Entrada actual
2 de mayo, Euromaidan, Fascismo, Fútbol, Golpe de Estado, Maidan, Nacionalismo, Odessa, Uncategorized

Nada fue casual

1456936871_9139Cuatro años después de que medio centenar de personas murieran en el incendio provocado en la Casa de los Sindicatos, donde se habían refugiado del ataque de grupos fascistas y nacionalistas, todos los datos que producen las escasas investigaciones de las autoridades apuntan a que no hubo nada de accidental ni en el ataque ni en la pasividad de las autoridades de la ciudad y sus fuerzas policiales.

Al igual que sucediera en otras ciudades del sur y el este de Ucrania -principalmente en Járkov, Donetsk y Lugansk- la victoria de Maidan supuso en Odessa la irrupción de protestas contra el golpe de Estado que había vencido en Kiev. Durante semanas, las protestas se consolidaron en esta estratégica ciudad del sur del país -especialmente importante como puerto de entrada de mercancías a Ucrania- y el movimiento de resistencia pacífica se plasmó, no solo en manifestaciones sino en un pequeño campamento organizado en el que los activistas de diferentes signos políticos recogían firmas para un referéndum sobre la federalización del Estado.

Incómodo por encontrarse en una ciudad con escaso apoyo a la ideología nacionalista que trataba entonces de implantar el nuevo Gobierno, por la organización y por las posibilidades que tenía de suponer un problema para la nueva Ucrania, disolver ese movimiento se convirtió en una de las prioridades de personas como Andriy Parubiy, en aquel momento presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania. Su presencia en Odessa días antes del 2 de mayo de 2014 para entregar chalecos antibalas a los grupos nacionalistas preveía ya que el enfrentamiento era inminente y que estaba planeado.

Camuflados entre los hinchas del fútbol que llegaban a la ciudad para el partido que el Chernomorets local jugaba ese día contra el Metallist de Járkov, miembros de la extrema derecha más violenta atacaron el campamento situado en el Campo de Kulikovo, frente a la Casa de los Sindicatos, donde los activistas y otros civiles de la ciudad se vieron obligados a refugiarse. Ante la pasividad policial, que ahora se confirma que también fue planeada, la extrema derecha destruyó el campamento mientras sus activistas luchaban por sus vidas contra el fuego y contra los nacionalistas que les impedían salir del edificio.

Ahora, cuatro años después y cuando el nacionalismo radical ucraniano ve el 2 de mayo como una victoria, la Fiscalía General de Ucrania confirma el papel de la policía en la tragedia. Su planeada pasividad no confirma que la masacre estuviera planeada, pero sí que lo estaba el ataque contra el campamento opositor situado frente a la Casa de los Sindicatos.

La Fiscalía acusa

Artículo Original: Timer-Odessa

Según la Fiscalía General, las autoridades de la policía de Odessa entregaron sobornos para asegurarse de que se producía la masacre del 2 de mayo.

La Fiscalía General envió al tribunal el escrito de acusación en el caso de los tres dirigentes de la policía de Odessa el 2 de mayo de 2014, cuyos actos y omisiones se consideran una de las causas de la tragedia.

Según el informe publicado en la página web de la Fiscalía General, se trata del antiguo jefe de la policía local (Andrey Netrebksiy), el jefe del regimiento de patrulla (Vadim Knyshov) y el jefe del departamento de seguridad pública (aparentemente se trata de Dmitry Fuchedzhy).

Son sospechosos de abuso de poder y posición oficial, lo que causó serias consecuencias. Curiosamente, el escrito de la Fiscalía General afirma que no lo hicieron sin más, sino con el objetivo de obtener beneficios ilegítimos: por decirlo simplemente, sobornaron a los oficiales de policía para asegurarse de que se mantuvieran deliberadamente pasivos y no interfirieran en lo que finalmente fue el asesinato de 48 personas y que dejó 197 heridos.

Quién fue exactamente la persona que prometió a los policías “beneficio ilícito” y en qué consistía tal trato de favor, no se menciona en el escrito de la Fiscalía.

También se les acusa de no asistir a personas que se encontraban en una situación en la que corría peligro su vida (Parte 3 del Artículo 135 del Código Penal de Ucrania). Se trata de las personas que se refugiaron en la Casa de los Sindicatos de Odessa, 42 de los cuales murieron en el edificio.

Pese a lo grave de los cargos, no se ha detenido a los acusados: fueron puestos en libertad condicional.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.187 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.217.224 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: