Entrada actual
Donbass, Donetsk, Ejército Ucraniano, Minsk, Ucrania, Uncategorized, Zaitsevo

Zaitsevo: la tregua que nunca fue

Artículo Original: EaDaily

La localidad de Zaitsevo está situada en las afueras de Gorlovka y es ahí donde se encuentra ahora la línea de demarcación: una parte del pueblo está controlada por la milicia popular de la RPD y la otra, por el Ejército Ucraniano. La atmósfera aquí siempre es inquietante, el silencio parece oprimir y puede romperse con un inesperado bombardeo. La vida de los militares y los civiles está marcada por el fuego de los francotiradores. “Es probable que no vayamos hoy a nuestras posiciones, es demasiado peligroso, el enemigo ha intensificado el fuego de los francotiradores. Solo pasearemos por el pueblo”, nos advierte nuestro guía militar. Sin embargo, al final, aprovechando un breve silencio, nos acercamos hasta el famoso colegio de Zaitsevo, que posiblemente se haya convertido ya en un símbolo de la defensa de Gorlovka. El colegio fue bombardeado por el Ejército Ucraniano desde muy cerca, fue evacuado y solo entonces la milicia lo tomó. Ocurrió en los primeros compases de la guerra.

La estepa que queda detrás del colegio ahora parece completamente pacífica, hay un ligero tono a verano. Pero la calma es engañosa: ahí están las posiciones de tiro, el equipamiento y el personal del enemigo y es desde ahí, desde la estepa, desde donde dispararon los tanques ucranianos que han dejado esos gigantes agujeros en las paredes del colegio de Zaitsevo. “Nos dispararon en mayo con tres tanques”, explica uno de los soldados apuntando la mirada a las paredes destruidas. “Nos dispararon con tanques que vinieron por la estepa”.

“¿Pueden vernos desde el otro lado?”, pregunto mirando alrededor de las ruinas del patio del colegio. Como respuesta obtengo un sí con la cabeza. En mi cabeza imagino unos ojos que siguen cada uno de nuestros movimientos. Quiero esconderme detrás del monumento a los soldados soviéticos, que milagrosamente ha sobrevivido aquí tras años bajo el fuego de artillería (ha sido reparado y pintado varias veces en los últimos años-Ed). Los dos inmortales soldados de piedra del pasado están ahí, como para proteger, animar y mostrar el ejemplo de la importancia de la lucha de esos hombres que, con su sudor y su sangre, han mantenido la defensa de este colegio.

Pero incluso estas personas, que durante la guerra se han acostumbrado a tantas cosas, tienen miedo de vez en cuando. “Hay muchos momentos de miedo, solo los tontos nunca tienen miedo. Cuando apuntan los tanques, cuando disparan proyectiles de 120mm, todo da mucho miedo”, responde Roman, alias Matis, cuando se lo pregunto.

Denis, Mongol, que llegó a la milicia en 2014, se dedicaba a algo que nada tiene que ver con la guerra, como la mayoría de los chicos que se alistaron entonces para proteger Donbass. En una vida pasada había sido mecánico. Me intereso por saber cómo se adaptó rápidamente a la vida de la guerra. “Bueno, primero hice el servicio militar, así que tenía algún entrenamiento militar. Reciclarse es muy fácil. Aquí, en la guerra, comprendes rápidamente la regla principal: o tú o a ti”.

Por el momento, el frente está tranquilo y los hombres pueden descansar. Es el día a día de estas posiciones. La cazuela hierve, preparan la comida, los perros duermen tranquilamente y solo maúlla un gatito que ha no encuentra a su madre y grita en busca de atención paseándose entre las ruinas del colegio.

Sin embargo, como dicen los soldados, por la tarde la guerra llega aquí por su propio pie: comienza el bombardeo. El Ejército Ucraniano dispara primero, ya que la milicia popular de la RPD tiene estrictas órdenes de cumplir el alto el fuego. “Disparan con lanzagranadas, blindados, mortero de 120mm, ametralladoras pesadas y, a menudo, trabajan los francotiradores”, enumera el soldado para un vídeo de mis compañeros de Donetsk sobre la actual situación del frente. “En el tiempo que llevo aquí, no se ha cumplido la tregua”.

“¿Cuánto tiempo lleváis aquí, sin cobertura? En serio, terminad ya. El segundo piso es un lugar peligroso”, insiste otro soldado a nuestro alrededor. En el segundo piso de lo que fuera un colegio, paseando para terminar la grabación, observo restos de carteles con el himno ucraniano mezclados con los restos de ladrillo, un mapa de Ucrania, dibujos, fichas con ejercicios de lengua ucraniana que nunca se completarán. El gato sigue corriendo por los pasillos. Siempre hay gatos en las posiciones del frente: no solo ayudan a hacer más soportable la vida diaria en el frente, también lidian con los roedores que invaden las trincheras y posiciones de la estepa cuando llega el frío.

Por suerte, el día ha sido bastante tranquilo, a excepción de un breve tiroteo que comenzó a pleno día. Junto al colegio se ven las pruebas de la “tensa situación en el pueblo de Zaitsevo, en la línea de contacto”: nuevos cráteres causados por recientes bombardeos y nuevos restos de proyectiles encajados en la tierra.

La línea del frente llegó a las afueras de Gorlovka en 2014. “Mientras estábamos luchando en Slavyansk, Gorlovka estaba relativamente tranquila, era considerada una base en la retaguardia. Cuando la milicia abandonó Slavyansk y se refugió en Donetsk, la guerra llegó a Gorlovka. Las fuerzas ucranianas tomaron el aeropuerto de Donetsk, pero no se atrevieron a ir directamente a Donetsk, pensando que podrían tomarla a base de rodear la ciudad por el norte y por el sur. Si se compara el norte y el sur, la ruta al norte de Donetsk, que pasa por Gorlovka, es la más corta. Además, Gorlovka conecta con Yasinovataya, donde se encuentra uno de los dos nudos ferroviarios más importantes en Donbass. Tomar Gorlovka abriría el camino al Ejército Ucraniano a Yasinovataya y, en ese caso, el personal, munición y equipamiento podría transportarse en tren”, explicó nuestro guía, Georgy Medvedev miembro del servicio de prensa de la milicia popular de la RPD.

Según explica, el frente en la zona de Gorlovka estuvo descompensado durante mucho tiempo, lo que dificultó su defensa. “Desde Mayorsk penetraban en nuestra defensa y consiguieron tomar algunos puestos. Y en junio de 2014 comenzó una feroz lucha en la propia ciudad. Bajo la cobertura de artillería e incluso de aviación, hicieron desaparecer de la faz de la tierra varias calles y entonces intentaron avanzar con infantería. Tras el primer acuerdo de Minsk, que, por supuesto, el Ejército Ucraniano no cumplió, los bombardeos persistieron. A finales del verano, los golpes no apuntaban a las posiciones de la milicia, sino por toda la ciudad. Mucha gente murió en esos días, hubo un bombardeo en una parada de autobús, en el mercado…Se hizo evidente que no había tregua y entonces nuestro comando nos envió al frente de Gorlovka. Justo antes de que el Ejército Ucraniano perdiera Ilovaisk y la lucha más fuerte se trasladara aquí. Con eso conseguimos estabilizar el frente y empujamos al enemigo lejos de la ciudad. Han hecho varios intentos de avanzar, pero en general la situación se ha estabilizado”.

Como recuerda Georgy Medvedev, a finales del año pasado, el Ejército Ucraniano tomó las localidades de Gladosovo y Metalist, en la “zona neutral”, infringiendo los acuerdos de Minsk. “Una preciosa mañana, los residentes locales se despertaron y se encontraron con la llegada del Ejército Ucraniano. En una noche de niebla avanzaron en la zona neutral, ocuparon dos pueblos y bloquearon la carretera. Los residentes tienen prohibido viajar en coche por las carreteras y la gente que huyó de la ocupación tuvo que hacerlo con lo puesto, en bicicleta por las carreteras heladas. El Ejército Ucraniano sigue sin admitir que era la zona neutral. Siguen diciendo que había fuerzas nuestras y que tomaron los pueblos tras una batalla”, explica Georgy.

En la primavera de este año, Ucrania volvió a intentar romper las defensas de Gorlovka, en esta ocasión con una táctica diferente. “Intentaron penetrar con pequeños grupos, enviaron grupos de reconocimiento, pero no funcionó. Entonces el Ejército Ucraniano sufrió muchas bajas. A finales de primavera, hicieron un intento en el distrito Nikitovsky, a cinco minutos de la línea del frente”.

Durante varias semanas, el Ejército Ucraniano atormentó a los residentes de los suburbios de Gorlovka con bombardeos diarios. Más adelante se dijo que habían entrado en la ciudad. Esa misma tarde, visité el distrito Nikitovsky, en las afueras de Gorlovka, que supuestamente estaba ya bajo control ucraniano. La población me explicó que había tenido miedo de volver a casa después del trabajo en la ciudad, ya que esperaban encontrarse con tropas enemigas. Pero el intento de penetrar en la ciudad había fracasado. Entonces, Alexander Zajarchenko dio orden de abrir fuego de respuesta y los resultados fueron evidentes al ojo humano: el humo salía de las posiciones desde las que el Ejército Ucraniano había lanzado los ataques de artillería.

Tras el fracaso en dirección a Gorlovka, el Ejército Ucraniano se concentró en el sur. Sin embargo, Gorlovka sigue siendo uno de los principales objetivos de un posible ataque. Zaitsevo se ve más golpeado que el resto de distritos de las afueras de la ciudad porque está situado directamente en la línea del frente y, como ya hemos dicho, está dividido por la línea de separación. Aquí, la distancia entre las tropas es mínima. La media es un kilómetro, pero es muy inestable. “Cuando Ucrania intentó avanzar esta primavera y a principios del verano sobre Gorlovka, la distancia se redujo a doscientos metros”, explicó el representante de la milicia popular de la RPD.

No solo Zaitsevo se ve sometido a los ataques, sino también otras localidades del frente en las afueras de Gorlovka, como el pueblo de la mina Gagarin, la mina 6/7, Golmovsky…la población se ve obligada a convivir con la realidad del frente y viven constantemente bajo el fuego. “En dirección a Gorlovka, desde las posiciones de la 72ª Brigada Mecanizada han disparado con lanzagranadas, ametralladoras pesadas y armas ligeras contra Zaitsevo”, se podía leer en el parte de guerra del 3 de octubre. Por desgracia, no hay duda de que la localidad volverá a aparecer en los informes militares. Pero sigue ahí la esperanza de que los defensores de la ciudad y sus residentes aparezcan lo menos posible en esos partes de guerra.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.272 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.235.901 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: