Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, Ucrania

Los últimos quince minutos

Artículo Original: Yulia Andrienko / Komsomolskaya Pravda

Se han cumplido seis años del bombardeo aéreo del Ejército Ucraniano sobre la ciudad de Snezhnoe, en la República Popular de Donetsk.

“De repente, Facebook me recordó lo ocurrido el 15 de julio de 2014. Era pronto por la mañana. Mi marido salía al trabajo. Salí al patio para descolgar la ropa colgada”, cuenta Anya, residente en Gorlovka. “Entonces vimos que desde la zona de Donetsk-Dzerzhinsk volaban dos aviones hacia Snezhnoe. Volaban muy bajo, eran militares. Después de verlos pasar, fui a planchar la camisa de mi marido. Diez o quince minutos después, vi que mi marido salía al patio. Los dos aviones volaban en dirección opuesta. Un poco más tarde nos enteramos de lo que había ocurrido en Snezhnoe. Y más tarde todavía, escuchamos las palabras del portavoz del centro analítico-informativo del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional: “Nuestras aeronaves no han realizado ninguna salida durante este día”.

¿Qué se puede hacer en quince minutos? Se puede planchar una camisa, como hizo Anya. Se puede preparar una taza de café. Se puede dar una ducha. O se puede bombardear una ciudad pacífica y arrebatar sus vidas a quienes tomaban una taza de café o planchaban una camisa. Los quince minutos pasarán igualmente. La diferencia es que, para algunos, serán sus últimos quince minutos.

Las aeronaves ucranianas lanzaron diez bombas sobre el centro de la ciudad. A consecuencia de ese bombardeo aéreo, se derrumbó la entrada de un edificio residencial en la calle Lenin y varios edificios colindantes sufrieron daños. Doce civiles murieron y otra docena resultó herida, un niño entre ellos.

“Lo peor es que lo que pasó se ha diluido en la niebla, se ha olvidado, borrado de la memoria. Se ha visto eclipsado por episodios aún más terribles, ¿cuántos aniversarios tristes tenemos ya? No se puede ni olvidar, ni perdonar algo así”, insiste Anya.

Los aterradores disparos que destruyeron las viviendas se vieron por todas partes. De entre los escombros, los rescatadores lograron sacar a los civiles. El verdadero milagro es que consiguieran sacar vivo a un niño enterrado entre los restos de la casa. Bogdan, de cinco años, sobrevivió de milagro tras cinco horas bajo los escombros.

“Escuchamos un lamento, así que afinamos el oído y vimos a un niño pequeño bajo los restos, tenía la pierna atrapada. No podíamos alcanzarle, así que usamos una grúa para levantar la viga. Hubo momentos en los que parecía que se iba a colapsar sobre él, pero dios estaba de su parte. Cuando lo sacamos, lo llevamos a la ambulancia y después al hospital”, explica Valery Jlopenik, que en aquel momento era miembro del primer revolucionario Consejo Popular de la RPD.

La guerra continúa, ya en su séptimo año. Ayer [el 14 de julio], dos civiles resultaron heridos, otra vez en Alexandrovka: una madre y un hijo. La población pierde la esperanza de que los crímenes contra la humanidad del Ejército Ucraniano vayan a ser castigados algún día, porque la tregua sigue siendo un sonido vacío.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.661 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.364.358 hits
A %d blogueros les gusta esto: