Entrada actual
Bloqueo económico, Economía, Rusia, Sanidad, Ucrania, Uncategorized

El precio de la “independencia”

754800684274969Como ya ocurriera con el caso de la energía, el Gobierno ucraniano parece dispuesto a hacer cargar sobre la población el peso del aumento de precios de bienes y servicios básicos en nombre de la independencia de Rusia. Si en el caso del gas, Ucrania ha sustituido el gas ruso adquirido directamente a Rusia por gas ruso adquirido a países de la Unión Europea, Kiev pretende sustituir el carbón que adquiría de Donbass con carbón importado de Estados Unidos o Sudáfrica. En el caso de los medicamentos importados desde Rusia, cuya prohibición se plantea ahora, no se propone siquiera una solución alternativa concreta. Los tres casos tienen en común el aumento de precios que supone prohibir o evitar las importaciones desde el país vecino en favor de compras que suponen mayor coste en transporte. Y en el caso de las medicinas, ese aumento golpearía directamente a algunos de los sectores más vulnerables de la población, por ejemplo a los pensionistas

Artículo Original: Vzglyad

El Ministerio de Sanidad de Ucrania cree que es necesario prohibir las importaciones de medicinas rusas. El Ministerio lo explica a causa de “la guerra con Rusia” y afirma que no habrá consecuencias negativas. Sin embargo, incluso las estadísticas oficiales ucranianas muestran que el resultado será un fuerte aumento de los precios de los medicamentos y, lo que es más importante, el riesgo para la salud de los pacientes de la antigua república soviética.

El Ministerio de Sanidad de Ucrania ha pedido al Gobierno que paralice el suministro de medicamentos rusos en el país, según escribió en Facebook la actual ministra de Sanidad, Ulyana Suprun.

Suprun ha exigido tales medidas como sanción contra Rusia. La ministra también pide a las empresas ucranianas y extranjeras que suplan los productos rusos en el mercado ucraniano. Antes, Suprun había afirmado abiertamente que esta “es una decisión política del Ministerio”. “Estamos en guerra con ese país. Eso está mal, así que hemos añadido fondos adicionales de nuestro presupuesto del Estado para adquirir medicinas”, afirmó Suprun según cita Ukrinform.

La ministra confía en que la decisión no perjudicará a los pacientes ucranianos, ya que, a nivel del Estado, Ucrania adquiere productos rusos que generalmente se pueden sustituir por medicamentos extranjeros similares. “Todas nuestras compras pasan por organizaciones internacionales. En primer lugar, exigen que estén homologados según las normas de la Organización Mundial de la Salud y la mayor parte de los medicamentos rusos no lo están. En segundo lugar, los fabricantes rusos no acuden a subastas abiertas”, afirmó la ministra. “Hemos realizado un análisis. Muy pocos medicamentos y productos médicos se fabrican solo en Rusia o son los únicos disponibles en el mercado ucraniano”, explicó Suprun según informa Ukrinform.

Sin embargo, Suprun muestra claras falsedades. La negativa a adquirir vacunas en el mercado ruso ya ha producido escasez en las regiones. La edición ucraniana de Podrobnosti [Detalles] cuenta la verdadera historia. Hace dos años, un gato enfermo de rabia arañó a dos niños en la región de Zaporozhia. Ni el hospital del distrito ni los de las ciudades vecinas disponían de vacunas contra la rabia, que debe administrarse en un plazo no mayor de siete días desde la infección o podría causar la muerte. Así que los padres optaron por llevarse a sus hijos a Rusia para que allí fueran vacunados.

El año pasado, una niña de cinco años precisaba la vacuna contra el tétanos, pero no pudo encontrarse en ningún hospital de Dnipropetrovsk ni en las regiones vecinas. El beneficio de depender de organizaciones caritativas. El motivo de que los niños se vean amenazados de muerte por enfermedades curables es que el Ministerio de Sanidad no ha realizado una campaña de vacunación ni ha adquirido vacunas contra la rabia y el tétanos.

Suprun también exagera la situación al afirmar que existen medicamentos similares a los rusos en el mercado. Según el propio Ministerio de Sanidad de Ucrania, a finales de 2015 se había informado de la presencia de 255 productos médicos rusos en Ucrania (229 medicamentos y otras 25 vacunas y productos inmunobiológicos). De los 229 medicamentos, al menos 103 no cuentan en Ucrania con análogos fabricados en Ucrania o en el extranjero. Incluso aunque el Ministerio de Sanidad de Ucrania consiga esas más de cien medicinas y vacunas en otros países, Suprun es consciente de las consecuencias socioeconómicas de esta acción política.

En primer lugar, que los productos sean importados no siempre equivale a gran calidad. “Las autoridades ucranianas han causado varias muertes a causa de vacunas importadas de ciertos países de Asia, tras lo que los padres han comenzado a negarse a vacunar a sus hijos. La calidad de los medicamentos en estos momentos es repugnante. No hay una monitorización real de la calidad de los productos farmacéuticos que se venden”, afirma el economista ucraniano Oleksandr Koltunovich.

En segundo lugar, los sustitutos extranjeros para los medicamentos y vacunas rusos serán más caros, en un momento en que las medicinas ya se han convertido en un producto de lujo en el país. A nivel del Estado, no será posible adquirir las mismas cantidades de medicamentos y vacunas gastando la misma cantidad.

Los primeros pasos perjudiciales para la sociedad se tomaron en 2014, cuando se introdujo un IVA del 7% en los medicamentos y productos médicos. Hasta ese momento, los medicamentos no pagaban IVA. “Aparentemente, el Gobierno pensó que las medicinas eran demasiado baratas”, explica Koltunovich. Los ucranianos temen que el IVA de estos productos aumente del 7 al 21%. Al menos así lo recomienda un informe del FMI publicado el 8 de febrero de este año, según informa la edición ucraniana de Segodnya. Por el bien de la línea de crédito del FMI, Kiev puede fácilmente cumplir esta exigencia. En ese caso, el precio de las medicinas en Ucrania aumentará en más de un 40% según la Unión de Profesionales de Farmacias de Ucrania.

Curiosamente, en muchos países occidentales, y también en la Unión Europea, las medicinas cuentan con un IVA reducido, que generalmente no supera el 5-7%. Según las estadísticas oficiales de Ucrania, en los últimos tres años, el precio de los medicamentos ha aumentado un 120%. “La situación más complicada se refiere a los medicamentos importados, que, a causa de la devaluación de la grivna, han multiplicado por tres o por cuatro su precio”, explicó el economista ucraniano.

Y todo ello en el marco de la caída de poder adquisitivo de los ciudadanos ucranianos. El salario medio mensual en el país ha caído en los últimos tres años de 409 a 224 dólares. La pensión mínima está por debajo del umbral de supervivencia: 1247 grivnas o 46,2 dólares. En realidad, teniendo en cuenta que, a día de hoy, muchos medicamentos de las farmacias ucranianas son inaccesibles para parte de la población, es probable que no les afecte qué medicamentos haya en el mercado, afirmó Koltunovich. Para aquellos que se pueden permitir comprar medicamentos, la sustitución de medicamentos rusos por alemanes u holandeses significará otro aumento de precios.

“Para los ucranianos, esto significa un más alto precio de los productos de farmacia en los próximos días. Además, el aumento de precios no solo afectará a los productos extranjeros, sino también a los nacionales, que incluyen componentes que también se importan de Rusia”, explicó Koltunovich.

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.252 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,103,257 hits
A %d blogueros les gusta esto: