Entrada actual
2 de mayo, Justicia, Odessa, Ucrania, Uncategorized

Sentencia, detención y enfrentamientos

1505748696-7562Tras un proceso plagado de irregularidades, muchas de ellas reprochadas por los jueces a la Fiscalía y a las autoridades ucranianas encargadas de la investigación, el primer proceso, y por ahora único, que juzga los hechos ocurridos el 2 de mayo de 2014 en Odessa llegó a su fin esta semana. Con un veredicto que solo puede sorprender a quienes no hayan seguido el proceso -el principal testigo de la acusación había quedado desacreditado y no había siquiera pruebas que demostraran la presencia de los acusados en el lugar de los hechos-,

Ucrania, preparada para lo que parecía inevitable, reaccionó con rapidez para volver al punto de partida en un proceso que parece no tener fin. Las autoridades ucranianas volvieron a dejar clara su voluntad de utilizar la prisión preventiva como método de castigo contra personas a las que no consigue condenar. En este caso, no hizo falta siquiera la presión de la extrema derecha, utilizada habitualmente por las autoridades en caso de detenciones de dudosa justificación.

Sin embargo, la nueva detención de dos de los más conocidos acusados en el caso -incluido Evgeny Mefedov, principal obsesión del ex-líder local del Praviy Sektor en Odessa Serhiy Sternenko- no evitó los enfrentamientos de la extrema derecha con la policía y los intentos de agresión a algunos de los acusados puestos en libertad.

Sentencia y detención

Artículo Original: Yuri Tkachev / Timer Odessa

En resumen, la sesión se convirtió en una dura revocación de la investigación y de la acusación en la que, por decirlo suavemente, los jueces no dudaron a la hora de presentar la sentencia. Al escuchar la decisión de juez Zachityvalis, muchos no podían creer lo que estaba ocurriendo. ¿Qué ha pasado? ¿De verdad hay en Ucrania tribunales independientes que se atreven a enfrentarse a la policía y deciden poner en libertad a los acusados de un caso tan resonante como este? Como se esperaba (teniendo en cuenta que el tribunal había rechazado aceptar el testimonio del principal testigo de la acusación-Ed), el tribunal declaró inocentes a todos los acusados y dio orden de que los cinco que aún seguían en prisión fueran puestos en libertad. Sin embargo, inmediatamente después de que concluyera la lectura del veredicto en la sala, representantes de la Fiscalía y del SBU detuvieron a dos de ellos, Sergey Dolzhenkov y Evgeny Mefedov, bajo sospechas según el artículo 110 del Código Penal. Tras esos hechos, todas las piezas quedaron en su lugar, dando sentido y lógica a lo ocurrido.

El hecho de que la investigación del caso del 2 de mayo, incluso la parte que ha ido a juicio (es decir, los hechos ocurridos en la zona de Grecheskaya y los actos de los activistas del campo de Kulikovo) ha sido un desastre es de sobra conocido. Sobre eso ya se ha hablado y escrito, no solo en Odessa, desde hace tiempo (incluyendo al importante “Grupo 2 de mayo”, que lleva a cabo una investigación independiente sobre la tragedia). A las mismas conclusiones llegaron los representantes de reputadas organizaciones internacionales como Naciones Unidas o la OSCE. Pero, aun así, a pesar de las pruebas dudosas y materiales improvisados de la nada y que francamente deberían dar vergüenza a los agentes de la ley ucranianos, el caso llegó al final. El Gobierno se enfrentó ahí a un dilema de principios.

Se puede, por supuesto, según “la ley del teléfono”, forzar a los jueces a cerrar los ojos ante la falta de pruebas y dar su merecido a los activistas de Kulikovo. Al fin y al cabo, esos mismos jueces que ahora lamentan los “intentos de quebrar la voluntad” de los acusados participaron activamente en esos “intentos de quebrar la voluntad” hasta hace no tanto tiempo, garantizando fielmente cada petición de la Fiscalía de extender la detención de los acusados. La propia Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos afirmó en sus informes que los jueces ucranianos se quejaban de presiones del SBU para “convencerles” de tomar las decisiones “correctas” en las cuestiones políticas.

En general, en la Ucrania moderna es posible obtener una condena incluso en los casos más “podridos”, hay precedentes de sobra. Pero no todos los casos se encuentran bajo el escrutinio de la comunidad internacional. Forzando al tribunal para asegurarse una condena, el Gobierno habría “salvado” el manipulado caso del 2 de mayo, pero habrían desacreditado a la justicia ucraniana, de cuya reforma tanto se enorgullece ante sus “socios occidentales” el presidente Petro Poroshenko. En una situación en la que no se puede salvar el resultado, las autoridades trataron de, al menos, salvar la reputación de la justicia. Y casi logran su objetivo.

Lo evidencia el hecho de que, en el mismo momento en que el tribunal reanudó la sesión para proceder a la lectura del veredicto, en la sala, la Fiscalía estaba preparada con nuevos cargos y acompañada de fuerzas especiales: los agentes de la ley sabían perfectamente el tipo de sentencia que iba a dictar el tribunal. Es decir, la cuestión de la “independencia judicial” no existe. De hecho, simplemente se permitió a los jueces jugar con la justicia y extender el tiempo, necesario y deseable para las autoridades.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.555 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,124,192 hits
A %d blogueros les gusta esto: