Entrada actual
Alto el fuego, Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Minsk, Rusia, Ucrania

En forma de simulación

Artículo Original: Ukraina.ru

En los primeros días de junio, el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, y el jefe de la Oficina del Presidente Zelensky, Andriy Ermak, han realizado una gira europea por París y Berlín para discutir las perspectivas de implementación de los acuerdos de Minsk. En Berlín, la delegación ucraniana volvió a insistir en que el diálogo directo con la RPD y la RPL es inadmisible, pero ofreció seguir discutiendo la cuestión de la resolución del conflicto en el marco del formato Normandía, para el que llegó a prometer incluso nuevas reuniones de sus ministros de Asuntos Exteriores. “Pronto se celebrará otra conversación en ese formato, en la que discutiremos las soluciones que traerán la paz a Donbass”, afirmó Kuleba en Berlín.

En una entrevista concedida al periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, el jefe de la Oficinal del Presidente de Ucrania, Andriy Ermak, afirmó en vísperas de la visita que Kiev desea celebrar el diálogo con “representantes reconocidos de la sociedad civil de Donbass”. Ucrania entiende como sociedad civil de Donbass a las estructuras subvencionadas. Es decir, según Kiev, defensores de Maidan de ambos lados deberían discutir la resolución del conflicto, algo que no va a dar ningún resultado y pueden reunirse cualquier día en un círculo a tratar sus cosas sin que haya que hacerlo oficial.

Lo importante para Kiev en este sentido es seguir discutiendo, reunirse aunque ya haya habido 140 o 150 reuniones y no haya habido progreso real alguno. Por una parte, esas tácticas sin sentido, esas tácticas inútiles deben calmar a los defensores de la paz (“lo estamos intentando”) y, por otra, a los halcones (“el conflicto continuará”).

“Hace un mes, celebramos consultas en el formato Normandía. Hemos designado una serie de temas que tenemos que resolver y desde entonces hemos buscado soluciones que nos permitirían avanzar hacia la resolución pacífica del conflicto en Donbass sin necesidad de cruzar líneas rojas”, afirmó Kuleba. Traduciendo del lenguaje diplomático: hemos hablado, estamos hablando y seguiremos hablando.

Otra iniciativa presentada por la delegación ucraniana en Berlín es la “creación de una plataforma internacional de negociación para la desocupación de Crimea”, cuyas perspectivas son incluso peores. Este intento de unir Crimea y Donbass ha sorprendido incluso a los periodistas alemanes. “Es significativo que, al hablar de Donbass en Berlín, el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania se refirió una y otra vez a Crimea, aunque el destino de la península no es parte de las negociaciones del formato Normandía”, escribió Deutsche Welle.

La táctica general de la política de las autoridades ucranianas es evidente: atraer atención hacia sí mismos en las plataformas internacionales, no dejar que nadie les olvide, reunirse a menudo y hablar, hablar y hablar además de pedir dinero. Ucrania está dispuesta a reunirse y hablar con sus socios occidentales constantemente, sobre todo si es sin la participación de Rusia en las negociaciones sobre Donbass y Crimea.

A finales del año pasado, se celebró la sexta cumbre de los líderes del cuarteto Normandía con la participación de Zelensky. En aquel momento acordaron negociar la resolución del conflicto, un intercambio de prisioneros y un alto el fuego. La siguiente cumbre debería celebrarse en abril, pero el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania se quejó en Alemania de que la pandemia y la cuarentena lo habían impedido.

El politólogo ucraniano Maxim Yali, comentando el viaje de la delegación ucraniana a Berlín, afirmó que el principal objetivo era garantizar su intención de cumplir con los acuerdos de Minsk, básicamente para impedir que surja la idea de levantar las sanciones contra la Federación Rusa. “La principal tarea era mostrar la determinación de nuestras intenciones de implementar los acuerdos de Minsk, porque se acerca el momento de prorrogar las sanciones contra Rusia”, explicó.

Kiev no puede renunciar formalmente a los acuerdos de Minsk, ya que es una de las condiciones para mantener las sanciones contra Rusia y de ello dependen algunos intereses “vitales” de Estados Unidos. Kiev no puede y no quiere cumplir los acuerdos de Minsk, porque no puede enfrentarse a los nacionalistas radicales y a la parte del establishment americano que está interesado en que continúe la guerra de baja intensidad en la frontera con Rusia. Así que solo queda la opción “ni guerra, ni paz”, que implica una eterna simulación de que hay un proceso de paz.

Con cada nueva ronda de negociaciones, aparecerán nuevas condiciones, que se plantean como una especie de spam. Kiev ha exigido repetidamente involucrar a Estados Unidos y el Reino Unido en las negociaciones, aunque no son en absoluto necesarios, o excluir a la Federación Rusa. Esa ha sido la última propuesta expresada por el viceprimer ministro Reznikov en un artículo en el Atlantic Council, voz de la OTAN. Propone conversaciones en el “formato Budapest”, pero, al mismo tiempo, sin abandonar el “formato Minsk”, sino realizando las negociaciones en paralelo. En otras palabras, cuantos más formatos de negociación haya, mejor. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia ya ha respondido que Kiev es libre de hablar con quien quiera, pero que eso no tiene nada que ver con la paz en Donbass. “Cada país tiene el derecho a reunirse con quien quiera. Ucrania no es una excepción. Pero eso no tiene nada que ver con Rusia ni son la resolución del conflicto en el sudeste. De ahí sus perspectivas. Es otro intento de simular actividad en lugar de dedicarse seriamente a implementar los acuerdos de Minsk por medio del diálogo con Donbass”, afirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

El canal de Telegram Legitimny, con fuentes en la Oficina del Presidente de Ucrania, afirmó que esa simulación era realmente el propósito de la visita de la delegación ucraniana a Europa. “Tras la visita a Berlín, nuestra delegación, como es habitual, realizó los comunicados estándar, nada nuevo ni concreto. Nuestra única victoria en Berlín en la cuestión de Donbass es que fuimos capaces de convencer a los alemanes de que organizaran una reunión de los ministros de Asuntos Exteriores de los países del formato Normandía. Esta reunión es necesaria para que la Oficina del Presidente continúe con la estrategia de parecer que trabaja, pero no traerá nada concreto, como bien saben todos los participantes”.

El investigador en el Instituto de Estudios Eslavos de la Academia Rusa de Ciencias y miembros del Centro de Estudios Ucranianos y Bielorrusos, Oleg Nemensky, en declaraciones a Ukraina.ru, explicó que la actual situación en Donbass satisface a Kiev. “Por supuesto, no va a haber implementación de los acuerdos de Minsk, ya que Ucrania, por principios, no quiere implementarlos. Y no se le puede obligar a hacerlo. Ni siquiera aunque las fuerzas externas, sus socios occidentales, intentaran presionarles, en Kiev no lo harían por sus tensiones internas. Si el Gobierno empieza a implementar la parte política de los acuerdos de Minsk, le barrerá. Esa es la sensación en la sociedad, especialmente en la parte más activa. Pero Ucrania objetivamente tampoco quiere a un Donbass con una población desleal ni tiene medios para restaurar las infraestructuras en esas regiones. Así que Ucrania seguirá resistiéndose al retorno de Donbass con todo lo que pueda. Al mismo tiempo, Ucrania tampoco está interesada en una guerra abierta, pero tampoco va a entrar en negociaciones directas. La actual situación es ideal para Kiev. El frente existe, sangra y Ucrania no permite que se congele”, explicó Nemensky.

Así que Kiev puede seguir planteando nuevas propuestas en las que participen en el formato de negociaciones sobre Donbass países como Turquía o Indonesia, exigiendo consultas con los miembros de las comunidades religiosas musulmanas, que los documentos se publiquen solo en papel especial o cualquier idea inútil o ridícula. Y cada vez, la discusión de esas propuestas llevará un tiempo, dando así la impresión de que hay algún progreso en la solución del problema mientras que, al mismo tiempo, los bombardeos de las ciudades de Donbass no cesará, por el bien de los halcones.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.715 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.360.140 hits
A %d blogueros les gusta esto: