gran Bretaña. La OTAN podría aumentar su aún poco significativa presencia en las costas ucranianas, haciendo de ello un nuevo reto para Rusia. La reacción de Moscú a los planes de Kiev han sido limitados. “Teniendo en cuenta las realidades existentes, esto puede suponer consecuencias negativas para la estabilidad de la región del mar Negro. Ese potencial peligro existe. Pero vuelvo a repetir, necesitamos información adicional para saber de qué estamos hablando”, afirmó Dmitry Peskov, secretario de prensa del presidente ruso.

¿Hay algún motivo de preocupación? ¿Unas bases ucranianas que se conviertan en la base de buques de la OTAN supondrían un cambio en el equilibrio de fuerzas en las aguas del mar Negro y el mar de Azov, donde actualmente domina la armada rusa? Los expertos afirman que no es el caso. Teniendo en cuenta la modernización de las armas y buques rusos, el potencial naval ruso dificulta que la OTAN pueda bloquearlo. Así que la conclusión es evidente, los esfuerzos de Estados Unidos por “contener” a Rusia, incluso aunque continúen, no tendrán resultado. Rusia será capaz de responder a cualquier provocación de forma digna. Así que es mejor no caer en esas provocaciones.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 22.193 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.385.750 hits
A %d blogueros les gusta esto: