Entrada actual
Ermak, Estados Unidos, OTAN, Ucrania

Mucho tiempo esperando

Explotando la siempre presente “amenaza de invasión rusa”, Ucrania busca de sus aliados una vía más fácil para una entrada rápida en la OTAN, algo que, pese a las promesas futuras de acceso, nunca ha conseguido. La semana pasada, Jens Stoltenberg se reafirmaba en la idea de que tanto Ucrania como Georgia serán miembros de la alianza -así se ha decidido ya, según el secretario general de la organización-, pero volvió a negarse a dar una fecha estimada. En Ucrania, en boca del jefe de la Oficina del Presidente, exigen saber qué países bloquean el paso de Kiev. Ucrania sigue ignorando que una parte importante del país no desea ser miembro en la alianza y ve esa entrada un derecho natural.

Artículo Original: Alexander Grishin / Komsomolskaya Pravda

La OTAN parece estar debatiéndose entre la vida y la muerte. Algunos países miembros del bloque ya han enfermado y necesitan ser reanimados para recobrar la consciencia. La Oficina del Presidente de Ucrania ha presentado esa categórica exigencia. “Ucrania ya ha elegido, seguiremos el camino de la Alianza del Atlántico Norte, merecemos entrar en la organización”, afirmó Andriy Ermak, jefe de la Oficina del Presidente en una entrevista concedida a Le Figaro.

Pero eso no habría tenido gran importancia de no ser por la continuación. Ermak insistió en que es consciente de la necesidad de unanimidad en el voto para admitir a un país miembro y llegó a la lógica conclusión de que, si el país no ha sido invitado aún a participar en la alianza, es porque hay países que se oponen a ello. “Llevamos mucho tiempo esperando una decisión. Si algunos países están en contra de nuestro acceso, tenemos derecho a saberlo”, afirmó Ermak, que dio a entender que esos países lo tendrán difícil en un tiempo, ya que la población de Ucrania tendrá “preguntas muy comprometidas” para ellos.

Ucrania cuenta con personas excepcionales. Parece que, a pesar de los títulos -algunos incluso tienen dos, como, por ejemplo, el presidente del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional, Oleksiy Danilov, que además de un título en veterinaria tiene una segunda carrera de derecho, no han aprendido a leer. De lo contrario, podrían leer la Carta de la OTAN, por ejemplo, su artículo 5 sobre la protección colectiva, pero también el artículo que dice que países con problemas territoriales sin resolver no son aceptados en el bloque. O también podrían leer una serie de declaraciones de gobiernos como el húngaro, que ha prometido bloquear toda iniciativa de acceso de Ucrania a la OTAN y la Unión Europea debido a la política ucraniana hacia las minorías nacionales.

No es ningún secreto para nadie que es Estados Unidos quien maneja la OTAN, así que, si Washington fuera favorable a aceptar a Ucrania en la alianza, los demás países miembros del bloque no tendrían más opción que prestar atención y anunciar su disponibilidad a aceptar al nuevo país en sus filas. Pero si a Ucrania solo se le hace una promesa pero no se le ofrece matrimonio, es que Washington lo ha elegido así. Por ejemplo, para utilizar a Ucrania contra Rusia, pero sin tener ninguna obligación en términos de protección por parte de las fuerzas de la alianza.

Aun así, la “declaración de Ermak” tiene su gracia. Todo son “amenazas”, puños apretados y caras rojas. El jefe de la administración de Zelensky -así es como se entiende su posición en términos de la burocracia-, que en teoría no es una persona pública, empieza a moverse como los políticos. Pero está bien que se le haya parado a tiempo, no vaya a ser que la pague con el miembro de la OTAN equivocado y le imponga sanciones. Pero me pregunto qué puede hacer Ucrania en respuesta a la falta de voluntad de ser aceptada entre los “buenos y civilizados”. Está claro que lo primero sería introducir a los presidentes de esos países en Myrotvorets. Pero ¿qué más? Se puede introducir sanciones, prohibir a la emigración laboral ir a trabajar allí a ganar dinero. Pero, al fin y al cabo, antes de viajar no se puede adivinar a qué país irá cada ciudadano de Ucrania, solo se puede saber a la vuelta, cuando ya solo se puede castigar al ciudadano y no al país. Ermak aún no ha encontrado la forma de vengarse de los países de la OTAN con opiniones incorrectas, de ahí los puños apretados y cara roja.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 8.760 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.791.459 hits
A %d blogueros les gusta esto: