Entrada actual
Alto el fuego, Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Minsk, Ucrania

Diferentes estrategias, un mismo objetivo

En las últimas semanas, especialmente desde que se produjo la retirada de armamento de Stanitsa Luganskaya, primer avance en el proceso de Minsk en varios años, el equipo de Zelensky ha comenzado a esbozar su estrategia para Donbass, especialmente en lo que respecta al aspecto diplomático y mediático de su intento de recuperar los territorios perdidos realizando el mínimo de concesiones políticas. A juzgar por sus actos y las cada vez más habituales declaraciones de los diferentes ministros y otras personalidades cercanas al Gobierno, el objetivo de la nueva administración no difiere en exceso del de la anterior: tratar de imponer la interpretación ucraniana de los acuerdos de Minsk y conseguir concesiones de Rusia (es decir, de la RPD y la RPL), especialmente conseguir una fuerza de paz internacional que recupere para Kiev el territorio y el control de la frontera con la Federación Rusa. A cambio, Ucrania ofrece lo mismo que ofrecía la administración Poroshenko (generalmente a través del ya dimitido Kurt Volker): vagas promesas futuras de un estatus especial sin concretar y de escaso contenido político que no sería incluido en la Constitución.

A pesar de compartir objetivos y de tener una visión muy similar del enemigo, Rusia, las dos administraciones difieren en su estrategia para conseguirlo. Si la estrategia de Poroshenko era dejar pasar el tiempo y dilatar al máximo cada proceso de negociación, la administración Zelensky ha optado por un impulso que busca acelerar el proceso. En ambos casos se buscan concesiones del otro bando, aunque con métodos diferentes. Poroshenko esperaba que el tiempo hiciera aumentar para Rusia los costes de tener que apoyar a Donbass, con lo que podría obtener concesiones de Moscú. En busca de sanciones contra Rusia, Poroshenko repetía regularmente la idea de la amenaza rusa y la posibilidad de reanudación de la guerra.

Si bien hace varios años que los bombardeos son una herramienta de utilidad política -una forma de presión al otro lado- más que militar, esa posibilidad es también parte de la estrategia de Zelensky. Por medio de su ministro de Asuntos Exteriores, el Gobierno de Zelensky trata de utilizar la posibilidad (inexistente en realidad) de ataque ruso para exigir a sus aliados apoyo contra Moscú. El objetivo no es, esta vez, buscar más sanciones contra Rusia, sino amenazar a sus aliados con abandonar el proceso de Minsk. La excusa es siempre la misma, la posibilidad de un ataque ruso, aunque la amenaza es ucraniana. Desde el inicio, las Repúblicas Populares han mostrado su absoluto compromiso con el proceso de Minsk -excesivo a ojos de muchos ciudadanos de Donbass- y es un hecho que, desde hace varios años, los únicos avances que se han producido en el frente han sido ucranianos. El riesgo militar para Ucrania es, en estos momentos, inexistente. Sin embargo, sigue siendo útil para presionar a sus propios aliados, a los que el ministro Pristayko advierte de la necesidad de una cumbre del cuarteto de Normandía como “última opción honesta” para evitar una nueva guerra. Ucrania busca así garantizarse esa cumbre aunque no se llegue a cumplir con las condiciones exigidas para ello: pese a varios intentos, Ucrania aún no ha retirado las tropas de Zolotoe y Petrovsky, prerrequisitos para la celebración de la cumbre de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania.

Mientras tanto, Pristayko continúa intentando presionar a sus aliados europeos contra Rusia. Así lo recogía Antifashist:

El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Vadim Pristayko, exige a la Unión Europea que presione a Rusia, ya que, de lo contrario, existiría la amenaza de una nueva escalada de violencia en la región. El ministro ucraniano, en conversación con los periodistas, apeló a la Unión Europea a “apretar” a Rusia y lograr así la reconciliación en Donbass. De lo contrario, según el ministro, los enfrentamientos podrían alcanzar un nuevo nivel intensidad.

Pristayko afirma que se exige a Kiev “ciertos pasos bastante dolorosos que causan protestas de una parte de la sociedad” y que si la Unión Europea no “arrima el hombro a Ucrania”, todo puede “quedar en el aire”.

“Porque, si no aprietan a Rusia ahora, la situación vuelve al estado de confrontación militar, es decir, comenzarán a construirse barricadas otra vez”, afirmó el ministro. Pristayko insistió también en que Ucrania espera de Rusia “pasos hacia la recuperación de la soberanía en los territorios ocupados”.

La semana pasada, Pristayko había planteado que Ucrania imagina tres posibles escenarios para los próximos meses en Donbass. El primero de ellos era recuperar los territorios de Donbass a través de la implementación de los acuerdos de Minsk (se entiende que en la interpretación que de ellos hace Ucrania). Pero la vigencia de los acuerdos de Minsk termina, como cada año, el 31 de diciembre. Ante la necesidad de extenderlos de nuevo, Ucrania advierte de que existen otros escenarios posibles. Así los resumía Antifashist:

Según el ministro de Asuntos Exteriores, si resulta que el presiente ruso Vladimir Putin “no hace nada” en Minsk y los aliados de Ucrania “no pueden obligarle a hacer avances”, el presidente Zelensky “tendrá que decir sinceramente a los ucranianos que no podemos seguir en este camino y que nadie puede ayudar” y entonces habrá que pasar a otros escenarios.

Una de las opciones que planteó Pristayko es “sacrificarlo todo para reforzar el ejército y esperar al próximo ataque” y trabajar para organizar una misión de paz de Naciones Unidas [que debe aprobar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, donde Rusia tiene poder de veto-Ed] “entre nosotros [en la frontera] y, como mejor opción, en todos los territorios ocupados”.

Según el ministro, otro de los caminos posibles es el ejemplo de Chipre: congelar el conflicto, cese completo de cooperación con Rusia según el principio de “mejor una mala paz que una buena guerra”.

Como ya hiciera la administración de Poroshenko, Ucrania continúa utilizando la guerra o la amenaza de guerra como herramienta: una herramienta política y un castigo colectivo contra las zonas del frente de Donbass y una herramienta diplomática para conseguir sus objetivos.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.582 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.324.198 hits
A %d blogueros les gusta esto: