Entrada actual
Donbass, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Rusia, Ucrania

“No podía no venir”

Artículo Original: Kristina Melnikova / EADaily

A finales de diciembre del año pasado, se produjo el gran intercambio de “prisioneros de guerra” entre Donbass y Ucrania que Kiev se vio obligado a aceptar bajo presión rusa en la cumbre del formato Normandía. En el intercambio se liberó a decenas de prisioneros políticos y prisioneros de guerra. Algunos de los prisioneros entregados por Ucrania son personas que habían sido retiradas de las listas en ocasiones anteriores. Entre ellos había ciudadanos rusos a los que Kiev ha utilizado como “prueba” de la participación rusa en el conflicto armado en Donbass y ciudadanos de Ucrania detenidos por el nuevo Gobierno a causa de sus ideas.

También fue puesto en libertad el brasileño Rafael Lusvarghi, que llegó a Donbass en 2014 junto a otros antifascistas de América Latina. EADaily ha tenido la ocasión de hablar en exclusiva con Lusvarghi, el voluntario Ruslan Hajiyev y el preso político Victor Kalanov, condenado a 13 años de prisión supuestamente por tratar de traficar armas a Mariupol. Fueron entregados a la RPL y ahora se encuentran en hospitales en Lugansk, donde están siendo sometidos a chequeos médicos y reciben la asistencia médica necesaria tras largos años de cárcel.

Rafael Lusvarghi llegó a Donbass en 2014. Parece mucho más joven de lo que dice su edad, un hombre con ojos brillantes y que aún parece joven a pesar de haberse endurecido con su experiencia militar. Lusvarghi se encuentra en un momento de búsqueda espiritual. En Ucrania, tras ser temporalmente puesto en libertad (tras ser identificados errores procedimentales en el caso), fue abandonado a su suerte por la embajada de Brasil y vivió en un monasterio ortodoxo hasta que los “periodistas” ucranianos dieron la alerta a los nacionalistas [que lo capturaron, humillaron y arrastraron y entregaron a la policía para que volviera a ser encarcelado-Ed]. Ahora prefiere no relacionarse con la prensa, pero aceptó tener una breve conversación

Rafael, ¿por qué viniste a Donbass?

En 2014, no había otra forma de ayudar que no fuera con las armas en la mano. En Ucrania hubo un golpe de Estado en el que participaron Nazis, que tomó el poder y pasó a culpar de todos los problemas de Ucrania a Rusia. Es una mala explicación. No entiendo cómo la gente se la pudo creer. Es más, Poroshenko estaba atacando a sus propios ciudadanos. Es suficiente recordar lo que pasó el 2 de mayo, cuando los nacionalistas atacaron a las personas que se habían refugiado en la Casa de los Sindicatos.

¿Llegaste a Donbass desde Brasil?

Estudié en la escuela médica de Kursk, pero llegué a Donbass desde Brasil.

Puede que en Brasil no mucha gente sepa qué pasa aquí.

Creo que son bastantes. Todos mis amigos sabían que había una guerra en Donbass, me siguieron a Donbass, llegué aquí con un grupo de brasileños. Pero aquí no solo lucharon brasileños, también españoles, alemanes, italianos.

¿En qué división estuviste?

Llegué con ayuda de un amigo de Rostov y, ya en Donbass, enseguida me encontré con Prizrak.

¿Cómo era Mozgovoy como comandante?

Una gran persona. Pero personalmente no le conocí mucho, solo hablé con él una vez, cuando estábamos en Vergulevka.

¿Qué impresión te dio Donbass entonces?

Aquí la gente es abierta y espiritual.

Eres latinoamericano. ¿Cuál es tu modelo, puede que el Che Guevara?

Sí, el Che Guevara. Nosotros le respetamos. Al menos gran parte de la gente.

¿Y de la historia rusa?

Alexander Nevsky. Pero la historia rusa tiene demasiados ejemplos para recordar en un momento.

¿Cómo consiguieron que volvieras a Ucrania?

Fue en junio de 2016, cuando recibí una oferta para trabajar como guardia de seguridad en un barco a través de una empresa que había visto en internet. Antes de salir, hablé con representantes de la empresa, con un abogado en Brasil y con la embajada ucraniana y todos dijeron que no habría problemas, que todo estaba bien, que nadie me buscaba, que no había orden de captura de Interpol. El derecho internacional estaba de mi lado…

¿No te has llegado a arrepentir de venir a Donbass?

No, no me arrepiento. En aquel momento no podía no venir.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 22.067 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.339.063 hits
A %d blogueros les gusta esto: