Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Minsk, Rusia, Ucrania, Zelensky

Cinco años más

Artículo Original: Andrey Manchuk

“Servidor del Pueblo” continúa el trabajo de sus predecesores: mentir a su electorado. En su discurso en la Conferencia de Seguridad de Múnich, el presidente Volodymyr Zelensky prometió terminar la guerra en los próximos cinco años. Esas palabras han acusado cierta decepción y frustración en la sociedad ucraniana porque todo el mundo sabe que el “servidor del pueblo” ha anunciado la continuación del sin fin sangriento conflicto ucraniano. Traducido al lenguaje común, sus palabras quieren decir: os gobernaré con la guerra hasta el final del mandato como hizo Poroshenko y entonces volveré a engañaros prometiendo la paz.

Las palabras de Zelensky no han sido una gran sensación, ya que son perfectamente lógicas teniendo en cuenta sus actos. Recientemente, durante la cumbre del formato Normandía, el bando ucraniano se negó rotundamente a la oferta de retirada de tropas de toda la línea el frente, condición esencial para que termine en la guerra en Donbass. “Rusia ha propuesto una retirada de toda la línea de contacto y Ucrania no la ha aceptado. Porque no beneficia a Ucrania”, escribió un periodista presente en la cumbre citando como fuente al ministro del Interior Arsen Avakov. Esta fórmula expresa claramente la postura del Gobierno ucraniano, que pretende mantener el conflicto en la misma forma que “Servidor del Pueblo” lo heredó de Poroshenko.

Obviamente, esto es un completo engaño a los votantes que ingenuamente creyeron las promesas de Zelensky de entablar diálogo con los representantes de los territorios no controlados por el Gobierno y buscar compromisos mutuamente aceptables para llegar a la esperada paz, que es la única opción para hacer revivir Ucrania tanto en términos socioeconómicos como políticos. Eso fue lo que el equipo de Zelensky repitió todo el verano pasado, en ocasiones dándolo a entender, pero en otras abiertamente.

Pero hace tiempo que el presidente ha olvidado esas promesas al electorado y ha pasado a jugar el papel de patriota, repitiendo la retórica del partido de la guerra e intentando cumplir fielmente su programa político. El cinismo del poder ofende, como es natural, a muchos de sus seguidores, muchos de los cuales dieron a Zelensky su decisivo voto con la esperanza de que cambiara la dirección del Estado ucraniano. Ahora se ven utilizados, engañados. Y eso se refleja en los índices de popularidad de los “servidores del pueblo”, que caen y que sufrirán un impacto en las próximas elecciones locales.

Sin embargo, me gustaría ir contracorriente y decir algunas palabras en defensa del presidente ucraniano. Al fin y al cabo, Volodymyr Zelensky no ha hecho nada más que seguir a sus predecesores: los cinco anteriores líderes de Ucrania.

Leonid Kravchuk prometió proteger los derechos de los ciudadanos rusos y mejorar el bienestar de los ucranianos, que habían caído en el abismo del desastre económico. Kuchma inteligentemente se presentó a sí mismo ante los votantes como una alternativa similar a Lukashenko y expresó su determinación por acabar con la salvaje privatización y restablecer las rotas relaciones económicas con Rusia. Sin embargo, lo que hizo fue siempre favorecer a Estados Unidos y se emparentó con la oligarquía en lo personal y en lo político.

“Los fuertes protegen a los débiles. Los ricos ayudarán a los pobres”, aseguró a sus seguidores el tercer presidente de Ucrania, Viktor Yuschenko apelando por los corazones de quienes no tienen nada. El fallido mesías patéticamente habló al país de unidad entre este y oeste, pero su llegada al poder estuvo marcada por la profunda división social y abrió la puerta a las victoriosas marchas de la extrema derecha nacionalista ucraniana. El país se empobreció aún más, ahogado por el intento de sostener el caos de los noventa.

El presidente Yanukovich tampoco fue una excepción. Sus promesas de revivir el país fragmentado y robado por la revolución naranja quedaron en el olvido inmediatamente después de las elecciones y la corrupción floreció como en los viejos tiempos. Borrachos de poder, los regionales siguieron flirteando con la Unión Europea y Estados Unidos, obteniendo préstamos occidentales para ganar influencia y siguió en ascenso el poder de los nacionalistas. Nada de eso les salvó del deshonroso colapso.

Después llegó Poroshenko, que también se presentó ante los votantes como el presidente de paz, prometiendo que acabaría la guerra en horas. Y, lo que es más importante, contribuyó a fomentar el conflicto para utilizarlo en beneficio propio.

“No es ningún secreto que el nuevo presidente está en prácticamente la misma situación que estaba hace cinco años Poroshenko. Y le ha votado la misma gente que una vez vio en el rey del chocolate una alternativa a los agresivos halcones nacionalistas y que ingenuamente creyeron que el pragmático empresario que tenía una fábrica en Lípetsk [Rusia] sería capaz de llegar a un compromiso con los oponentes de Maidan y probablemente con el Kremlin. Como saben, Poroshenko hizo exactamente lo contrario y lo hizo basándose en la lógica del empresario pragmático: minimizar riesgos y maximizar beneficios. Sabía que los intentos de diálogo para la paz causarían resentimiento entre los radicales patriotas, los liberales y Occidente, lo que podría llevar a otra crisis o a un nuevo golpe de los nacionalistas. Sin embargo, con la continuación del conflicto interno y la guerra, esas fuerzas le apoyaron. Además, la guerra ayudó a atribuir al conflicto los costes de las políticas antisociales, a criminalizar la protesta y capitalizar todo tipo de tramas en la sombra, que siempre aparecen en la rica economía corrupta militar.

No hay ningún motivo para esperar que Zelensky opere de una forma especialmente diferente. Toda su retórica de la OTAN, Tomos [la independencia de la iglesia ortodoxa ucraniana-Ed] y Donbass cuenta una historia diferente, pero en realidad no son más que eslóganes suavizados del Gobierno de Poroshenko. El Departamento de Estado no tiene motivo alguno para preocuparse tras el cambio de liderazgo en las élites ucranianas porque se mantendrá el statu quo creado como resultado de Maidan. E incluso habrá un nuevo ímpetu de poco realistas expectativas de actualizarlo”, advertimos en abril del año pasado, inmediatamente después de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales y la consiguiente euforia que se creó en Ucrania.

Zelensky engañó al 73% del electorado, pero eso no ha traído nada nuevo a la tradición de mentira y engaño que la élite ucraniana lleva treinta años practicando. Los intereses de la clase política de Ucrania, que define la línea política del poder, siempre son contrarios a los intereses de la mayoría de la población. Quienes esperaban del Estado seguridad social, estabilidad y desarrollo, paz y democracia y una política independiente en la cuestión internacional han obtenido, en cambio, el retorno del saqueo de la privatización, créditos que esclavizan y corrupción bajo el denominador común de la psicosis nacionalista.

Tras recibir los votos de los ingenuos electores, los políticos pasan a olvidar sus promesas porque las masas nunca tienen forma de contrarrestar al Gobierno, algo que solo es posible con grandes movimientos sociales de masas, partidos de izquierdas y sindicatos fuertes. Así que, en cada ocasión, el presidente de Ucrania ha entendido el país como un territorio conquistado que saquear y luchar por el siguiente mandato. Es lo que pretende hacer durante estos cinco años Zelensky.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

febrero 2020
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.750 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.372.104 hits
A %d blogueros les gusta esto: