Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, Minsk, Rusia, Ucrania

Sangre e hipocresía

Mientras se discute aún cuál será el destino de Jerson, si la ciudad será abandonada por las tropas rusas o si se luchará por ella, y qué ocurrirá más adelante, si Rusia buscará una negociación con Ucrania, que actualmente solo puede ser en posición de debilidad, o si el conflicto continuará sin atisbo de enfriarse, la población de Donbass sigue sufriendo a causa de una guerra que, para ellos, comenzó hace ocho años y medio. Esta semana, las tropas ucranianas han vuelto a utilizar artillería occidental para hacer arder la capital de Donbass, Donetsk, donde atacaron el edificio de la estación de tren. Un ataque sin más sentido que destruir: realizado por la noche, el edificio se encontraba vacío y los ataques a los edificios adyacentes no van a paralizar el escaso tráfico ferroviario de Donbass. Se trata solo de un ataque más de los muchos que se suceden a diario en una ciudad cuya vida es ahora más peligrosa que nunca y en la que la población sufre de carencias que se critican en el caso de producirse en las ciudades ucranianas, pero que se oculta cuando ocurren únicamente en Donbass. La carencia de agua, las extremas dificultades económicas, la duda sobre si habrá o no calefacción en los pisos este invierno o el constante goteo de muerte y destrucción no causan sorpresa ni indignación cuando ocurren en aquel lado de la línea del frente.

Artículo Original: Denis Grigoriuk

En los últimos seis meses, gracias a los esfuerzos de las Fuerzas Armadas de Ucrania, no queda prácticamente lugar ni edificio alguno en el centro de Donetsk que no se haya visto afectado por los proyectiles de países de la OTAN. Sí, también en el mismísimo centro de la ciudad, cuyas fotos han querido utilizar los liberales (que coinciden con lo que dice el manual ucraniano) cuando quieren probar que nadie ha bombardeado Donetsk en estos ocho años. Espero que ahora estén satisfechos con el hecho de que Donetsk haya adquirido la imagen visual que mucha gente tiene cuando piensa en qué estado debe presentar realmente una ciudad militar.

Sin embargo, por algún extraño motivo, esas mismas personas ignoran las imágenes del aeropuerto de Donetsk, los edificios de viviendas de la calle Stratovnavtov, el monasterio Iversky, las jruschovkas desconchadas, edificios de pisos o viviendas unifamiliares destrozadas por los actos de las Fuerzas Armadas de Ucrania alrededor de Donetsk. Puede que la imagen no sea lo suficientemente jugosa, que no se haya publicado en el Times, así que parece que no ha pasado.

Tampoco perciben los daños en el Donbass Arena, atacado por primera vez en 2014 y que ahora los soldados ucranianos siguen atacando. Habrán olvidado qué pasó en el Faner Plaza (cuyo verdadero nombre es Green Plaza), un centro comercial y centro de oficinas que lleva mucho tiempo protegiendo sus ventanas con madera. No recuerdan el ala destruida del Museo Local de Donetsk, que fue restaurado a partir de los escombros, pero donde habitualmente se producen aún explosiones.

Por no hablar de toda una serie de localidades más pequeñas, como Uglegorsk, Ilovaisk o Debaltsevo. Y Gorlovka y las localidades a su alrededor, que han sido prácticamente borradas de la faz de la tierra. Pero parece que para los liberales Donetsk tenía que parecer Grozny, ejemplo de qué fueron los sagrados años 90, o incluso como Londres bajo los bombardeos de la Luftwaffe. Solo así estarían satisfechos.

Ni siquiera entonces habrían exigido a Ucrania que implementara los acuerdos de paz. Han sido siete años [de proceso de Minsk] y ni un solo visitante liberal que ha llegado a Ucrania desde Rusia ha manifestado el más mínimo gesto sobre el tema del pacifismo. Todo el mundo estaba satisfecho con lo que había. Así que se puede llorar por el destino de la población ucraniana. Solo que cuando solo mataban en Donbass, la costumbre era mantenerse en silencio y no decir nada al respecto, pero cuando la batalla tocó Kiev, Lviv y otras ciudades, era necesario derramar una lágrima.

Hipocresía y sed de sangre en un mismo paquete. ¿Cómo les cabe en la cabeza?

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 8.970 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.856.249 hits
A %d blogueros les gusta esto: