Entrada actual
Donbass, DPR, Intercambio prisioneros, LPR, Prensa, Propaganda, Rusia, Ucrania

Abuso de la justicia

Artículo Original: Komsomolskaya Pravda

Todos comprendían que el editor-jefe de RIA Novosti Ukraina Kiril Vishinsky, detenido desde hace más de un años, no iba a ser puesto en libertad. Incluido el propio Kiril. El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, dejó claro que antes de las elecciones legislativas no iba a tomar pasos arriesgados. De hacerlo, todos los nacionalistas se unirían, harían ruido y parte del electorado de Zelensky votaría al partido de Poroshenko. Y Zelensky no podía permitir eso.

Por la mañana, apenas unas horas antes de la vista de Vishinsky, Zelensky afirmó que Vishinsky podría ser intercambiado. Por ejemplo, por el terrorista Oleh Sentsov, condenado en 2015 por preparar actos terroristas en Crimea. En Kiev sigue habiendo carteles con la inscripción “Libertad para Sentsov”.

Entro al edificio de la corte Podolsky de Kiev. Hay un grupo de periodistas, pero prácticamente no hay policía. Ni siquiera los nacionalistas y el Praviy Sektor se han molestado en venir. Por comparar, el lunes pasado (el día que originalmente tenía que celebrarse la vista, pospuesta al viernes por la ausencia de uno de los jueces) el edificio estaba rodeado por varias docenas de oficiales de policía. Estaban junto a una furgoneta del ejército. Se reunieron los nacionalistas. Algunos hombres ondeaban banderas y exigían que Vishinsky continuara en prisión. Se esperaban provocaciones. Todos estaban convencidos de que Vishinsky saldría en libertad. Al fin y al cabo, el Tribunal Constitucional de Ucrania acababa de decretar que no es obligatoria la prisión preventiva en los casos de traición (artículo por el que se juzga a Vishinsky).

La Fiscalía exigió que Vishinsky continuara en prisión. En su opinión, Vishinsky debería recibir una sentencia de, al menos, quince años o ser intercambiado con Rusia. Por ejemplo, que se intercambie a Vishinsky por los 24 soldados ucranianos detenidos en el estrecho de Kerch. Peor, pese a todo, la Fiscalía decía que esperaba que Vishinsky pudiera salir en libertad. Aunque todo era mentira.

“Probablemente, el lunes se cambie la fecha y sea puesto en libertad después de las elecciones”, decían los periodistas que se congregaron en la sala.

La detención de Vishinsky tenía que ser renovada o terminaría el 22 de julio. Todos los periodistas que conocen personalmente a Vishinsky con los que pude hablar lo admiten: Kiril es una persona decente, un profesional que no es culpable de nada.

Empieza la vista. La sala está abarrotada, apenas puedo entrar. El Fiscal pide la prolongación del arresto por otros 60 días. Dan la palabra de Kiril, que asegura que es el más interesado en que el tribunal establezca la verdad y pide ser puesto en libertad bajo palabra. “Soy consciente de la severidad del castigo en estos casos (alta traición). Pero no hay ninguna evidencia de que haya cometido ese crimen. No voy a ir a ninguna parte, quiero justicia. He escuchado que quieren intercambiarme, pero no soy un objeto para que me puedan intercambiar”, afirma Kiril.

Vishinsky también deja claro que quiere continuar con su actividad profesional tras ser puesto en libertad. Los jueces (hay tres magistrados) anuncian que se retiran a deliberar. Se ausentan durante media hora. Los representantes de la Fiscalía permanecen en la sala, parecen contentos. Kiril está sentado, con la cabeza baja. Es evidente lo cansado que está. Regresan los jueces. Informan de que se prorroga la prisión preventiva de Vishinsky otros dos meses, hasta el 19 de septiembre.

“Kiril, ¿lo esperabas?”, le gritan los periodistas a Vishinsky. “Espero cualquier cosa. Estoy preparado para lo que sea”, contesta con tristeza Kiril. Pero todo se ve en su cara, no puede creer que vaya a pasar otros dos meses en prisión. No quiere creerlo.

“¿Quieres decir algo sobre el intercambio?”

“No sé nada sobre eso. Es lo mismo que decía el anterior Gobierno, quería hablar de intercambiarme”, responde Kiril.

Aunque no quiera creerlo, con la llegada de Zelensky al poder, Vishinsky sigue siendo el mismo peón que utilizar en el juego político. “¿Estás dispuesto a seguir trabajando como periodista?”, vuelven a preguntar los colegas ucranianos. Parece que no ven que Vishinsky ve que lo que está ocurriendo es un absurdo. “Estoy en la cárcel. ¿De qué estás hablando?”, pregunta Kiril.

Salgo a la calle. De la ventana de uno de los edificios, un idiota grita “¡Libertad para Yury Detochkin!”. La gente responde con risas. Sacan a Kiril del edificio. El lunes pasado, se lo llevaron en un furgón policial con grandes ventanas. Hoy, en un camión sin ventanas.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Red News (Español) | Protestation - 23/07/2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.619 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.309.066 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: