Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR

Nueva normalidad

Artículo Original: Denis Grigoriuk

Hace tres días, el líder de la RPD, Denis Pushilin, firmó el Decreto Número 70, según el cual la República entraba en estado de alarma. El documento, aunque menos severo que el decretado en Moscú, va a influir en las vidas de la población de Donetsk y otras ciudades.

Al día siguiente de la publicación del decreto del líder de la República, la ministra de Sanidad de la RPD, Olga Dolgoshapko, confirmó de un tercer positivo por coronavirus. Había dado positivo en COVID-19 un hombre de 62 años que, en marzo, había regresado del territorio de Ucrania. Según el Ministerio, el estado del paciente es bueno. En el momento de la detección, tenía una décima de fiebre y no tenía ni tos ni dificultades para respirar. Su esposa se encuentra aislada y se ha contactado con su círculo inmediato. Según Dolgoshapko, han tenido que hacerse pruebas.

Estas son mis observaciones personales sobre qué ha cambiado después de la introducción de medidas restrictivas a raíz de la detección de los primeros contagios de coronavirus.

Mascarillas y transporte

Lo primero que llama la atención es el número de mascarillas. Mucha más gente se cubre la cara y lleva guantes. Sorprendentemente, la gran mayoría de aquellos que, por la calle, van cubiertos son jóvenes. Las parejas siguen caminando de la mano, pero llevan guantes y mascarillas que les tapan la boca y la nariz. Sin embargo, los lugares más populares para pasear, el bulevar Pushkin y la orilla del río Kalmius, siguen llenos de gente. En estos lugares, el número de personas con material de protección es significativamente más bajo.

Las autoridades han pedido tanto a los mayores como a las personas que hayan regresado de Rusia o de la vecina RPL que se aíslen en casa, así que es normal que las calles de Donetsk estén vacías. Pero los demás han querido disfrutar del principio de la primavera, cuando los árboles florecen y las calles de la ciudad están bañadas por los rayos del sol de abril.

Por las carreteras se ven menos coches, aunque esto se puede atribuir a que es fin de semana. El centro de Donetsk y las áreas residenciales suelen estar vacías esos días. En el transporte público también hay menos pasajeros, aunque hay más gente paseando.

Distanciamiento social

Como era de esperar, el distanciamiento social es un paso complicado. Nadie cumple con este punto del decreto del líder de la RPD. La gente pasea acompañada, sigue yendo en transporte público, donde se sientan cerca unos de otros, y espera en las colas de las tiendas. Por ejemplo, en uno de los supermercados Objor, hay un cartel que recomienda a los clientes que mantengan las distancias. El problema es que las cajas están situadas en un espacio tan pequeño que las dos están al lado la una de la otra. La distancia entre las personas no cumple con las exigencias requeridas. Hay que decir que esos supermercados utilizan equipamiento de protección para los trabajadores, aunque los clientes habitualmente ignoran las recomendaciones.

Cierre a las seis de la tarde

Los establecimientos de comidas: en este caso, todo funciona según exige el decreto. El personal lleva protección, cierran a las seis y mantienen solo abierto el envío a domicilio. Lo mismo ocurre con las tiendas en los centros comerciales. Los dependientes tienen que llevar mascarilla y guantes. Algunas tiendas han ordenado a sus empleados personalizar la protección. Por ejemplo, algunos han cosido el logotipo de la empresa en las mascarillas negras reutilizables que se han hecho tan populares en Donetsk.

Las empresas de Donetsk se han acoplado para adaptarse a las nuevas reglas. En la ciudad se pueden encontrar anuncios de fabricación de mascarillas, impresión 3D y pedidos individuales. Cualquier cosa por la que se vaya a pagar dinero. Es el principio clásico de que, si hay demanda, habrá oferta.

La ciudad se engalana

Por lo demás, la vida de la ciudad sigue igual. Los empleados de los servicios comunitarios preparan la ciudad para la primavera: pintan, barren, limpian y demás. Normalmente, estarían preparando las ciudades de la República para las fiestas, cuando todas las ciudades celebran actos solemnes dedicados al 9 de mayo. Y tampoco hay que olvidar las fiestas de Pascua, que están al llegar. Aún no se sabe cómo se celebrará la Pascua ortodoxa, pero si recordamos la recomendación de Pushilin de no acudir a actos religiosos, se puede asumir que las fiestas de este año serán algo diferentes.

2020 es un año especial: no solo es el 75º aniversario del momento en el que la bandera soviética se izó sobre el Reichstag, sino que se ha declarado el Año de la Gran Victoria. En Moscú ya hay rumores de que los eventos de mayo podrían retrasarse al otoño, pero las autoridades de la RPD aún no se han pronunciado. Así que es difícil saber si se celebrará, ya que, en esta situación epidemiológica, es difícil hacer predicciones. Las cosas cambian de un día para otro, quién sabe qué nos espera dentro de un mes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 21.849 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.353.434 hits
A %d blogueros les gusta esto: