Entrada actual
Donbass, Poroshenko, Ucrania, Zelensky

Por el camino equivocado

Artículo Original: Colonel Cassad

El grupo sociológico Rating ha publicado los resultados de una encuesta que mide el estado de ánimo de la sociedad y la percepción de la dirección en la que camina el país. Teniendo en cuenta que el centro sociológico es ucraniano, es difícil ver en los resultados las maquinaciones del FSB y de la propaganda rusa.

Francamente hablando, los resultados no son sorprendentes. Una amplia mayoría, el 70%, opina que el país se mueve en una dirección equivocada. A principios de julio, era el 63%. Esto ocurre más de un año después del inicio del mandato de Zelensky. Solo el 19% está satisfecho con el curso de los acontecimientos, que coincide con el electorado de Poroshenko, el descompuesto partido Golos y los nazis de Svoboda, Praviy Sektor, etc.

Si recuerdan, en campaña, Zelensky prometió abandonar el “curso de Poroshenko”, ese que muchos ciudadanos consideraban erróneo. De ahí que más del 70% del electorado diera su voto a Zelensky, no como voto a favor, sino como voto en contra: contra el curso que había tomado el país, contra Poroshenko y contra la continuación de la guerra, factores con los que jugaron los mentores de Zelensky, que le presentaron a la sociedad como la forma de acabar con ese “cuso erróneo” y acabar la guerra. Obviamente, esas promesas se han quedado en promesas y el “curso erróneo” ha continuado.

Es más, la situación del último año, que ya no puede achacarse a las actividades de Poroshenko, se ha deteriorado: el 66% cree que la situación económica en el país ha empeorado y el 24% no ve cambios o mejoras. Solo el 8% cree que ha mejorado. Un veredicto elocuente sobre los “nuevos enfoques para gestionar la economía ucraniana”, para quienes escucharon primero a quien tenía en la mano “el martillo de Perun” y después a los secuaces de Ajmetov que vendieron el depredador proyecto de “energía verde” que solo beneficiaba a Ajmetov.

No es de sorprender que el 57% mencione la “incompetencia del Gobierno”, es decir, de Zelensky y “Servidor del Pueblo”, como principal motivo del deterioro de la situación. Ese es el estado de ánimo en el que “Servidor del Pueblo” se enfrentará a las elecciones locales. Los optimistas ciudadanos solo cuentan con una mejora a corto plazo vinculada a la eliminación de restricciones por la cuarentena, pero claramente esperan “tocar fondo”. Eso sí, esa sensación convive con las más pesimistas expectativas del riesgo de una “segunda ola” y otro posible cierre de diferentes regiones del mundo, que podrían afectar a Ucrania y crear un efecto negativo acumulado al pesimismo social.

Es natural que la “Plataforma Opositora”, “Batkivschina” y “Solidaridad Europea” esperen heredar parte del electorado de los “servidores del pueblo” en las próximas elecciones locales, ya que en el contexto de un pesimista estado de ánimo, la población va a buscar otras alternativas populistas que les ofrezcan un “mejor mañana”, que, obviamente, tampoco ocurrirá, ya que el acuerdo con el FMI no prevé mejoras para la población. Al contrario, los recortes en los aspectos sociales son una obligación adquirida por Ucrania y que es mérito única y exclusivamente de Zelensky y compañía.

Sin embargo, para la oposición, será una forma de revertir la tendencia y de mostrar la muerte del proyecto del “nuevo mesías”, como se quiso representar a Zelensky en 2019. El tiempo ha demostrado que ni su entorno ni él son mejores que los demás y que no han sido capaces de producir ningún resultado positivo. Así que la caída del apoyo a “Servidor del Pueblo” es inevitable. Y cuanto más se parezca a “Solidaridad Europea”, más se preguntará la población por qué debe votar a “Servidor del Pueblo” si no hay gran diferencia entre Zelensky y Poroshenko. ¿Por qué votar a Poturaev si apenas difiere de Vyatrovich? ¿Por qué apoyar el régimen oligárquico del Gobierno de Shmygal si apenas difiere del Gobierno oligárquico de Groisman?

El actual intento de establecer una tregua en Donbass es una de las formas de tratar, si no de dar la vuelta, sí frenar la tendencia, para evitar así una catástrofe electoral ahora.

Para la población de Ucrania, esta ha sido una nueva lección sobre cómo los eslóganes sobre la “nueva vida que llegará mañana” y “el continuo deseo de unirse a la Unión Europea y la vida europea” difícilmente se corresponden con la realidad. Diferentes personas corean los mismos lemas y los resultados son idénticos. Así que poco a poco, encuesta a encuesta, se dan cuenta de que el país va en mala dirección. ¿Puede que se pueda hacer algo para cambiarlo?

No será tan fácil y la feliz bacanal continuará. De un populista en manos de oligarcas a otro. Hacia el deseado café en Viena a través de las plantaciones de fresas de Polonia y el infierno social en casa.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 21.733 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.373.268 hits
A %d blogueros les gusta esto: