Entrada actual
Armenia, El Murid, ElectricYerevan, Maidan, Protestas

ElectricYerevan: ¿protesta social o revolución de colores?

Original: El Murid

Ya empieza a llamarse Maidan, por analogía con el golpe de Kiev, a los hechos que ocurren estos días en Armenia.

El Maidan es una de las variantes de una revolución de colores o, en otras palabras, un intento de capturar y mantener el poder a través de la probada estrategia de la protesta juvenil. Para juzgar si algo es o no una revolución de colores, hay que analizar la manifestación de una serie de condiciones claras: unas necesarias y unas suficientes.

La condición necesaria para que se dé una revolución de colores es la existencia de inestabilidad política en el país y una crisis de las autoridades correspondientes. Es una condición esencial aquella sin la cual un fenómeno es imposible. A juzgar por lo que ocurre en Armenia, esta condición está presente.

La condición suficiente para lanzar una revolución de colores es la existencia de un movimiento organizado y sistematizado de protesta juvenil, creado específicamente para el proyecto. En Ucrania, el movimiento que sirvió para este propósito (especialmente diseñado para el Maidan) fue el Praviy Sector. En otros países en los que se han producido revoluciones de colores también se ha creado ese tipo de movimientos que o han desaparecido tras la revolución o se han transformado rápidamente. Una condición suficiente es aquella que hace posible un fenómeno.

Es aquí donde hay una clara falta de certeza. Han pasado varios días desde el inicio de las protestas y, por el momento, no se observa ninguna fuerza de choque de ese tipo. De haber sido organizada, ya habría aparecido y revindicado el papel de líder y fuerza principal de la protesta. Si no, la protesta está destinada a permanecer desorganizada, desestructurada y a quedar en nada si las autoridades son capaces de actuar con un mínimo de sentido. Si no lo son, por supuesto, la protesta continuará creciendo; pero no sería posible llamarla revolución de colores, ya que no se cumpliría el principal objetivo por el que se ha iniciado la protesta.

No hay que apresurarse, por lo tanto, a asignar una etiqueta a lo que está ocurriendo. Por el momento, estamos hablando de una protesta social y la aparición de lemas políticos se explica fácilmente como un intento de la oposición de obtener un rédito político de los hechos. Pero el curso de los acontecimientos es completamente natural. Habría sido absurdo que la oposición se quedara dormida ante tal oportunidad.

La aparición de un movimiento especialmente organizado sería el punto de inflexión, pero, hasta que eso ocurra, es prematuro insinuar que lo que ocurre es algo planeado.

Como es natural, la apariencia externa de la protesta no puede explicar lo que ocurre en realidad. Todas esas galletas, tiendas de campaña y barricadas hechas de contenedores de basura son interesantes, pero no son especialmente informativas. De aparecer la inestabilidad y una fuerza de choque organizada, entonces podremos empezar a hablar de un Maidan en Ereván. Si no, simplemente quiere decir que no existe Maidan.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.555 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,124,188 hits
A %d blogueros les gusta esto: