Entrada actual
Fascismo, Historia, Historia reciente, Klimkin, OUN, Segunda Guerra Mundial, Uncategorized, UPA

“Es necesario decir la verdad”

Artículo Original: Eduard Dolinsky

No es habitual que un ministro de Asuntos Exteriores escriba artículos programáticos sobre temas históricos. Eso es lo que hace especialmente interesante el texto de Pavlo Klimkin “Ucrania y Polonia. Una prueba histórica”, publicado en vísperas de su visita a Polonia. Klimkin escribe: “la historia debe tratarse con gran respeto y cautela. Desde esa aproximación, es imposible retorcer y distorsionar los hechos como se pretenda en cada momento. Es imposible hacer malabarismos y eliminar lo que se quiera”. Acertadas palabras. “También es inaceptable apropiarse de la historia y otorgarse el derecho a la verdad absoluta”. Impresionante.

Pero después prosigue así: “la lucha por una Ucrania independiente es el principal factor por el que nosotros, los ucranianos modernos, valoramos las actividades de OUN-UPA y nadie puede prohibir que los consideremos héroes”. El ministro añade que se libraba una batalla por las tierras de etnia ucraniana.

Perdone, pero usted mismo acaba de decir que no se puede hacer malabares con la historia como cada uno quiera. ¿No son sus propias palabras, señor ministro? Y si no se debe distorsionar, entonces cuando se menciona a OUN es imposible no hablar del Holocausto y cuando hablamos de UPA no se puede guardar silencio sobre los asesinatos masivos de la población polaca. Sin embargo, no es que el autor del artículo esté confuso. Klimkin escribe que recientemente visitó las trincheras de los banderistas en las que fueron asesinados o se suicidaron numerosos soldados de UPA. “¿Tenemos que renunciar a ellos? ¿Es a ellos a quienes tenemos que considerar criminales? Está claro como el día que eso no va a pasar jamás”, afirma el ministro.

Me pregunto si el ministro está convencido de que esos hombres eras héroes y no antiguos policías que habían asesinado a la población judía. Es el caso, por ejemplo, del héroe de OUN Stepan Turash, posteriormente ejecutado por los alemanes, que había sido el comandante adjunto de la policía auxiliar ucraniana en Chernigov. Sus manos están manchadas de la sangre de miles de judíos. Se le conoce por su llamamiento al pueblo: “Pido a todos los policías de la Policía Auxiliar Ucraniana, a los honestos ucranianos y ucranianas que refuercen la lucha contra los restos de los judíos y sus mercenarios”. Él también luchaba por Ucrania. ¿Qué es: un héroe o un criminal?

Tengo otra pregunta. ¿Cómo debemos considerar al comandante de UPA Grigory Pereginyak (Korobka), que desde los primeros días de la guerra se incorporó a la policía auxiliar ucraniana y participó en el asesinato de miles de niños y mujeres judías? Se erigió un monumento en su memoria y se nombró una calle en su honor. Durante casi dos años sirvió a los alemanes y asesinó a numerosos inocentes. Entonces, al ver qué pasó en Stalingrado cambió su punto de vista. ¿Es un verdadero héroe? ¿No debemos renunciar a él?

Su argumento sobre las tierras de etnia ucraniana también me parece extremadamente cuestionable. ¿Quiere decir que si en el oeste de Ucrania hay más ucranianos que judíos o polacos eso le permite controlar sus vidas? O, por ejemplo, si una persona nace en Rusia, recibe una educación y tras ello se traslada a las “tierras de etnia ucraniana”, ¿se le puede hacer lo que se desee? Hitler, por ejemplo, pensaba que Germania, toda la tierra hasta los Urales, debía ser el lugar para los arios. ¿Estamos por los derechos humanos o es más importante justificar a nuestros “héroes”?

Después el ministro hace un comentario: “quiero ser perfectamente claro: los crímenes de guerra, los crímenes contra la humanidad cometidos durante el conflicto ucraniano-polaco durante la Segunda Guerra Mundial y después de ella no tienen excusa. Hay que condenar de forma inequívoca todos esos crímenes, tanto los cometidos contra los ucranianos como los cometidos contra los polacos. La actual interpretación de los hechos que se hace desde el lado polaco tiende a equiparar la lucha de liberación nacional de los ucranianos con los crímenes polacos contra la población civil”.

Perdone, pero ¿el asesinato de decenas de miles de mujeres y niños inocentes es un acto del movimiento de liberación nacional? El ministro afirma que es necesario analizar los hechos de forma individual y no culpar a todo UPA en general. Estoy de acuerdo, analicemos de forma individual, especialmente teniendo en cuenta que se han erigido monumentos y se han nombrado calles en honor de personajes específicos, no en honor del movimiento de liberación nacional. Y si miramos de cerca a aquellos a los que se honra, encontraremos que prácticamente todos ellos participaron en el Holocausto, crímenes de guerra y limpieza étnica. Y nuestras propias leyes afirman que todos ellos son héroes y no se puede cuestionar si sus actos fueron un crimen.

Pavel Klimkin critica las leyes polacas, a Rusia, cita a Juan Pablo II, condena el apaciguamiento, a Piłsudski, el ejército de Craiova. Al final del artículo, el ministro afirma que está dispuesto a perdonar y pedir perdón y urge a los ucranianos a no mantenerse en silencio y decir lo que piensan. No sé si Klimkin se refiere a los judíos, pero desde luego sé que es improbable que alguien busque su perdón. Simplemente se pide que acabe esta agresiva política de enaltecimiento de criminales y asesinos.

Es necesario decir la verdad. Es lo que te hace más fuerte, tanto a un ser humano como a una nación. Debe empezar por él mismo. Mostrar al mundo que Ucrania es parte de Europa y el mundo civilizado. Que la gran mayoría de los ucranianos lucharon contra los Nazis y que no participaron en un movimiento de liberación nacional contra niños, mujeres, polacos y judíos. Aprendimos la brutal lección del Holocausto, que la vida humana es lo más valioso. Y ninguna causa política puede justificar el asesinato de los vecinos, sean de la nacionalidad que sean.

Quiero terminar con las palabras del ministro: “la historia debe tratarse con gran respeto y cautela. Desde esa aproximación, es imposible retorcer y distorsionar los hechos como se pretenda en cada momento. Es imposible hacer malabarismos y eliminar lo que se quiera”.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.664 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,181,260 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: