Entrada actual
Alto el fuego, Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, Minsk, Rusia, Ucrania

Contradicciones

En los meses que lleva ya en el cargo, Volodymyr Zelensky parece haber dejado pasar el tiempo sin tomar medidas drásticas, especialmente en lo que respecta a Donbass y al proceso de Minsk, hasta tener el control del Parlamento. En este tiempo, el nuevo presidente ha compaginado declaraciones y actos que en nada se diferencian de los de su predecesor con otros en los que sí puede apreciarse un cambio. Sin embargo, la situación sigue completamente paralizada, con pequeños cambios que no suponen una modificación relevante ni para la población ni para el proceso de paz.

Aunque el Grupo de Contacto pactó una tregua indefinida, su puesta en práctica no difiere en exceso de treguas anteriores y aunque finalmente se produjo la retirada de tropas y armamento de Stanitsa Luganskaya y se habla de reconstruir el puente, la situación no ha cambiado en otras zonas del frente. Las contradicciones se repiten también en los nombramientos y ceses. Aunque el cese de Irina Gerashenko, cuya misión en el Grupo de Contacto parecía ser la de sabotear todo avance, es indudablemente un paso positivo, ni los bombardeos han cesado, ni Ucrania ha reanudado los pagos de pensiones en Donbass, ni se ha levantado el bloqueo económico, bancario y de transporte.

Artículo Original: Denis Grigoriuk

La prensa ucraniana habla habitualmente de los defensores de la RPD y la RPL como terroristas. Así que cuando los periodistas de la prensa occidental utilizan el término “rebeldes”, sus colegas ucranianos, confusos, denuncian una traición que califican como el trabajo de la “mano del Kremlin”.

En lugar de retirar equipamiento pesado del frente, reconstruir el puente en la RPL, desminar la zona y trabajar sobre las medidas legislativas que el Parlamento de Ucrania tiene que aprobar según los acuerdos de Minsk, Kiev continúa provocando conflicto. De hecho, los grupos de sabotaje ucranianos son los que cometen actos terroristas en el territorio que no controlan las fuerzas de seguridad de Ucrania.

Concretamente, el 13 de agosto se produjo un acto terrorista en la retaguardia, en la localidad de Shajtyorsk. La batalla por el pueblo acabó hace ya cinco años, pero los grupos de sabotaje ucranianos siguen intentando aterrorizar a la población. El Ministerio de Comunicaciones de la RPD, en su canal de Telegram, informó a las 16:06 de una explosión provocada por una mina en las líneas de alta tensión. “Hoy se ha producido un acto de sabotaje: se ha hecho explotar las líneas de transmisión. Según nuestros datos, los saboteadores ucranianos han minado nuestras instalaciones para interrumpir las emisiones y desestabilizar la situación en la República”, afirmaba el mensaje del departamento.

Las fuerzas especiales de la República detuvieron a un sospechoso de cometer este acto. “Los empleados del Ministerio de Seguridad han detenido a un sospechoso de cometer este acto terrorista, que será acusado según el Artículo 256 del Código Penal de la RPD (posesión, venta, transporte o uso de armas de fuego, sus partes, munición, explosivos o artefactos explosivos) y según el Artículo 229 (Acto terrorista)”, añadía el mensaje.

El Ministerio de Asuntos Exteriores realizó una declaración oficial sobre el acto de sabotaje. “La explosión de las líneas de transmisión y los bombardeos de la parte sur de la RPD y Gorlovka se producen en el mismo momento que representantes de Kiev en el subgrupo político defienden ideas como sabotear el plan de paz”, afirmaba la declaración. El Ministerio añadió que sigue tomando nota de cada una de las infracciones ucranianas al alto el fuego y que exigirá en la próxima reunión del Grupo de Contacto que se castigue a todos los culpables de estas provocaciones.

En este contexto, Zelensky ha apartado del trabajo del Grupo de Contacto a Roman Bessmertny. La causa oficial del cese es buscar una formación más efectiva del equipo del Grupo de Contacto. Pero es fácil adivinar que al presidente de Ucrania no le habrán gustado las declaraciones de Bessmertny alegando que Ucrania debería retirarse de los acuerdos de Minsk. Esa idea es contraria a la retórica de Zelensky, que pretende convertirse en la paloma de la paz de la guerra de Donbass.

Al menos en público, Ucrania debe mantenerse como parte de los acuerdos de Minsk, insistiendo en su cumplimiento, pese a que Kiev no ha cumplido un solo día con las condiciones descritas en esos acuerdos firmados el 12 de febrero de 2015. En primer lugar para convencer a su propia gente y a sus socios extranjeros de que defiende la paz, aunque la realidad sea otra: ataques, provocaciones y soldados ucranianos muertos por sus propias minas en la zona gris. Es curioso que Zelensky no llame a Francia y Alemania para discutir los actos de sabotaje que se producen en lugares como Shajtyorsk. ¿Es que no le importa al presidente de Ucrania que su soldados saboteen su gran plan de entrar en la historia como el presidente más pacífico?

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.511 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1.327.872 hits
A %d blogueros les gusta esto: