Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Economía, Ejército Ucraniano, Ermak, LPR, Rusia, Ucrania, Zelensky

Vacías promesas

Artículo Original: Andriy Babitsky / Ukraina.ru

Antes de la guerra de 2008, el presidente georgiano Mijail Saakahsvili trató de crear una especie de oasis de incalculable prosperidad en los territorios georgianos adyacentes a Tsjinvali [capital de Osetia del Sur]. Se trataba de la localidad de realojo Tamarasheni, principalmente habitada por georgianos, en la que se invirtieron grandes cantidades de dinero.

En un breve periodo de tiempo se trabajó en la reconstrucción, se construyó una gran escuela, un edificio administrativo, un centro de ocio, el cine más grande de Georgia y una tienda de electrónica: “Electrónica de élite”. Para una localidad con una población inferior a los 4.000 habitantes, tanto lujo parecía un exceso.

Los cálculos de Saakashvili fueron extremadamente simplistas. Se puede incluso decir que fueron una estupidez. Los residentes de Tsjinvali debían mirar a sus vecinos y sentir una constante envidia de ver cómo las autoridades georgianas cuidaban de sus ciudadanos. Sin embargo, en Osetia del Sur eran perfectamente conscientes de que esas muestras de prosperidad eran un artificio creado específicamente para ellos y que el nivel de vida de la mayoría de los residentes en Georgia no tenía nada que ver con las condiciones creadas en Tamarasheni.

Pero el principio de este completamente alocado sueño de impresionar a los rebeldes con prosperidad económica no ocurrió en Georgia sino en Moldavia. Allí, a principios de los años noventa del siglo pasado, soñaban con que el milagro económico haría que Transnistria rogara volver a Moldavia. Pero el milagro no se produjo. Moldavia sigue siendo uno de los países más pobres de la antigua Unión Soviética. En Georgia, las cosas están algo mejor, pero no mucho.

Ahora es el equipo de Zelensky el que sigue ese camino y se permite prometer construcciones utópicas y planear grandes proyectos. Lo gracioso es que esos planes parecen haberse creado durante una reunión con el nuevo jefe de la Oficina del Presidente. Andriy Ermak tiene planes serios, aunque no vayan a salir, para el futuro. Se dará a Donbass una economía moderna y eficiente.

“Tenemos que hacer que Donbass pase de ser un lugar hoy en todas partes asociado a la guerra a hacer de él una región que verdaderamente florezca. Donde se desarrolle la economía. Hay ese sueño. Tras la guerra, realmente queremos hacer que sea un centro económico moderno. Que utilice nuevas tecnologías, nuevas empresas. Es nuestro territorio y merece una segunda vida”, afirmó.

Pero eso no es todo. En Ucrania también hay brillantes horizontes de desarrollo económico. Esto es lo que se dice al respecto: “nuestro deseo es garantizar que Ucrania se convierta en una Meca de la inversión. Así que tenemos previstos pasos específicos del programa para hacerlo. Los gobernadores han recibido la tarea. Así es el Gobierno de Ucrania. Todos estamos involucrados en el programa de desarrollo de inversiones”. Es verdad. Si quieres hacer de tu país una “Meca de la inversión”, da instrucciones a los gobernadores de las regiones y otros oficiales. Y alguien te entregará esa “Meca” en bandeja de plata en algún momento.

Los humoristas del entorno de Zelensky no quieren comprender que Donbass no puede verse ni se verá como objeto de preocupación por parte de Ucrania [el Ejército Ucraniano aún continúa bombardeando la línea de contacto con ese territorio que Ucrania dice que debe “florecer”-Ed]. Pero no es solo que el desarrollo económico del país que ha destruido el legado soviético y que aún está corroída por la corrupción sea difícil de creer (sus opciones con más o menos las mismas que las de Moldavia), sino que incluso si asumimos que el genio económico que es el presidente de Ucrania llegue a mejorar estratosféricamente la economía, eso no va a cambiar.

Las dos Repúblicas Populares no quieren nada que venga de las manos de quien dice que “Ucrania es lo contrario a Rusia”. Se consideran parte del mundo ruso y quien niegue la existencia de esa cultura o, peor aún, quien califique ese territorio como enemigo inmediatamente se convierte en un extraño o, en el campo de batalla, en el oponente. Es curioso que Ermak considere vergonzoso analizar las causas del conflicto en Donbass. Con su simplistas palabras sobre hacer que “la región florezca”, la idea parece un sinsentido y su autor, un bufón.

Si la RPD y la RPL consiguen un gran avance económico no será gracias a Kiev. Ya se ha acordado un programa de desarrollo, que debería llevar a las Repúblicas a un nivel de bienestar similar al de la región de Rostov en dos años. Y en ese tiempo, habrá en las tiendas de Donetsk y Lugansk rublos rusos en lugar de grivnas ucranianas. Y creo que los diferentes actores son perfectamente conscientes de ello. Pero la situación obliga, de alguna manera, a entretener a la audiencia con promesas que tienen tantas posibilidades de cumplir como esperanzas de crear una aeronave espacial ucraniana.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

febrero 2020
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.736 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.373.037 hits
A %d blogueros les gusta esto: