Entrada actual
Anticomunismo, Historia, OUN, Stetsko

La creación de la Liga Anticomunista Mundial

Yaroslav stetsko y Ku-Cheng-kang

Así como el conflicto de Corea determinó la creación de la APACL, el establecimiento final de la Liga Anticomunista Mundial tuvo una relación muy directa con el recrudecimiento del enfrentamiento en Vietnam, en especial tras el incidente del Golfo de Tonkín en 1964.

Los anteriores intentos por organizar la acción política del movimiento anticomunista se habían visto abocados al fracaso. El más serio de esos intentos previos se produjo en 1958, año en el que México acogió una conferencia preliminar, organizada y financiada por la sección china de la Liga Anticomunista del Pueblo Asiático, APACL, (y quizás la CIA, según algunas fuentes). En el acto participaron representantes de la APACL junto a otros grupos anticomunistas, entre ellos la Confederación Interamericana de Defensa del Continente (CIADC) y el europeo Comité Internacional de Información y de Acción Social (CIAS), de fuerte influencia alemana. El objetivo era establecer un marco organizativo común y convocar un primer Congreso Mundial anticomunista para 1959.

Fritz Cramer, representante del CIAS, relata lo ocurrido en México en un informe al Ministerio de Exteriores de Alemania. En ese informe, recogido en el estudio de Torben Gülstorff sobre la acción anticomunista durante el periodo de coexistencia pacífica, Cramer señala que, en la conferencia de México, unos 20 representantes de la ABN condicionaron las decisiones tomadas hasta el punto de que el Congreso Mundial previsto se habría convertido en “un congreso de emigrantes anti-rusos”. La consecuencia es que parte de los delegados europeos abandonaron un proyecto cuyo liderazgo quedaba en mano de las facciones anticomunistas más radicales.

A pesar de ello, el CIAS aceptó la creación de un Comité Directivo encargado de impulsar la creación de algún tipo de organización anticomunista mundial. Lo más significativo de ese Comité es que ya reflejaba el compromiso de las fuerzas estadounidenses más reaccionarias. Así, dos ciudadanos de Estados Unidos, Charles Joseph Kersten y Marvin Liebman, uno de los principales oponentes por entonces a la entrada de la China de Mao en la ONU, asumieron la Presidencia y la Secretaría General de un Comité que, de hecho, ya venía funcionando desde 1957 para impulsar el proyecto de Liga Anticomunista Mundial.

En 1960, la CIAS, la CIADC y la APACL volvieron a estar cerca de un acuerdo para crear un laxo comité de coordinación, un proyecto que la APACL finalmente se negó entonces a ratificar. La organización abandonó por completo en 1962 la propuesta y, a instancias de la sección china de la APACL, se opuso con posterioridad a considerar las iniciativas de la CIAS.

El deterioro de la situación en el sudeste asiático cambió la situación en favor de los intereses de la ABN y de la APACL, en especial de su sección taiwanesa. Ambos querían una organización centralizada, controlada desde arriba, y por fin iban a poder implantarla. Entre el 3 y 8 de noviembre de 1966, en Seúl, la Liga Anticomunista del Pueblo Asiático, APACL, organizó su duodécima Conferencia. Tomando como referencia su “espíritu y principios originales”, la organización adoptó entonces la Carta de la Liga Anticomunista Mundial, conocida como WACL en sus siglas inglesas (World Anti-Communist League).

En esa reunión de Seúl, la organización adoptó además una resolución en la que aparecían con claridad los apoyos no asiáticos del proyecto. A modo de Carta Abierta al Pueblo Americano, el llamamiento mostraba su oposición a una política débil hacia la China comunista, orientada a limitar su aislamiento político y económico. La carta denunciaba la propuesta de algunos expertos estadounidenses de “apaciguar a los Chinos Rojos a través de contactos ampliados e incluso admitir el régimen de Pekín en las Naciones Unidas”. Señalaba que “una paz conseguida por medio de la rendición, la entrega, el apaciguamiento o incluso el compromiso es deshonrosa y sólo conducirá a una pronta guerra”. La consecuencia de esa política de contención hacia la Gran Revolución Cultural en marcha, destinada a acabar con “la herencia cultural de China” sería, según los firmantes, que “la confianza de los pueblos asiáticos en los Estados Unidos se verá socavada y el apetito de los comunistas asiáticos aumentará”.

Entre los asistentes que, como observadores, se adhirieron a la firma de la Resolución aparecen algunos personajes relevantes como el exministro de Exteriores del gobierno de Franco, Alberto Marín Artajo. También dos representantes de la diáspora ucraniana: Lev Dobrianski, representante del Comité Nacional de Naciones Cautivas (NCNC), y Yaroslav Stetsko, líder del Bloque Antibolchevique de Naciones (ABN). Otro observador firmante del acuerdo era Theodor Oberlander, exministro para los Refugiados de la República Federal Alemana. En 1941, Oberlander, miembro de la Abwher de la Alemania nazi, y Stetsko habían entrado juntos en Lviv tras la ocupación del territorio de la Unión Soviética por las fuerzas de la Wehrmacht.

La Conferencia inaugural de la WACL tuvo lugar en Taipei en septiembre de 1967. En esa reunión, los participantes emitieron una declaración y adoptaron un programa común de actuación, auto-proclamándose “orgullosamente como defensores de la libertad”. Según recogió entonces Taiwan Today, declararon lo siguiente:

Tal y como lo vemos, lo que el mundo necesita es la libertad política bajo la que florecen las instituciones democráticas y los derechos humanos están plenamente garantizados, la libertad nacional reflejada en la independencia nacional y la igualdad racial, la libertad económica que permite al pueblo ser libre de necesidad y una comunidad próspera y, por último, pero no por ello menos importante, una vida libre y feliz para cada individuo cuya dignidad personal es inviolable. Es en defensa de estas valiosas libertades por las que nos oponemos firmemente al comunismo.

La ABN de Stetsko se convirtió en una de las principales organizaciones anticomunistas incorporadas a la WACL. Desde la perspectiva asiática, esa organización era vista como una reunión de “razas oprimidas bajo el dominio de la URSS centradas en torno a Ucrania”.

Con la creación de la WACL, el relanzamiento de la actividad política del anticomunismo marca el inicio de un largo periodo de represión y violencia contra sus enemigos en el mundo. A ello contribuían los objetivos de la nueva WACL. Según un informe de la CIAS al Ministerio alemán, entre esos objetivos se incluía la ayuda directa a los movimientos de liberación nacional de carácter anticomunista, el desarrollo de métodos de guerra política y psicológica y la formación de nuevos líderes anticomunistas.

Todo ello indica el inicio del verdadero contraataque para hacer caer a los estados socialistas o comunistas del planeta, en línea con la línea de erradicación total del comunismo que impulsaban el ABN y la APACL. Con sus nuevos objetivos establecidos, Gülstorff concluye su trabajo señalando que “el anticomunismo se radicalizó durante las siguientes dos décadas”. En realidad, no era verdaderamente así. Lo que había ocurrido era simplemente que los ultraderechistas más radicales, los de la ABN y de las secciones más agresivas de la APACL, habían conseguido hacerse con el control de una agresiva organización de ámbito mundial. Tenían por fin al alcance de la mano hacer realidad su proyecto: vencer y liquidar al movimiento comunista.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: La creación de la Liga Anticomunista Mundial – Diario Octubre - 11/12/2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

diciembre 2016
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.139 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,094,469 hits
A %d blogueros les gusta esto: