Entrada actual
Donbass, DPR, Ejército Ucraniano, Estados Unidos, LPR, ONU, OSCE, Rusia, Ucrania, Uncategorized

Diferentes propuestas

Artículo Original: Colonel Cassad

kurzBrevemente sobre el desarrollo del tema de la misión de paz. De hecho, ya hemos escrito sobre los problemas, aunque las preguntas continúan a causa de las discusiones en curso.

Una vez más, la guerra en Ucrania solo puede parar gracias a concesiones significativas de Estados Unidos o Rusia -lo que significaría para quien lo hiciera debilitar su posición en Ucrania- o el colapso del régimen de Kiev, que sigue siendo la razón esencial para la continuación de la guerra.

La idea de la misión de paz en Donbass es algo recurrente y un intento que ni siquiera es nuevo de evitar el cumplimiento de los acuerdos de Minsk y conseguir los mismos objetivos que cada una de las partes trata de conseguir, pero, a causa de una diferente interpretación, es imposible de realizar por medio de esos acuerdos.

Teniendo en cuenta que el régimen no da signos de poder caer y no ha habido presión externa suficiente sobre él, la única posibilidad hipotética sobre la mesa es la de las concesiones de una u otra parte. Como ha quedado claro con lo que ha publicado la prensa estadounidense y posteriormente ha sido confirmado por el Kremlin, tras la victoria electoral de Trump, la Federación Rusa entregó a la Casa Blanca, una serie de propuestas para la normalización de las relaciones (aunque sin medidas específicas). Estados Unidos rechazó estas propuestas por ser “poco realistas” (no es sorprendente, teniendo en cuenta que Estados Unidos no considera a Rusia como igual en un proceso de negociación). Las sanciones y la guerra diplomática no iban a detenerse y los últimos actos de Estados Unidos (el cierre del consulado ruso en San Francisco o la amenaza de forzar a los medios rusos como RT o Sputnik a registrarse como “agentes extranjeros”-Ed) han llevado a más amenazas de Rusia de reducir aún más la representación diplomática estadounidense en Rusia.

Estados Unidos tampoco ha dejado pasar el tema y ataca ahora a Kaspersky con la recomendación de que todas las instituciones públicas se deshagan de este “producto espía”. Es decir, el intercambio de “regalos” continúa y no existen señales evidentes que la situación de las relaciones con Estados Unidos vaya a normalizarse. Los deseos de Trump pueden ser una cosa, pero los del establishment estadounidense son diferentes. Y mientras, el establishment siga buscando vendetta contra Putin por la que Putin supuestamente organizó contra Clinton.

En este sentido, las declaraciones de que Rusia está dispuesta a permitir la presencia de la misión de paz armada no solo en la línea del frente parece una concesión y una oferta de seguir negociando, aunque no elimina la posibilidad de que haya presencia rusa en esa misión de la ONU y, lo que es más importante, se mantiene la exigencia de coordinación con la RPD y la RPL en los esfuerzos de la misión. Así que todo sigue el guion de la ya habitual retórica de Minsk (en el sentido de la euforia de Pushilin de hace dos años cuando Minsk era una victoria y en Donbass iba a haber paz y la histeria sobre la inminente cesión de la frontera en diciembre de 2015, con aquellos “Moscú va a retirarse y entregar a Ucrania las Repúblicas Populares”), que no lleva a ningún resultado concreto, aunque, en este caso, se observa cierta actividad diplomática, ya que además de Francia y Alemania, ha aparecido en la escena Estados Unidos (como principal patrocinador del régimen de Poroshenko, hasta ahora había evitado participar en las negociaciones, insistiendo en que Rusia tenía simplemente que cumplir el ultimátum de Obama y salir de Ucrania cediendo también Crimea). Oficialmente, Estados Unidos no es contrario a la idea de enviar cascos azules, pero no especifica en exceso su formato preferido.

La Unión Europea tradicionalmente ha actuado como el “poli bueno” que, además de amenazas como Estados Unidos, orece también deseadas zanahorias como la retirada de las sanciones en un esquema que sería algo así: entregad Donbass y a cambio retiraremos sanciones. Probablemente solo una parte de las sanciones. En general, hay escasas diferencias entre la actualidad y la situación tras la conferencia de Milán en el otoño de 2014, cuando quedó claro el bloqueo diplomático. Las actuales esperanzas se basan fundamentalmente en el hecho de que Estados Unidos se ha involucrado en la actual ronda de negociaciones y sin su participación, el acuerdo era improbable.

Los cálculos de Estados Unidos se basan en el hecho de que el deseo de normalizar las relaciones con Estados Unidos tras la elección de Trump puede llevar a Rusia a realizar concesiones que el Kremlin ha evitado desde la firma del primer acuerdo de Minsk. Así que es razonable ver en la aceptación de la presencia de cascos azules no solo en la línea del frente una cesión importante por parte de Rusia y una vuelta a mayo-septiembre de 2014, cuando Rusia realizó una serie de concesiones a Estados Unidos y la Unión Europea (comenzando con el reconocimiento del régimen de Poroshenko). Las consecuencias de esos actos aún son evidentes ahora.

En términos de la hipotética cuestión de las posibles concesiones de la Federación Rusa, el parámetro clave que supondría la retirada de Rusia de Donbass y la entrega de los restos a Ucrania sería la cesión del control de la frontera al Ejército Ucraniano y la posterior celebración de elecciones con la participación de los partidos ucranianos y el rechazo a las exigencias de federalización/descentralización de Ucrania. Kiev, por su parte, evita con la descentralización el reconocimiento de las Repúblicas Populares al final de la guerra. Cómo se traten estos parámetros en un posible documento de introducción de una misión de paz podría determinar quién y qué ha perdido realmente en Donbass, ya que la presencia de cascos azules puede cambiar la situación, aunque tampoco se puede excluir la posibilidad de que, pese a todos los titulares, la misión sea tan profana como la misión de observación de la OSCE, que durante años ha trabajado en Donbass duplicando el trabajo de Basurin y de la portavocía de “ATO”. En teoría, no tiene relación directa con la implementación de los acuerdos de Minsk.

Mientras aparentemente la decisión está tomada, las propuestas son tan diferentes que combinar en un único documento los deseos de Rusia y Estados Unidos parece imposible.  Así que una de las partes tendrá que ceder o habrá un compromiso, que ahora mismo parece improbable teniendo en cuenta la naturaleza de las relaciones Washington-Moscú, en cuya agenda está luchar contra programas antivirus o recuperar terrenos perdidos.

PD. En la línea del frente los ataques no han cesado (buenos días, “tregua escolar”). Según las fuentes militares de la RPD, ha llegado otro grupo de unidades mecanizadas del Ejército Ucraniano, que podría suponer un peligro real para la zona de Donetsk en caso de que la guerra pasara a fase activa.

***

La postura de Estados Unidos

Artículo Original: Colonel Cassad

A modo de breve apéndice:

  1. Estados Unidos ha anunciado su posición en el tema de la misión de paz para Donbass. Estados Unidos no ofrece ningún compromiso y afirma la necesidad de acceso completo de la misión de paz a todo el territorio de las Repúblicas Populares, incluyendo la frontera entre la RPD/RPL y Rusia. La postura de Rusia sigue siendo que el destino de la frontera estará decidido una vez que Kiev cumpla con sus compromisos según los acuerdos de Minsk.
  2. En realidad, Estados Unidos ignora esta lógica y exige que se entregue el control de la frontera. Según la portavoz del Departamento de Estado, comparten esa postura los principales países de la Unión Europea incluyendo Alemania.
  3. La llegada de cascos azules en esos términos sería la aceptación de las exigencias de Kiev y Washington, lo que en realidad vuelve a llevarnos a la habitual oferta entre la guerra y la capitulación en términos de incapacidad de congelar el conflicto.

Finalmente, si se ignora la retórica vacía y las esperanzas de mejorar relaciones entre Estados Unidos y Rusia, en el tema ucraniano la nueva administración estadounidense no es significativamente diferente a la anterior, lo que ha quedado confirmado con la repetición de las exigencias del ultimátum de Obama.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2017
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.672 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,133,325 hits
A %d blogueros les gusta esto: