Entrada actual
Crimea, Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, Jerson, LPR, Rusia, Ucrania

Contraataques

Prácticamente desde que las tropas rusas capturaran, con escasa batalla y con una facilidad que las autoridades políticas y militares ucranianas nunca han explicado, la región de Jerson, Kiev ha prometido el inicio de una contraofensiva definitiva para liberar esos territorios. La concentración de tropas rusas y republicanas en la región de Donbass, centro claro de la actual fase de la guerra, hace de esas zonas relativamente alejadas de la frontera rusa (en este caso de Crimea), un punto más vulnerable y más propicio a ese tipo de operaciones ofensivas con las que Ucrania podría conseguir ciertos éxitos. Sin embargo, desde que comenzara a hablarse de contraofensivas, los éxitos de la ofensiva informativa han superado a los de la ofensiva militar.

Es el caso de la última contraofensiva, anunciada a bombo y platillo incluso en las redes sociales y con la que Ucrania ha conseguido escaso éxito y ha acumulado un elevado número de bajas. A pesar del intento de presentar el mero hecho de realizar un ataque como un gran éxito, algunas voces ucranianas empiezan a admitir la falta de resultados de las acciones. Así lo recogía ayer el diario ucraniano Strana citando a Oleksiy Arestovich, un propagandista de los grandes éxitos de Ucrania, pero que, en ocasiones, también es capaz de ver la realidad.

Sobre la contraofensivas de las Fuerzas Armadas de Ucrania en la región de Jerson, en la zona de Davidov Brod, de la que tanto se ha hablado en los últimos días. Oleksiy Arestovich afirmó el otro día que, de hecho, ya ha terminado y es mejor reducir el entusiasmo al respecto.

“Las tropas ucranianas atravesaron el río Ingulets, crearon un punto fuerte y entonces todos esperaban que tuvieran éxito, pero eso no ha pasado. El comando ruso trasladó a sus unidades allí y fue a destruir esos puntos fuertes”, afirmó Arestovich en una aparición en Feigin Live.

Según explicó, las tropas ucranianas ya se han retirado a sus posiciones originales, pero “impidieron la ofensiva enemiga”.

Fuentes de Strana en las Fuerzas Armadas de Ucrania han confirmado la información sobre la paralización de la contraofensiva en estos momentos y han dado más detalles al respecto. Dichas fuentes afirman que las tropas ucranianas, con apoyo de la artillería, atacaron a las tropas rusas en la frontera entre las regiones de Jerson y Nikolaev cruzando el río Ingulets. La principal dirección del golpe del Ejército Ucraniano fue hacia la localidad de Davidov Brod. Inicialmente, el ataque tuvo éxito, se cruzó el río y las tropas de la Federación Rusa retrocedieron 10-15 kilómetros. Sin embargo, al día siguiente, los rusos infligieron un ataque masivo de artillería y bombardeo aéreo sobre la zona del avance y las Fuerzas Armadas de Ucrania sufrieron grandes bajas de personal y pérdida de equipamiento y la ofensiva se detuvo. El punto fuerte ocupado cerca de Davidov Brod se mantiene, pero no se puede avanzar más. Se están produciendo ataques masivos del oponente para obligar a las tropas ucranianas a retroceder.

Las fuentes afirman que el motivo de la paralización de la contraofensiva son los potentes ataques de artillería y bombardeos aéreos rusos y el terreno de esa zona: una estepa abierta en la que las tropas ucranianas estaban prácticamente indefensas frente a las aeronaves enemigas. Además, una de las brigadas de tanques deficientemente armadas fue lanzada al ataque y sufrió las bajas más elevadas.

“La dirección del ataque es potencialmente interesante, ya que abre la posibilidad de mayores acciones ofensivas de las Fuerzas Armadas de Ucrania hacia Novaya Kajovka. Sin embargo, la ofensiva está detenida. No hay suficientes fuerzas de momento”, afirmó la fuente.

Con esta ofensiva, Ucrania ha vuelto a dejar claro que está dispuesta a enviar a la muerte a sus soldados para lograr resultados mínimos o victorias pírricas. Kiev no ha logrado ningún rédito con su intento de ataque a las tropas rusas, que han mostrado capacidad de defender las posiciones capturadas y que han dejado claro que pretenden aferrarse a ellas. Sin embargo, la vulnerabilidad de sus efectivos en la zona, escasos, supone que seguirán estando expuestas a futuras acciones ofensivas ucranianas. Ataques que, si bien no amenazan el control ruso de la zona, pueden causar daños, bajas civiles y militares y que obligan a desplegar guarniciones más reforzadas y más numerosas. Ese es el objetivo real de las contraofensivas en esta zona y también en el norte de Járkov. Con ello, Ucrania logra extender al máximo el frente en busca para explotar la principal vulnerabilidad rusa: el limitado número de efectivos comprometidos hasta ahora. En Rusia no ha habido de momento ninguna oleada de movilización, por lo que cualquier aumento de tropas que fuera necesario en las zonas de Zaporozhie o Jerson habría de ser a costa de reducir efectivos de la agrupación de Donbass.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

junio 2022
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 8.594 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.679.387 hits
A %d blogueros les gusta esto: