Entrada actual
Anticomunismo, Antisemitismo, Historia, Ley anticomunista, OUN, Propaganda, Segunda Guerra Mundial, Ucrania, Uncategorized, Unión Soviética, UPA, Viatrovych

Falsificación para manipular la historia

Poroshenko homenajea a las víctiamas de Babi Yar, masacre en la que participaron los mismos nacionalistas ucranianos que su Gobierno continúa enalteciendo.

Cualquier método, también la manipulación y la falsificación de los hechos o de su representación, está justificado a la hora de reescribir la historia del país según la ideología nacionalista que impera actualmente en las autoridades ucranianas. Desde el Instituto Ucraniano de la Memoria Nacional, la misión de su director, Volodymyr Vyatrovich, ha sido, no solo rehabilitar y recuperar la imagen de los héroes nacionalistas, sin importar en absoluto sus crímenes, sino eliminar la memoria de cualquier aspecto positivo del pasado común con Rusia y la Unión Soviética.

Para ello Vyatrovich y la ideología que representa tratan de reescribir la historia antigua y también la historia reciente. Desde la aprobación de la ley que igualaba a la Unión Soviética con la Alemania Nazi y que, en teoría, prohibía la simbología nazi y comunista, han sido eliminados centenares de monumentos, nombres de calles y localidades y otros símbolos soviéticos. Sin embargo, se ha indultado no solo los emblemas de los batallones voluntarios actuales cuya simbología es de clara inspiración nazi sino también la de la división voluntaria ucraniana que luchó integrada en las SS.

Además, la obsesión de Vyatrovich ha sido, durante décadas, la rehabilitación de lo que califica como el “movimiento de liberación de Ucrania”, también de aquellos que, para luchar contra la Unión Soviética colaboraron con la Alemania Nazi. En un artículo publicado el pasado noviembre en el diario israelí Haaretz, el doctor en Historia Jared McBride, profesor en la Universidad de California-Los Ángeles, denunciaba la utilización de la figura de un ucraniano de origen judío en las filas de UPA para lavar la imagen del Ejército Insurgente Ucraniano y eliminar la imagen antisemita de las organizaciones nacionalistas ucranianas, inevitable teniendo en cuenta su colaboración con el nazismo y la participación activa en el Holocausto.

“Se ha derramado gran cantidad de tinta mediática ucraniana en los últimos años enalteciendo el papel de un judío que sirvió con los nacionalistas. Su historia resume la guerra ucraniana contra la memoria y sus intentos por borrar el antisemitismo de su historia de la guerra”, afirma McBride sobre el uso de la historia de Leiba Dobrovskii, ese único judío en UPA, para limpiar la imagen del nacionalismo ucraniano colaboracionista.

“Su foto y su breve historia han aparecido frecuentemente en publicaciones locales, incluyendo Radio Svoboda, de financiación occidental y dirigida por Radio Free Europe/Radio Liberty, que también promueve el mito de una Internacional Nacionalista. El nombre y la imagen de Dobrovskii se han convertido en símbolo de la supuesta tolerancia y multiculturalismo del nacionalismo ucraniano de la Segunda Guerra Mundial”, explica.

Según los archivos históricos, Dobrovskii no era el nacionalista ucraniano que se alistó voluntariamente en UPA que quiere presentar Vyatrovich, sino un comunista miembro del Ejército Rojo capturado en 1941 y que, para ocultarse, cambió su nombre a Leonid Dubrovskiy. Para salvar su vida, optó por colaborar con los nacionalistas ucranianos a los que había encontrado en su huida y ante los que ocultó, por miedo a represalias, su origen judío. Detalles sin importancia para Vyatrovich, que en 2015 calificó a Dobrovskii como el arquetipo del “judío ucraniano” en UPA.

“Para una lección práctica sobre un nacionalismo que blanquea un pasado incómodo incluyendo lazos con los Nazis, racismo, antisemitismo, participación en el Holocausto, limpieza étnica y otros tipos de violencia contra los ciudadanos del país solo hay que mirar a Ucrania”, explicaba ese artículo del historiador estadounidense. En el sentido más literal de esa dura afirmación, en los últimos meses se han producido varios episodios en los que imágenes del Holocausto han sido utilizadas como prueba de crímenes, no de los nacionalistas ucranianos o de la ocupación alemana con la que colaboraron sino de la Unión Soviética.

La última falsificación

Artículo Original: Antifashist

La autodenominada historia nacional ucraniana, en la que ahora se promociona activamente la ideología banderista, está basada enteramente en mentiras y fabricaciones. Ahora aparece otra indignante y deshonesta falsificación.

El líder del Comité Judío Ucraniano, Eduard Dolinsky, ha publicado la noticia. La propaganda de Kiev intenta hacer pasar los crímenes de la policía banderista en la Segunda Guerra Mundial por crímenes de la KGB soviética.

En las redes sociales, Dolinsky publicó la falsificación, que no apareció en la red en un medio privado sino en la agencia estatal de noticias Ukrinform. “¡Alucinante cinismo! En la web de la agencia de noticias Ukrinform se ha publicado un artículo de un tal Yuriy Sandul titulado El triunfo de la KGB – la tragedia de Rusia”.

Publicación ucraniana que muestra el asesinato de una mujer judía y su hijo a cargo de la policía auxiliar ucraniana alegando que se trata de agentes soviéticos.

Como representación de los crímenes de la Cheka, el artículo utilizaba una imagen mundialmente conocida de los crímenes de la policía auxiliar ucraniana contra la población judía en la localidad de Miropol, en la región de Jitomir, en 1941. La foto, de los archivos del Museo del Holocausto de Washington, falsificada por la agencia de noticias tenía el pie de foto: Atrocidades de los chekistas: el NKVD fusila a una madre con un niño”, denunció Dolinsky. [El artículo fue publicado el 20 de diciembre de 2017 y la foto fue retirada tras la denuncia de Dolinsky el 11 de enero].

Archivo del Museo del Holocausto de Washington.

El líder del Comité Judío Ucraniano explicó que, en realidad, la firma de la imagen en la web del Museo del Holocausto de Washington dice: “Policía auxiliar ucraniana asesina a una mujer judía y un niño en un parque de la ciudad. Miropol, Ucrania/Unión Soviética, octubre de 1941. El soldado que tomó la foto testificó después de la guerra que los verdugos conocían a las víctimas”.

“Esta foto fue tomada por uno de los soldados eslovacos que participaron en la seguridad de la escena del asesinato. Ese día fueron asesinados alrededor de cien judíos, incluidos 49 niños. No es la primera vez que la prensa disemina tal desinformación utilizando material del Holocausto.

Por ejemplo, hace unos meses, la redacción ucraniana de Radio Svoboda ilustró un artículo sobre la deportación de ucranianos a Siberia con una imagen que resultó ser una muy conocida imagen de judíos de Polonia deportados a los campos de exterminio [nazis]. Qué repugnante intento de utilizar la imagen de una mujer judía y de su hijo pequeño momentos antes de la muerte”, sentenció Dolinsky.

DM4XbgsXkAEqgmi

Tuit del presidente Poroshenko sobre los ucranianos deportados a Siberia ilustrado con una imagen de los judíos del gueto de Lodz, Polonia, deportados a los campos de exterminio nazis.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.831 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,201,371 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: