Entrada actual
Donbass, DPR, Ejército Ucraniano, Slavyansk, Ucrania

Cómo empezó todo

Artículo Original: Denis Grigoriuk

Slavyansk, 20 de abril de 2014

En abril de 2016, dos hombres vestidos de uniforme me esperaban en el bulevar de Donetsk que lleva el nombre del poeta ruso Alexander Pushkin, donde la primavera estaba en pleno esplendor. Ambos habían pasado por la trituradora que había sido el inicio del conflicto armado en Donbass. Sin embargo, no tenían el aspecto de dos soldados experimentados. Si se hubieran presentado para la entrevista vestidos de civil, habría sido difícil imaginar que habían presenciado el primer escarceo con los militantes ucranianos del grupo nacionalista Praviy Sektor en Donbass.

Los soldados esperaban en un banco junto a un árbol en flor. Charlaban sobre algo y sonreían. Alguien que solo conoce la guerra a través de los libros o películas épicas no sería capaz de imaginar que los soldados son personas exactamente iguales que aquellos que no han portado armas en las manos y que no han visto la batalla con sus propios ojos. Pueden sonreír, divertirse y recordar el contacto directo con el enemigo sin necesidad de flashbacks.

Dentista y Kemper habían prometido contarme el primer encuentro con la unidad de Dmitro Yarosh, líder de los nacionalistas ucranianos. Tras esa batalla cerca de Bylbasovka apareció el mito de la “tarjeta de visita de Yarosh”, que, como confesó en una entrevista el propio Yarosh, resultó ser cierto. Sin embargo, los periodistas ucranianos “refutaron” la información de la existencia de esa tarjeta y nunca contaron a sus lectores lo que de verdad ocurrió el 20 de abril de 2014. En Ucrania, la creencia general es que el conflicto fue provocado por algún tipo de “agresión rusa”, pero la realidad es que la confrontación armada fue culpa de los nacionalistas ucranianos.

Esta es la historia de quienes participaron en la primera batalla en Donbass. Fue en el puesto de control de Bylbasovka, en los alrededores de Slavyansk, tras lo cual comenzó realmente la guerra civil, esa cuya existencia Kiev niega oficialmente.

Kemper vendía bebidas antes de la guerra. El 15 de abril de 2014, junto a otros voluntarios de Donetsk, fue a Slavyansk a ayudar a la milicia a defender la ciudad. Sirvió en la octava compañía (grupo de reacción rápida). Sus tareas incluían ayudar a los civiles en los puestos de control, ya que al principio del conflicto, estaban controlados por hombres armados con palos.

“No estábamos patrullando oficialmente esa zona en ese momento. Decidíamos por nuestra cuenta a qué hora llegábamos al puesto de control. Éramos cuatro. Recibimos armas. La cuarta persona era un médico desarmado. Cada uno tenía unos sesenta cartuchos. Yo tenía una Makarov que había conseguido durante el asalto del edificio del SBU. Empezamos a patrullar. Sobre las dos de la mañana, llegamos al puesto de control de Bylbasovka. Nos paramos a hablar con los chicos y tomar una taza de café. Era la fiesta de Pascua. La población local estaba celebrando En aquel momento no había toque de queda y se seguían celebrando fiestas en la ciudad. Había misa en las Iglesias. Cuando llegamos al puesto de control, escuchamos las campanas de las iglesias.

La radio decía que había un convoy de cuatro vehículos. Decidimos registrar los coches como grupo. Uno de nuestros soldados, Pasha Volk, se ofreció para registrar los documentos. Mis compañeros y yo le cubrimos. Yo estaba a la izquierda y mi compañero estaba a la derecha. Llegó el convoy. Volk se aproximó al conductor del primer vehículo. Hubo un disparo. Su colega disparó al aire. Después hubo un segundo disparo desde el coche. Volk cayó. Entonces me di cuenta de que eran disparos. Después encontramos un arma TT del año 37. Tomé posiciones detrás del coche, ya que todavía no había bloques de cemento en el puesto de control.

Se inició el tiroteo. Duró unos diez minutos. Informé a mis superiores de que estábamos sufriendo disparos. Hubo varias llamadas, pero los superiores dieron la orden de esperar. No teníamos suficiente munición para una batalla larga. Le di la Makarov al médico para que pudiera defenderse. Entonces estábamos tres. El otro lado nos superaba en número y estaba mejor equipado. Tenían una ametralladora y dos francotiradores “trabajando” contra nosotros. Tomé posición detrás del coche, que había de trinchera. Durante el escarceo, el médico dijo que había visto movimiento en una zanja. Le dije que abriera fuego con la pistola para impedir que el enemigo se acercara por su retaguardia. Luego resultó que este grupo mató a dos civiles que estaban en el puesto de control. La ametralladora dejó de dispararnos. Era una MG-42. En Yugoslavia la convirtieron en calibre 7,62. Como el diseño era anticuado, había que usarla de cierta manera, pero quienes la tenían no lo sabían. Así que se les atascó.

Durante el escarceo, me di cuenta de que uno de los vehículos daba la vuelta. Saqué una granada (regalo de la 25ª Brigada Aerotransportada) y se la lancé quitando la anilla. Esas granadas eran la única ventaja que teníamos frente al enemigo, que no tenía ninguna. Tenían lanza bengalas y bombas de humo. Pasó una media hora y el coche intentó avanzar otra vez, tras lo cual lancé otra granada. Entonces escuché: “un 200. Saquémoslo de aquí”.

La batalla duraba ya tres horas cuando llegó la ayuda. Un francotirador abrió fuego contra ellos desde el coche. Luego vimos que eran balas de calibre 5,56. Los francotiradores tenían material de visión nocturna. Ya habían conseguido acercarse por nuestra retaguardia y estaban a punto de superarnos cuando llegaron cinco personas a ayudarnos. De no ser por ellos no podríamos haber respondido al enemigo. Había al menos 16 de ellos contra nosotros. Éramos tres, con otros cinco que llegaron a ayudarnos. Eran hombres de nuestra compañía. Nos ayudaron a acabar con los restos del grupo. No pudieron avanzar más. Después encontramos dos coches abandonados. Llegamos a uno de ellos. Había un hombre herido que se hacía el muerto. En el futuro, la prensa ucraniana acusaría a este hombre de ser un actor ruso, pero la realidad es que le lanzaron al campo de batalla y luego lo rechazaron.

Tras limpiar, nos dieron la orden de recoger todo lo que había en los coches y quemarlo, ya que no tenía ningún valor. Encontramos dos rifles de francotirador, gafas de visión nocturna y binoculares. También encontramos material para interferir señales de comunicación. En uno de los coches encontramos unas quince tarjetas de visita de Yarosh con diferentes nombres”.

Dentista, un voluntario de Donetsk, era dentista antes de la guerra, de ahí su alias. El 15 de abril, junto al resto de voluntarios, fue a Slavyansk. También sirvió en la octava compañía.

“Al amanecer llegamos al puesto de control. Vimos dos coches quemados. La carretera estaba cubierta de cartuchos. No vimos inmediatamente los restos de ametralladora. Encontramos el taco de tarjetas. Encontramos a un soldado herido que tenía la identificación 0020 del Praviy Sektor. Era de Dnipropetrovsk y en día anterior, el 19 de abril, había cumplido años.

El comando nos dio órdenes de avanzar. Fuimos a los coches. El enemigo huía en coche, pero las ruedas estaban pinchadas. La carretera estaba cubierta de sangre. Había un rastro blanco seguido de gotas de sangre. Debieron de pararse a curarse las heridas, porque había un charco de sangre donde habían estado parados los coches. Les seguimos hasta la frontera con la región de Járkov. De haber sabido que Yarosh estaba en el convoy, les habríamos seguido hasta Járkov.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.715 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.360.138 hits
A %d blogueros les gusta esto: