Entrada actual
Economía, Sanidad, Ucrania, Zelensky

Reformas

Artículo Original: Andriy Babitsky

Podría parecer que Ucrania ya ha sufrido suficientes adversidades -la pandemia de Coronavirus, crisis económica, aumento del paro- que nadie puede controlar, pero parece que las actuales autoridades piensan que el país no ha tenido suficiente.

El 1 de abril, una fecha que no debe ser celebrada, entró en vigor oficialmente la segunda fase de la reforma sanitaria de la exministra de Sanidad Ulyana Suprun. El resultado será la reducción de financiación en toda la medicina general, el cierre de un número importante de hospitales y clínicas y despidos de personal médico. Se trata de otra gran hazaña del presidente Zelensky. Aunque en campaña prometió a los ciudadanos que, en caso de victoria, cambiaría el curso político del país, ha continuado con la línea marcada por su predecesor y la ha reforzado haciéndola aún más destructiva.

La principal característica de esta segunda fase de la reforma es el cambio de criterio para la financiación de las instalaciones sanitarias. Ahora recibirán financiación del Estado no por el número de camas disponibles o pacientes atendidos, sino solo en base a los pacientes que se han recuperado. Si el número de altas con diagnóstico “sano” es bajo, entonces el hospital se cerrará o se convertirá en una clínica de atención primaria en la que se reducirá el personal al mínimo.

Según este esquema, todas las instituciones sanitarias han de firmar un contrato con el Sistema Nacional de Salud. Solo en ese caso recibirán financiación púbica. Pero no es lo único necesario para trabajar. La segunda fase de la reforma impone una serie de condiciones obligatorias. Es preciso hacerse autónomo, es decir, cambiar el estatus económico y legal: en lugar de instituciones públicas, han de convertirse en organizaciones sin fin de lucro. Además, han de equipar los hospitales con ordenadores y conectarse a una base de datos médica conjunta, conseguir el equipamiento médico y los medicamentos necesarios y los médicos cualificados requeridos. El coste será de miles de dólares, cantidades que son absolutamente imposibles de afrontar en las clínicas de distritos rurales, que tendrán que cerrar o pasar a depender únicamente del presupuesto local.

Con el contrato con el Sistema Nacional de Salud, las instituciones sanitarias podrán contar con financiación solo para los servicios requeridos. Según la reforma, la financiación se calculará solo sobre la base de pacientes dados de alta. En el pasado, había financiación del presupuesto del Estado para cubrir los costes de las facturas, salarios y adquisición de medicamentos. Desde comienzos de este año, esa financiación se ha reducido en un 40% y el resto del dinero se obtiene del Sistema Nacional de Salud. Con estos presupuestos, se puede aguantar hasta el otoño, a partir de ahí, nada está claro. Las autoridades locales no pueden permitirse el coste de hospitales y clínicas. Las perspectivas son oscuras. Quedarán en pie solo grandes hospitales y clínicas de centros regionales, mientras que el resto están en riesgo.

La primera fase de la reforma concernía fundamentalmente a la atención primaria, médicos de familia, pediatras e internistas, mientras que la segunda afectará a especialistas. Esto incluye las consultas externas, con toda una serie de complejidades y tratamientos especializados que incluyen cirugías, y la atención hospitalaria, con la hospitalización propiamente dicha y los tratamientos que se produzcan en ella. Se ha prometido a los especialistas (cirujanos, neurólogos, etc.) que su salario se multiplicará. Pero todos aquellos que han visto las cuentas del Sistema Nacional de Salud dicen que la financiación de la sanidad es baja y que será difícil encontrar el dinero. Al mismo tiempo, el paquete también elimina de la sanidad pública varios servicios: como en muchos países occidentales, se elimina la fisioterapia y el dentista. A coste del consumidor.

El objetivo de la reforma es reducir drásticamente el número de clínicas y hospitales, que asciende a alrededor de 1800 actualmente. Este proceso lleva el solemne nombre de “optimización”. Ahora, en lugar de instituciones rurales, de distrito y regionales habrá un hospital de distrito que incluirá a varias áreas. El hospital servirá para varios distritos a la vez. Pero llegar hasta esos hospitales es complicado para muchos residentes rurales. Es fácil imaginar que, en caso de emergencia, el paciente morirá si no recibe asistencia. Habrá miles de casos así.

Por algún motivo, Ulyana Suprun odiaba los centros psiquiátricos y la atención a la tuberculosis. Frente a la opinión de muchos especialistas médicos, creía que las personas con enfermedad mental o con tuberculosis podían ser tratadas en casa, bajo la supervisión de familiares o amigos. Habló de la necesidad de eliminar esas instituciones sanitarias desde el principio de la reforma. En la segunda etapa, ese alocado sueño se ha hecho realidad: los fondos previstos para estas instituciones son tan escasos que desaparecerán por sí mismas.

Por supuesto, es sorprendente que, en medio de una epidemia, el Gobierno ucraniano no haya suspendido esta forma radical de imponer la reforma sanitaria. Está claro que, mientras dure la epidemia, no solo no se puede reducir el número de hospitales sino que debe aumentar para que no haya escasez de camas como ha ocurrido en Italia. Pero el Gobierno ucraniano está infectado con el mismo virus de Suprun y continúa el trabajo de los guerreros que se han empeñado en destrozar los pocos restos en pie del sistema sanitario ucraniano.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 22.366 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.377.532 hits
A %d blogueros les gusta esto: