Entrada actual
Ejército Ucraniano, Jerson, Rusia, Ucrania

Los alrededores del Dniéper

Artículo Original: Alexander Kots / Komsomolskaya Pravda

“Radio Bayraktar, la música de la peremoga [victoria] ucraniana”, se corta la radio en la frecuencia FM a un par de docenas de kilómetros del Dniéper. Al otro lado de la ventana del coche, el campo envenenadamente amarillo del sol se confunde con el cielo azul. Un paisaje azul y amarillo unido a la cacofonía que ha venido antes: una extravagancia de arte patriótico. Hay para todos los gustos: desde canción de autor a hip hop, de baladas a tonadillas, de rock duro a pop blando. Todos ellos sobre los herederos de Bandera, que en la fortaleza de Bajmut cortan en pedazos a los malvados moskalis. Odio a Rusia concentrado, empaquetado y envuelto en un papel de regalo musical que tras quince minutos pone rojas las mejillas. Entre canción y canción se ofrecen breves pero claras instrucciones sobre cómo informar de la posición de las unidades rusas, sus movimientos, el número de equipamiento y las cifras de personal. Esas personas son periódicamente detenidas por las fuerzas especiales rusas. Algunos tienen suerte de escapar simplemente expulsados al otro lado en el último puesto de control. El planteamiento es que si van a trabajar para el régimen de Kiev, lo hagan desde el territorio bajo su control, es decir, desde allí lejos.

La última vez que pasé por estas carreteras fue el año pasado, justo antes de abandonar Jersón. En los últimos meses, han cambiado sustancialmente. En los alrededores del Dniéper se observan más cráteres de minas y proyectiles y junto a las carreteras hay esqueletos de coches quemados. Es evidente que con la ocupación de posiciones ventajosas en la margen derecha, el oponente ha intensificado los bombardeos de las localidades de la margen izquierda, como muestra la destrucción en las aldeas de la línea del frente.

Recientemente, se ha publicado en la red que el régimen de Kiev había aterrizado en nuestra costa y prácticamente creado una cabeza de puente. “Sí, periódicamente hacen redadas, desembarcan, intentan ganarse un hueco”, confirma un oficial al que conozco en una de las líneas de defensa cerca de Alyoshka. “Últimamente, han desembarcado cincuenta saboteadores en siete botes. No está claro cuál es el objetico de estas acciones suicidas. Naturalmente, este tipo de ataques es rechazado de forma inmediata. Era más difícil echarles de las islas”.

A mediados de primavera, los grupos de sabotaje del oponente empezaron a intentar desembarcar en numerosas islas que la población de Jersón solía utilizar para descansar. Allí hay dachas y campos que el enemigo eligió rápidamente y empezó a utilizar para llegar a nuestra costa atacando puestos de observación. Este tipo de salidas no tiene un gran significado estratégico, pero es un trabajo de sabotaje diario, que busca intimidar y presionar psicológicamente. Entonces la aviación vino al rescate.

“Empezaron a trabajar sobre su apoyo con munición de 500 kilogramos. Primero se acabó con la posición de las Fuerzas Armadas de Ucrania en la isla de Cherkessky y después en Bolshoy”, explica mi interlocutor. “Entonces empezamos a barrer sistemáticamente las islas con nuestros grupos bloqueando los canales por los que antes pasaban tranquilamente. Y la artillería trabajaba desde la costa. Así que todas las aproximaciones a las islas están bajo nuestro control. Aunque aún intentan molestarnos”.

La especulación sobre una cierta cabeza de puente en nuestra costa en los alrededores de Jersón ha aumentado ante la anunciada contraofensiva de Kiev. Se dice que las unidades de vanguardia de las Fuerzas Armadas de Ucrania están ya preparándose para forzar el Dniéper para aislar a nuestra guarnición en Kinburnskaya Kosa, tras lo que las tropas rusas tendrían que luchar para romper el cerco y rendirse al enemigo. He hablado con conocidos que están estacionados prácticamente frente a Ochakov. No hay ambiente de pánico y son escépticos sobre la idea de una contraofensiva desde Jersón: “¿Cuántos se ahogan cada vez que intentan cruzar a nuestra costa?”

Conduciendo el coche, desde Kinburnskaya Kosa llego prácticamente hasta el extremo de nuestra costa al norte. También esta carretera ha cambiado mucho. Ahora hay muchas fortificaciones que ya han sido captadas por los satélites de la OTAN y publicadas en la red. Pero esto es solo la parte visible de las líneas de defensa de Rusia a lo largo del Dniéper. Por cierto, la población civil ha aumentado notablemente. Parece que muchos han vuelto a sus casas, lo que contrasta con la región de Zaporozhie, donde la población civil de las localidades del frente está siendo trasladada a Berdyansk. Hay una carretera que se aproxima a la costa y después se aleja. En algún momento, aparecen a la vista los edificios altos de Jersón al otro lado del río. Evidentemente, el enemigo controla a fuego esta carretera, pero aun así es activamente utilizada por la población civil.

Por fin, Alyosha. Es la última localidad antes del puente Antonovsky. Ahí el cruce va a nuestro antiguo ferry. Aquí tampoco noto actividad del oponente. “Han desembarcado un par de veces a la derecha del puente, en la zona de las dachas, pero no se quedaron mucho tiempo”, cuenta un conocido entre los paracaidistas. “Sí, no tiene mucho sentido hacer algo grande con pequeños grupos. No tiene sentido mover gente. Pero lo hacen con audacia para ver cuánto tardamos en reaccionar. Creo que si consiguen romper nuestras defensas en Zaporozhie, pueden empezar a presionarnos también aquí. Pero, por el momento, son solo conjeturas”.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 46.957 suscriptores

Estadísticas del Blog

  • 2.014.483 hits
A %d blogueros les gusta esto: