Entrada actual
Crimea, Donbass, DPR, Fascismo, LPR, Nacionalismo, Rusia, Ucrania

La élite “patriótica”

Artículo Original: Andrey Manchuk

La élite patriótica ucraniana prepara un barrio residencial racista solo para ellos. Recientemente se ha publicado en internet un anuncio para el complejo residencial Krimsky Kvartal. Este barrio recientemente construido está situado cerca de Kiev y sus dueños son activistas ucranianos y tártaros de Crimea conocidos por sus simpatías con el expresidente Petro Poroshenko.

El video del “barrio de Crimea” es una nueva forma de marketing, ya que está íntegramente basado en la hostilidad y la incitación al odio. Se ofrece a los compradores “dúplex energéticamente eficientes para los verdaderos ucranianos” con protección garantizada contra el “virus del mundo ruso”. En las insultantes imágenes, incluso prometen buscar un terreno para dos esclavos sovok que todo patriota debería tener.

Pero lo principal es que los dueños del “barrio de Crimea” prometen realizar una entrevista especial a todos los potenciales residentes, en la que hará preguntas sobre Crimea y sobre Putin. Para que no haya entre los residentes disidentes que no son de fiar y no comparten los puntos de vista de la “élite nacional” o simplemente no se preocupan de asuntos políticos, han preferido convertir la compra de una casa en una parodia de opereta de otra época.

Este tipo de vídeos supondrían una oleada de demandas y quedas por la violación de derechos civiles. Pero en Ucrania las cosas son diferentes. El vídeo racista es muy popular entre los patriotas, que lo consideran perfectamente normal. Es más, en los comentarios del vídeo promocional ya se habla de barrios especiales para los subhumanos que deberían estar confinados en barracones. Mientras los blancos señores viven en la élite, vallados, no habrá sitio para nadie más, salvo tan solo para esclavos en las huertas. Esto indica la continuación de la evolución de la conciencia nacionalista, que se radicaliza constantemente y que sigue conquistando nuevas cumbres de locura.

“En 1991, para ser considerado persona solo había que apoyar la independencia de Ucrania. El idioma y demás no importaba. Gradualmente, la democratización y la opción europea se añadieron a la lista de demandas. Pero incluso eso no era suficiente. La lista de exigencias incluye ahora la lengua ucraniana y el concepto correcto de la historia. También está venerar a Estados Unidos y apoyar la iglesia correcta y al candidato presidencial correcto. Así que un patriota ucraniano es ahora una persona que necesariamente vota por Poroshenko, odia a Rusia, todo lo ruso y todo lo soviético (incluyendo a sus propios antepasados), apoya la total ucranización (aunque él mismo no hable ucraniano), la integración euroatlántica y la ruptura con la Federación Rusa cueste lo que cueste (aunque tenga negocios en Rusia). Cree que tiene derecho a determinar a qué iglesia deben ir los ciudadanos. Odia a la población de Donbass, apoya limitar sus derechos, perseguirlos penalmente y, si es necesario, expulsarlos del país, limpiando por la fuerza las regiones desleales. La dirección del viaje es bastante obvia. Y es algo aterrador imaginar qué nos espera con el próximo revival nacionalista”, escribió el periodista de Kiev Vyacheslav Chechilo.

Sin embargo, no hay duda: la mayoría de los ciudadanos nacionalistas a los que les gusta y distribuyen el vídeo sobre el barrio “para ucranianos de verdad” no podrían comprar ni siquiera un metro cuadrado allí teniendo en cuenta la pobreza masiva que hay entre la población de Ucrania. Las condiciones de vida del patriota medio están muy lejos de las de la élite. Así lo evidencian los datos de un reciente estudio de UNICEF, según el cual un tercio de la población de las ciudades ucranianas no dispone de agua caliente ni servicios básicos y vive apelotonada y con limitaciones.

Según el estudio, el 67,5% de los residentes de las principales ciudades de Ucrania disponen de agua caliente, mientras que en las zonas rurales esa cantidad desciende hasta en 19,2%. El 33,4% de las familias con hijos en las zonas rurales achacan la falta de agua caliente a la falta de fondos, mientras que el 35,1% no disponen de baño o ducha dentro de sus viviendas y el 43,8% van al baño a la calle al estilo antiguo.

Más de la mitad de las familias con hijos viven en pisos que no superan los 40 metros cuadrados. El 10% de los niños de las ciudades sufren falta de espacio, menos de cinco metros cuadrados por persona. Y si alguien ofrece a esta gente la llave de un piso normal rodeado de subhumanos vecinos, se la arrancarían de las manos, aunque tengan que cantar el himno nacional cada mañana y vestir camisas bordadas.

¿Comprenden esto los empresarios patriotas que construyen un gueto racista cerca de Kiev? ¿Conocen las condiciones en las que viven la mayoría de sus compatriotas a día de hoy? No, su situación no causa el menor interés entre el público patriota. Pero, por otra parte, escriben con placer sobre las letrinas en la Rusia profunda, argumentando su salvajismo. Aunque haya regiones enteras en las que ocurre lo mismo y no recuerden el incidente del pasado otoño, cuando un niño de primer curso cayó por una letrina en el patio de su colegio. Es más, ocurrió a diez kilómetros de la frontera con la Unión Europea.

La historia del “barrio de Crimea”, en la que estarían prohibidos la mayoría de los subhumanos residentes de Crimea, es significativa. Al fin y al cabo, es evidente que a sus creadores les gustaría hacer de toda Ucrania un gueto similar, limitando los derechos de millones de personas que no piensan como ellos. Irónicamente, este tipo de iniciativas tiene el resultado opuesto. El público nacionalista se aisla del resto del mundo. Y eso no molesta a los ciudadanos ucranianos, que tienen suficiente con preocuparse por sobrevivir y no sueñan con tener esclavos subhumanos sino servicios básicos. Algún día, comprenderán que los barrios de élite “solo para ucranianos” están construidos a costa del dinero que les roban.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.729 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.373.549 hits
A %d blogueros les gusta esto: