Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Rusia, Ucrania

El debate sobre la frontera

Artículo Original: Sergey Mirkin / EADaily

Los temas problemáticos causan debate en todas las sociedades que han existido en cualquier momento y en cualquier latitud. Por supuesto, si el país se encuentra en estado de guerra y bloqueo económico parcial, es imposible evitar las disputas en la sociedad. Uno de los temas más discutidos actualmente es si se debe viajar desde las Repúblicas a Ucrania y si viajar desde Ucrania a la RPD debería ser libre como lo fuera antes de la pandemia de coronavirus.

El hecho es que actualmente hay restricciones de movimiento entre Ucrania y la RPD. Por ejemplo, para venir desde Ucrania a la República, las personas han de presentar una solicitud para evitar así la expansión del coronavirus. Además, los solicitantes han de explicar por qué quieren viajar al territorio de la República. Tras recibir el permiso, cualquier puede entrar en la RPD y debe pasar dos semanas de cuarentena. Quienes tienen permiso de residencia en Ucrania pueden salir de la RPD para viajar a Ucrania.

Quienes se oponen a estas medidas alegan que estas estrictas restricciones son innecesarias y crean trabas tanto a los residentes de la República como a los de Ucrania. Quienes defienden las restricciones afirman que son necesarias para proteger a los residentes de la República de la expansión del virus. Es más, el debate está muy cargado y no solo en las redes sociales. Hay amistades que se han roto a causa de esta disputa.

Se puede dividir en tres grupos a las personas que viajan a Ucrania. El primer grupo es el de los residentes de la República que quieren relajarse en Belasatrayskaya (un resort en la región de Donetsk, en la costa del mar de Azov) o beber café de Lviv. Son comparables a aquellos rusos que, tras la introducción de sanciones recíprocas contra la Unión Europea, se indignaron por la falta de jamón español en las tiendas. Es decir, son personas que no comprenden, o no quieren comprender, que los tiempos difíciles tienen que venir acompañados de una autolimitación de necesidades y deseos.

Las cosas son mucho más complicadas para los otros dos grupos. El segundo de ellos es el de las personas que viven en la RPD pero tienen familiares en Ucrania a los que quieren visitar o que necesitan ayuda. Hay muchas personas así en Donetsk, Makeevka y Gorlovka. Se da una situación en la que un hijo que vive en Donetsk debe ir a través de Rostov, Belgorod y Járkov para ir a ver a su madre en Avdeevka. Puede encontrarse información sobre ello en las redes sociales.

El tercer grupo es el de los pensionistas que reciben sus pensiones en Ucrania. El hecho es que en la RPD, igual que en la RPL, muchos mayores tienen pensiones tanto de las Repúblicas como de Ucrania, ya que han conseguido registrarse como inmigrantes allí. Hay quienes tienen una cuenta personal en la web ucraniana que paga las pensiones a los migrantes, pero otros no tienen acceso a ellos, lo que molesta a los pensionistas y sus familias y crea cierta tensión en la sociedad.

Debido a la guerra, el bloqueo económico en Ucrania y la falta de reconocimiento de la República, una gran parte de la población no tiene un buen nivel de vida y una segunda pensión ayuda a los mayores y, en ocasiones, también al resto de su familia.

Pero hay que decir que la discusión de si ir a recibir pensiones en Ucrania es moral es una cuestión que va en aumento desde 2015, cuando la República comenzó a pagar pensiones propias a los mayores, especialmente porque hay una tasa para “entrenamiento militar”, con lo que los mayores colaboran en el mantenimiento del Ejército Ucraniano. Así que los residentes de la RPD que reciben una pensión decente en Ucrania financian, en cierta forma, la compra de las bombas que se dispara a sus ciudades.

Hay personas mayores que pueden físicamente viajar a Ucrania para registrarse para recibir su pensión, pero no lo hacen por principios. Ya en 2014, antes de que comenzara el bloqueo comercial de las Repúblicas de Donbass, muchos decidieron no comprar productos ucranianos por razones morales, es decir, para no dar dinero indirectamente al presupuesto ucraniano. Quienes viajan a Ucrania a por su pensión lo explican diciendo que se han ganado esa pensión por trabajar durante muchos años para el Estado ucraniano, por lo que se merecen lo que se les debe. Y no es su culpa que las circunstancias hayan resultado así. En este sentido, cada cual tiene su propia verdad. Se puede comprender las argumentaciones de ambas partes.

La entrada en el territorio de la RPD desde Ucrania es necesaria fundamentalmente para aquellos que tienen familia o propiedades en la República, así como para quienes viven en el territorio de la RPD y por algún motivo se encontraban en Ucrania en el momento del cierre de fronteras.

Pero volvamos al debate. Quienes defienden la apertura completa de fronteras argumentan que la población está sufriendo y que las restricciones tienen que ser eliminadas. Los oponentes afirman que Ucrania vive una seria situación epidemiológica debido al coronavirus y retirar las restricciones podría suponer un riesgo para la salud de los ciudadanos de la RPD.

Mientras tanto, en Ucrania el coronavirus rebrota. Por ejemplo, hay un escándalo allí: según la decisión del Gobierno de Kiev, una serie de territorios de Ucrania occidental han sido declarados “zona roja”, lo que quiere decir que se puede introducir allí medidas más duras, pero las autoridades de la zona se niegan a implementarlas. Y surge la cuestión de si se debe permitir la entrada y salida a un país en el que la situación epidemiológica es tan seria que ni siquiera cumplen las órdenes del Gobierno. La anarquía es algo peligroso en una crisis, especialmente si se trata de un virus.

Los defensores escriben que si los residentes de la RPD pueden viajar libremente a Rusia, debería aplicarse el mismo régimen a Ucrania, ya que en Rusia también hay un elevador número de casos de coronavirus. Pero muchos gobiernos están tomando medidas difíciles para minimizar los riesgos que supone el coronavirus. Por ejemplo, el Reino Unido se plantea cerrar los pubs si se abren los colegios. En Ucrania, se plantean si permitir la celebración del año nuevo judío en Uman, que atrae a muchos peregrinos y supone buenos beneficios para la ciudad y para Ucrania. Sin embargo, objetivamente, la elección sobre si abrir la frontera rusa o la ucraniana, es muy sencilla. El Ejército Ucraniano ha bombardeado las ciudades de la República, mientras Rusia ha enviado ayuda humanitaria y ha entregado pasaportes rusos a los residentes de la RPD. Toda la vida económica de la República está vinculada a Rusia y Ucrania ha impuesto un bloqueo económico. Así que la opción de la apertura de la frontera rusa es correcta desde el punto de vista moral y racional.

Quienes quieren abrir la frontera con Ucrania afirman que las restricciones tienen motivos políticos. ¿Por qué? Las autoridades de la RPD no ganan nada con ello ni en términos políticos ni en términos económicos. En primer lugar, se ha creado una tensión en la sociedad, las personas mayores no pueden ir a por sus pensiones y se ha dificultado la visita a familiares. En segundo lugar, los pensionistas traen su grivnas recibidas en Ucrania, las cambian a rublos y compran comida y medicinas en la República y los impuestos por esas compras van directamente al presupuesto de la República. Así que el único motivo por el que la RPD puede aplicar estas medidas es el deseo de impedir el deterioro de la situación epidemiológica en la República.

Parece que muchos de los que se oponen al control de la frontera de la RPD y Ucrania no creen en el coronavirus. Por supuesto, no se trata de un problema solo de la RPD, hay personas por todo el mundo que no creen en el peligro. En muchos países, eso se traduce en protestas contra la cuarentena. En la RPD, los “incrédulos” quieren levantar las restricciones en la frontera con Ucrania. Se puede asumir que si la población fuera consciente del peligro que supone el virus, menos personas se opondrían a las restricciones.

Pero también hay un problema que es propio de Donbass en este debate público y que se puede calificar como una “ilusión de paz”. En ocasiones parece que la población que defiende retirar el control en la frontera con Ucrania olvida que la RPD es un Estado en guerra. Olvidan lo que se puede esperar de las autoridades y de las fuerzas especiales ucranianas. Es posible que si se levantaras las restricciones, Ucrania quisiera utilizarlo para su beneficio. Por ejemplo, personas asintomáticas que aún no tienen fiebre podrían infectar a los pensionistas que acuden allí a por sus pensiones.

“Paranoia, teoría de la conspiración”, dirán quienes quieren eliminar restricciones. Puede ser. Pero puede que no. Teniendo en cuenta que en esos seis años las Fuerzas Armadas de Ucrania han bombardeado las ciudades de la República, teniendo en cuanta que Ucrania ha impuesto un bloqueo comercial y que las autoridades de Kiev se niegan a negociar con la RPD y la RPL, todo es posible. Y si recordamos cuántas veces diferentes figuras de Kiev han propuesto cortar el suministro de agua y de electricidad a las Repúblicas y que nadie en Kiev iba a ser culpado por empeorar la situación epidemiológica en Donbass, se puede concluir que el establishment ucraniano no tiene limitaciones morales para conseguir su objetivo.

¿Cuál es el objetivo del régimen de Maidan? Destruir las Repúblicas de Donbass para recuperar los territorios sin implementar los acuerdos de Minsk. Y teniendo en cuanta que el proyecto de la Ucrania de Maidan se creó sobre la base de la violencia y la devaluación del valor de la vida humana, se puede esperar cualquier cosa de Kiev. Solo hay que recordar 2014, cuando muchos no creían que Ucrania optaría por la guerra abierta en Donbass. Lo que parecía imposible ahora es una realidad. Lo que parece incomprensible ahora puede convertirse en realidad mañana. Así que, en tiempos de crisis, es mejor ser prudente, aunque eso moleste a algunos, en lugar de tener que pagar por la imprudencia más adelante.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.773 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.373.597 hits
A %d blogueros les gusta esto: