Entrada actual
Análisis Militar, Batallón Kiev, Bombardeos, Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano

El resultado de la batalla de Marynka

Original: Colonel Cassad

MAR1

Desde hoy [se refiere al 4 de junio, desde cuando el resultado de la batalla no ha cambiado de forma significativa-Ed] se observa una calma relativa tras la sangrienta carnicería de Marynka, por lo que ya es posible resumir los resultados de la batalla.

La noche del 2-3 de junio de 2015, el enemigo inició en Marynka una operación ofensiva, parte de la vieja estrategia del intenso bombardeo de las ciudades de la línea del frente de la República Popular de Donetsk y la posterior actuación de unidades no más numerosas que compañías tácticas. Por la mañana, la información del lado de las Fuerzas Armadas de Novorrusia indicaba que la milicia trataba de repeler los ataques ucranianos con gran dificultad.

La mañana del 3 de junio, Donetsk movilizó sus reservas, en forma de varias unidades de grupos conjuntos de tanques apoyados por blindados. Los datos disponibles sugieren que la milicia introdujo en la batalla unos 1.500 hombres y alrededor de 40 vehículos blindados contra las fuerzas del enemigo, principalmente representadas por la 28ª Brigada, el batallón territorial Kiev y unidades de refuerzo. Ambas partes estaban activamente apoyadas por fuego de artillería y también se observó el uso de sistemas de lanzacohetes múltiples (MLRS).

En el inicio del ataque, se utilizó fuego de artillería para debilitar las posiciones de la junta para que, posteriormente, la infantería comenzara su avance con su entrada en la zona residencial de Marynka por el noreste. Es evidente que las fuerzas de la junta no esperaban este ataque, así que es posible decir que la milicia consiguió en esta batalla cierto grado de sorpresa.

Bajo este asalto concentrado, el batallón territorial Kiev se vio asediado y, sufriendo fuertes bajas, comenzó a retirarse. Este éxito inicial dio lugar a la euforia, incluso a afirmaciones del inicio de una ofensiva o contraofensiva y concluyó con la captura de Marynka y la aparición de la bandera de la DPR sobre el ayuntamiento de la ciudad. Al mismo tiempo se producía el pánico entre las unidades de la junta, que mitigaba esa misma tarde. La prensa ucraniana publicaba informes sobre una “retirada estratégica” de Marynka y desde el ejército y los batallones voluntarios se hablaba ya de grandes bajas en la batalla y en la retirada de la 28ª Brigada y el batallón territorial Kiev. En general, en una situación de intensa batalla por Marynka, nuestros guerreros de internet estaban eufóricos, mientras sus homólogos ucranianos sufrían del pánico.

Las fuerzas de la milicia avanzaron hasta el hospital de Marynka, aunque encontraron fuerte resistencia ucraniana apoyada por artillería y el avance se estancó. Según el comandante de la unidad de sabotaje y reconocimiento Ryazan, la resistencia del enemigo resultó ser tan fuerte que nuestras unidades se encontraron inmediatamente en una situación precaria en las unidades que habían capturado, ya que el daño infligido por las fuerzas ucranianas claramente superaba la de nuestros grupos de asalto.

Mientras en Marynka continuaba la batalla urbana, las fuerzas ucranianas recibieron refuerzos (tanques e infantería mecanizada) desde Kurakhovo. Al mismo tiempo, la milicia desplegó también fuerzas adicionales. La artillería de ambos bandos cubría la llegada de refuerzos (hay información no completamente confirmada de que nuestras fuerzas atacaron con éxito a una de las columnas ucranianas que avanzaba desde Kurakovo, que podría haber resultado en la pérdida de una veintena de vehículos). También se dispone de información de que nuestras fuerzas sufrieron fuertes pérdidas en los alrededores de la localidad. En este caso, es difícil determinar el dato real de bajas de equipamiento sufrido por las partes.

Por la tarde, el avance de la milicia ya se había estancado, mientras que las posiciones capturadas eran el blanco de los ataques con fuego de artillería y tanques, con lo que la lucha se convirtió en una batalla posicional. Hacia las 4 o 5 de la tarde, el comando de la junta finalmente comprendió lo que ocurría e informó de que mantenía sus posiciones y que no se había producido avance de las milicias, pese a que ambas partes, a ambos lados del frente, continuaban gritando sobre la posibilidad de una nueva caldera.

El comando de la milicia tomó la decisión de abandonar y, bajo el fuego de cobertura de tanques e infantería, nuestras unidades se retiraron de las posiciones principales, manteniendo solo una pequeña porción del territorio capturado esa mañana. Las partes se culparon mutuamente del ataque, mientras proclamaban lealtad a los acuerdos de Minsk. De hecho, ambas partes trataron de lanzar una ofensiva el 3 de junio, aunque ninguna pudo obtener un éxito decisivo en sus operaciones. Como es habitual, se culpó a Rusia de los hechos, y el constante bombardeo de la junta de las ciudades de la RPD y su intento nocturno de mover la línea del frente no recibieron atención alguna.

En el curso de la lucha el 2 de junio, ambas partes sufrieron fuertes bajas. Solo una unidad de fuerzas especiales de la RPD con la que hablé informaba de 25 muertos en la batalla de Marynka. Se ha mencionado un número total de 40 fallecidos, aunque el número real puede ser más alto.

Según los participantes en las batallas del 3 de junio, el ejército ucraniano perdió alrededor de 200 soldados, la mayor parte de ellos en la retirada del batallón territorial Kiev y en las unidades que recibieron el ataque del fuego concentrado de artillería en los puestos de control de la zona de Marynka y en los alrededores de la ciudad en dirección a Kurakhovo. Los hospitales de Donetsk recogen donaciones de sangre, mientras que la junta lo hace en Kurakhovo, Kiev, Kharkov, Dnepropetrovsk y otras ciudades a las que se ha trasladado a los heridos tras la carnicería del 2 de junio.

En general, lo ocurrido se asemeja a las batallas de Peski del invierno de 2015: una batalla obstinada sin un resultado decisivo. Si hubiera que hablar de los participantes en la batalla por Marynka, por una parte hay que decir que las unidades especiales de asalto de la RPD actuaron correctamente. Por otra parte, la infantería de la 28ª Brigada demostró una buena resistencia en defensa. La artillería de ambas partes tuvo buena actuación. En general, ambas partes fueron un digno rival.

Al final, tras las bajas sufridas y teniendo en cuenta lo incierto del resultado de la batalla por Marynka, las partes tratan de curar sus heridas y la intensidad de la batalla en Marynka se ha reducido. La junta fue incapaz de conseguir los objetivos de su ofensiva en la noche del 2-3 de junio y la milicia fue incapaz de tomar el control de Marynka en el curso de la contraofensiva iniciada la mañana del 3 de junio. En general, las partes terminaron la batalla donde empezaron: la línea del frente se movió ligeramente en favor de la milicia, pero ambas partes pagaron un gran precio en forma de sangre.

En el curso de la batalla del 3 de junio, como resultado también del fuego de artillería de las fuerzas ucranianas, al menos 15-20 civiles perdieron la vida y docenas resultaron heridos en Marynka y en los suburbios de Donetsk. Este fue el día más sangriento de la guerra desde el final de la batalla de Debaltsevo, cuando las fuerzas ucranianas sufrieron enormes bajas en su intento de escapar del cerco.

Si la lucha continuará o no [en Marynka o en otros suburbios de los alrededores de Donetsk-Ed] dependerá de las conclusiones del análisis de los resultados de la batalla de Marynka. En términos generales, los ataque frontales sobre localidades fuertemente fortificadas no tienen grandes posibilidades de producir victorias rápidas. Como demuestra la experiencia de la milicia en este tipo de operaciones, no se ganan batallas en ese tipo de batalla posicional, sino en situaciones en las que se identifican las debilidades de las formaciones del enemigo, como ocurrió en las batallas por Kozhevnya y Marinovka en el verano de 2014, en las calderas de Amvrosievka e Ilovaisk, o en Logvinovo y Uglegorsk. Los continuos asaltos de Peski, Avdeevka, Nikishino o Chernukhino, por el contrario, han dado, en términos generales, modestos resultados acompañados por un elevado número de bajas.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: DONETSK, 26 DE MAYO | EL BLOG DE CARLOS - 28/05/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.554 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,114,919 hits
A %d blogueros les gusta esto: