Entrada actual
Biden, Estados Unidos, Rusia, Ucrania, Zelensky

Sobre la libertad de prensa

Artículo Original: Alexey Zotiev

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky se encuentra en visita de trabajo en Estados Unidos invitado por el presidente Joe Biden. Se puede decir que su agenda es intensa. Zelensky participa en una charla en la Universidad de Stanford, celebra reuniones con corporaciones tecnológicas punteras y con el Secretario de Defensa Lloyd Austin.

El 1 de septiembre se reúnen los presidentes de ambos países para una conversación cara a cara, como esperaba Zelensky. Es de esperar que las conversaciones con el presidente ucraniano demuestren el compromiso de Estados Unidos “con la soberanía e integridad territorial” de Ucrania, según anticipó la secretaria de prensa Jenn Psaki. Se espera que, en su visita, Zelensky firme numerosos acuerdos.

En vísperas de la tan esperada reunión, el líder del partido del presidente, Servidor del Pueblo, afirmó que el principal tema de las conversaciones sería la participación de Estados Unidos en la resolución de las cuestiones de la desocupación de Donbass y Crimea. El diputado también mencionó otros temas, entre los que se encuentran la transformación del gasoducto ruso Nord Stream-2 en un “arma energética y económica contra Ucrania”, así como las reformas ucranianas.

En principio, la agenda es favorable para Ucrania y si todo va como se espera en Kiev, Ucrania recibirá, a lo largo de la visita, el apoyo de Estados Unidos en toda una serie de temas. Pero Biden podría también hacer a Zelensky una serie de preguntas incómodas para las que no tiene respuesta alguna.

Se ha sabido que, en vísperas de la reunión entre los dos líderes, el presidente de Freedom House, Michael Abramowitz, envió una carta al presidente Biden. En ella, el importante activista por los derechos humanos expresó su preocupación por las prohibiciones extrajudiciales de medios de comunicación en Ucrania, práctica que ha venido realizando Volodymyr Zelensky utilizando como herramienta el Consejo de Defensa y Seguridad Nacional.

“Estimado presidente. Cuando se prepara para la visita del presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, Freedom House apela a que ponga los derechos humanos y la democracia en el centro de la agenda, que fácilmente puede estar dominada por otras prioridades (…). El presidente Zelensky continúa ejerciendo el poder ejecutivo sin supervisión judicial para castigar a la prensa, a las plataformas tecnológicas, a los periodistas y las webs bajo el pretexto de combatir la desinformación. Utilizó ese método en febrero, cuando firmó una resolución del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania para sancionar a tres populares canales de televisión ucranianos bajo el argumento de que esos canales suponían una amenaza a la seguridad nacional”, escribió Abramowitz.

Esa es solo una parte de la misiva al presidente ucraniano. Más adelante, Abramowitz cita las conclusiones alcanzadas por la misión de monitorización de los derechos humanos de Naciones Unidas y se refiere al informe del Instituto Internacional de Medios, que enumera 97 casos de violación de los derechos de la prensa registrados en el territorio de Ucrania en la primera mitad de 2021.

En la parte final, Abramowitz apela a Biden a llamar la atención de Zelensky sobre la necesidad de combatir la desinformación utilizando métodos que protejan los derechos humanos en lugar de minar la libertad de expresión y recomienda “apelar a Zelensky a garantizar un proceso abierto y transparente para cualquier sanción u otra restricción de prensa y también sobre los métodos utilizados, entre ellos cómo solucionar el problema manteniendo el respeto a los derechos humanos”.

Es preciso tener en cuenta el estatus de la organización Freedom House, una especie de “club” utilizado por Washington para ejercer presión sobre regímenes que no se someten. El 80% del presupuesto de la organización se sustenta a base de ingresos procedentes del Gobierno de Estados Unidos, por lo que es posible sacar conclusiones sobre su extraordinaria falta de independencia.

Por cierto, Freedom House, que lleva publicando los informes anuales “Libertad en el Mundo” desde 1978 en los que analiza es estado de los derechos políticos y libertades civiles en diferentes países y pone las consiguientes notas, regularmente ha incluido primero a la Unión Soviética y después a Rusia en la categoría de países “parcialmente libres” y, desde 2004, “no libres”. Al mismo tiempo, Ucrania, por norma, ha quedado fuera del campo de la crítica por parte de los defensores de los derechos humanos, que no han visto especiales problemas con los derechos y libertades civiles en el territorio del país.

Pero ahora, de forma nada ambigua, han enviado una carta a Joe Biden en la que indican problemas evidentes que impiden calificar al régimen que gobierna Ucrania como democrático. En una carta de una organización explícitamente defendida por Washington. En vísperas del encuentro entre los dos presidentes. ¿Puede ser una coincidencia? Creo que no.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.738 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.447.681 hits
A %d blogueros les gusta esto: