Entrada actual
Alto el fuego, Donbass, Ejército Ucraniano, LPR, Markov, Prizrak, Ucrania, Uncategorized

“Una buena respuesta y el Ejército Ucraniano guarda silencio”

Artículo Original: Riafan.ru

El comandante de la 14ª Brigada Motorizada Prizrak de la milicia popular de la RPL, Alexey Markov, ha charlado con el corresponsal de la Agencia Federal de Noticias Yury Kotenok en la mismísima zona del frente. El legendario comandante, apodado Dobriy, ha comentado la situación real en las líneas del frente de la RPL a medida que las fuerzas de asalto se acercan a las posiciones de los defensores de Donbass.

Alexey, ¿qué está ocurriendo en la línea del frente? ¿Cómo definiría la situación en la zona de acción de su batallón?

Francamente, no veo ninguna diferencia entre las treguas y las no treguas. Este año hemos tenido la tregua de Pascua y la tregua escolar. En realidad eso se traduce en que, durante unos días, hay algo más de silencio. No trabajan los cañones de artillería, hay menos mortero y armas ligeras. Pero no ha habido silencio completo ni un solo día.

Se encuentran en una de las zonas clave de la defensa de la RPL en la zona de Kirovsk. ¿Qué la hace atractiva para el oponente?

Estamos en la conocida zona de Bajmutka-Jelobok. De hecho, se trata de uno de los puntos más calientes de la RPL. La realidad es que tomar esta zona sería muy beneficioso para Ucrania, ya que podría convertirse en un trampolín para un ataque desde unas posiciones que serían muy cómodas para defender. Por eso siempre intentan hacernos perder nuestras posiciones. Las posiciones son menos favorables para nosotros, pero aguantamos no porque las necesitemos, sino porque serían muy buenas para ellos. La tarea es no perder ante el enemigo. La realidad es que hay batallas diarias aunque sin avances. La tregua es algo sobre lo que leemos y oímos hablar pero nunca la hemos visto.

¿Qué distancia hay de aquí al enemigo?

Una media de 400 metros, pero hay posiciones en las trincheras en las que la distancia es solo de setenta metros. Hay posiciones a 170 metros. Es diferente en cada lugar.

¿Existe aún algo de la llamada zona gris?

Prácticamente ha desaparecido. Si en 2016 nuestras trincheras estaban a kilómetro y medio o dos kilómetros de distancia, ahora la zona gris no existe: se la ha comido el otro lado. Paso a paso.

¿Qué armamento se utiliza?

Lo más común son los AGS-17, algo menos los SPG-9. El lado ucraniano usa activamente mortero de 82 y 120mm. Por desgracia, no tienen escasez de munición.

¿Cómo son los enfrentamientos con el frente estable?

Por norma, las batallas son escasas, los dos lados están lo suficientemente bien atrincherados. Así que se disparan unos a otros por encima de la cabeza. La parte ucraniana nunca ha cumplido la tregua, así que los bombardeos son frecuentes y en grandes cantidades. Tenemos hasta estadísticas: caen 200 minas y la 201 hiere a alguien. Si al día caen 100, hay que estar preparado para sufrir bajas periódicas.

¿Reciben respuesta?

Sí. Pero raramente tenemos la oportunidad de responderles con todo. Cuando estás allí, notas inmediatamente: una buena respuesta y durante un día o dos el lado ucraniano guarda silencio, pueden disparar alguna vez, pero no usan nada duro. Después vuelven a la normalidad, así que es una espiral. Hasta la próxima vez. Mientras tanto, sigue la habitual guerra de trincheras. Evidentemente, no tiene una intensidad como la de la Primera Guerra Mundial, pero supone bajas en ambos bandos.

¿Afecta la naturaleza de la guerra las condiciones del batallón Prizrak?

Estas acciones agotan. Lo que quieren es avanzar. El impulso de liberar más territorio no ha desaparecido. Porque muchos de ellos son del otro lado, también de las áreas de Donbass ocupadas por el Ejército Ucraniano. Sueñan con volver a sus casas. Así que la guerra posicional les separa de la esperanza de volver a casa. Aunque sea duro, sangriento, un ataque les acerca a sus lugares de origen.

¿En lugar de eso los dos lados se atrincheran aún más?

Según los vídeos del otro lado que hemos capturado por diferentes medios (principalmente de los cuerpos que hemos retirado), el plan de fortificación que tienen está muy bien organizado. Es decir, las trincheras están cubiertas y cubiertas de vegetación. En este sentido, les envidio, porque tenemos grandes problemas con los materiales: en nuestro lado apenas hay vegetación. Conseguir buena madera es difícil. Al otro lado, por los vídeos de drones y los que hemos visto en teléfonos móviles, han cubierto y sellado todo. Así se pueden esconder de los bombardeos. Están fortificando muy bien.

El enemigo ha escenificado una serie de provocaciones. ¿Qué pretendían? ¿Cuál es la táctica del Ejército Ucraniano?

La táctica depende de cada unidad concreta. Hasta abril nos enfrentamos a la 58ª Brigada. Está compuesta por antiguos miembros del batallón Donbass, que se trasformó en un batallón de asalto. Intentaron asaltar nuestras posiciones varias veces.

¿Cómo lo hicieron?

Con un grupo de personas, arrastrándose con las armas e intentando dar algunos golpes en unos cuantos sitios. Afortunadamente para nosotros, la suerte ha estado de nuestro lado. Cada intento de asaltar nuestras posiciones ha acabado igual: cuerpos en la zona neutral y retirada. Entonces nosotros sacamos los cuerpos. A eso le siguen un par de días de tregua informal, hasta que los cuerpos llegan al otro lado. Entonces todo vuelve a empezar.

¿Cambió algo tras la partida de la 58ª Brigada?

Después de la 58ª llegó la 53ª. Tienen tácticas diferentes. Entre ellos está el 24º grupo de asalto del batallón Aidar. Empezaron a avanzar, paso a paso, por la zona neutral hasta darse con nuestras posiciones. Los pasos son visibles en el mapa: avanzaron y se atrincheraron. Avanzaron y se atrincheraron. Luego se dieron con nuestras posiciones y dirigieron sus esfuerzos hacia otras zonas. Avanzan, no miran y buscan otro lugar al que ir.

¿Qué consigue el Ejército Ucraniano?

Han reducido la zona gris, que se encontraba entre las dos posiciones. Y ahora los ataques son principalmente con grupos pequeños y armas ligeras (ametralladoras, lanzagranadas, misiles antitanque). La situación se ha deteriorado. Si antes lo que más temíamos era el fuego de mortero y artillería, ahora sacar la cabeza es algo muy poco práctico para ambos lados.

¿Qué se puede hacer para contrarrestar el fuego de los francotiradores enemigos?

El problema se soluciona fortificando y desarrollando las posiciones defensivas. Y diría que también con la ayuda de los observadores que tenemos en las formaciones de batalla y los periscopios y el material de observación de las trincheras. Tenemos la posibilidad de observar y corregir el fuego sin sacar la cabeza. Por desgracia, no todos tienen esa suerte.

¿Cómo se puede resumir la situación general en el frente?

Ha aumentado la tensión en comparación con la situación de hace un año. Y sigue aumentando. Antes o después habrá un golpe fuerte con todos los medios disponibles. Solo es cuestión de tiempo.

En uno de los intentos de avance del enemigo, se acercaron a sus posiciones y fueros repelidos. Cuéntenos algo más.

Fue el 23 de noviembre del año pasado, cuando el grupo de asalto del batallón Donbass en la 58ª Brigada atacó la zona de Bajmutka. Teníamos ventaja numérica. Antes del intento nos habían disparado en esa zona desde muy cerca. Los chicos se habían acostumbrado a los ataques contra ellos y se habían hecho con la rutina: disparar, luchar, descansar. Pero el 23 de noviembre hicieron un intento de asaltar nuestras posiciones.

¿Qué se pudo aprender de ese plan?

Uno de ellos tenía una GoPro. Al final, llegó a nosotros con el cuerpo de la víctima. Ahí había quedado grabado todo, era perfectamente visible: cómo se había preparado el grupo, cómo habían tenido cobertura mientras iban a sus posiciones y cómo comenzaba el asalto. Soy ateo, pero es muy difícil resistirse a pensar que lo enviaba alguien que protege a nuestros chicos. En este tipo de acciones, con un equilibrio de fuerzas de 1:5, normalmente hay éxito para el atacante. No quiero decir que ocurriera un milagro, sino que nuestros soldados no perdieron la lucidez y, casi a bocajarro, destruyeron al grupo de asalto. Ahí quedaron cuatro ukrops muertos frente a nuestras posiciones. Dijeron que habían perdido a nueve soldados: algunos murieron inmediatamente, otros murieron más tarde en el hospital. De nuestro lado, dos chicos en shock y otro herido en la batalla. En total, ganamos por goleada.

No fue el único caso…

Después de un tiempo, lo intentaron en otra zona, en Bajmutka, con el mismo resultado. Sacamos un cuerpo, documentación y armas. Entregamos el cuerpo al Ejército Ucraniano. Y durante un tiempo se detuvieron los intentos de asaltar nuestras posiciones. Ahora nos enfrentamos a otro equipo. Puede que sean más listos, su táctica es la de avanzar poco a poco. Pero también tenemos éxitos contra ellos. Puede que sus fuerzas sean insuperables, pero, como suelen decir, nuestro lado tiene la razón y la motivación.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Reportes del frente archivados.

Registro

octubre 2018
L M X J V S D
« Sep    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 39.351 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.233.960 hits
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: