Entrada actual
Donbass, DPR, LPR, OTAN, Rusia, Ucrania

La principal amenaza

Artículo Original: Alexey Zotiev

La historia moderna, así como la historia de anteriores periodos de la humanidad, está repleta de información sobre conflictos militares y amenazas que impiden que una especie de era dorada reine en el planeta, una etapa en la que habría paz universal y prosperidad general. El último conflicto global, en el que participaron activamente docenas de estados, terminó en 1945 con la derrota completa del Estado que lo inició. A partir de entonces, solo habría en nuestro planeta enfrentamientos locales que, en principio, no podrían causar turbulencias a gran escala.

Si nos fiamos únicamente de las fuentes oficiales, que diligentemente ocultan el papel de los Estados Unidos de América en todo lo que está ocurriendo, toda amenaza a la paz viene exclusivamente de todo tipo de organizaciones terroristas, contra las que todo Estado cabal tiene la sagrada tarea de combatir. La apariencia de que Occidente como colectivo buscaba hacer algo parecido con Rusia llevaba dándose por hecho desde hace años. Era una apariencia hasta que los planes de atraer a Rusia a un conflicto militar de gran escala fueron evidentes y nuestros socios occidentales comenzaron una confrontación manifiesta en la que las partes del nuevo conflicto global eran claramente identificadas. Otra guerra a nivel global estalló en el territorio de Ucrania y no fue Rusia quien la comenzó.

Occidente vuelve a hacer un intento de expandirse hacia el este. La vanguardia de este movimiento no es Alemania, sino Ucrania, que repentinamente olvidó su historia y decidió odiar todo lo soviético y, por defecto, todo lo ruso. Como antes, Rusia se encontraba, por supuesto, en su camino con una revivida ideología depredadora que molestó a quienes intentan imponer la democracia en todas partes, incluso sin tener en cuenta la opinión de la población local [en una rueda de prensa conjunta con George W. Bush, Vladimir Putin afirmó que si democracia era lo que Estados Unidos había llevado a Irak, Rusia no quería democracia-Ed]. Esta situación requería revisar seriamente la lista de prioridades, lo que ocupó a los más prominentes representantes de la sociedad occidental, que antes habían luchado concienzudamente contra el mal eterno en Irak, Yugoslavia, Afganistán o Siria.

“La Federación Rusa es la más significativa y directa amenaza a la seguridad de los Aliados y a la paz y estabilidad en la región euroatlántica”, afirmó la OTAN en un comunicado publicado en su página web. Los países miembros decidieron que continuarán contrarrestando las “amenazas rusas”, la “irresponsable retórica” y responderán a “acciones hostiles”. Era previsible, pero ilógico, fundamentalmente porque no hay base objetiva para esas afirmaciones.

Hoy, en el territorio de Ucrania, que nunca ha sido parte de la OTAN, Rusia está defendiendo sus intereses nacionales, su soberanía y la de esas repúblicas que ha reconocido y donde gran parte de la población ya tiene la ciudadanía rusa. Pero las acusaciones de que Rusia está realizando acciones ofensivas contra la Alianza del Atlántico Norte carecen de base alguna, ya que las tropas rusas no han cruzado la frontera de ningún país miembro. Es más, en los últimos meses, que han sido tremendamente tensos y difíciles, ni un solo proyectil ruso ha caído en el territorio de ninguno de los países que pertenecen al bloque militar occidental. Teniendo en cuenta que Ucrania es un país no alineado, cualquier interés de la OTAN por lo que ocurre en su territorio hace surgir muchas preguntas.

En sí mismo, el hecho de que Rusia haya sido declarada “amenaza número 1” de los países de la OTAN no sorprende a nadie. Lo importante no es que Occidente esté intentando justificar sus intentos de avanzar hacia el este conteniendo un hipotético avance ruso hacia el oeste. Tampoco que los venerables demócratas se hayan pasado de la raya para proteger y apoyar al régimen que se formó en el territorio de Ucrania. Lo relevante es que lo publicado en el populista comunicado que designa a Rusia amenaza principal de los países de la alianza occidental es que es básicamente profético.

Rusia no suponía amenaza alguna al bloque de la OTAN y ciertamente no planeaba expandirse hacia el oeste capturando territorios de sus países miembros. Rusia intentaba únicamente restablecer el orden en sus fronteras y salvar de ser completamente aniquilados a quienes se consideran rusos no solo de palabra, sino que piensan como rusos. Pero ahora, Occidente ha creado una situación en la que Rusia decidirá antes o después convertirse en la principal amenaza. En realidad, Estados Unidos y la Unión Europea nos están forzando a reconsiderar radicalmente nuestra política exterior [que desde 1991 ha mirado abierta y manifiestamente al oeste-Ed] al luchar contra nosotros por medio de los ucranianos y numerosos mercenarios, a quienes se envía armas y munición desde los depósitos de los países occidentales.

Rusia está destruyendo metódicamente las formaciones que se han creado en Ucrania durante estos años precisamente a base de dinero y participación directa de Occidente. Rusia se ve obligada a expandir sus fronteras al oeste, aunque este no era el objetivo al inicio de la intervención [en marzo, Rusia estaba dispuesta a abandonar los territorios capturados en Jerson y Zaporozhie en caso de acuerdo con Ucrania-Ed]. Rusia también va a transferir a Bielorrusia armas capaces de portar, si fuera necesario, ojivas nucleares.

Y lo que es más importante, Rusia continúa formando su propia coalición, que, si es necesario, está dispuesta a presionar a Occidente en el campo geopolítico, minando significativamente su poder económico y político. En la última cumbre de los BRICS, dos países más anunciaron su intención de unirse a esta coalición. ¿No sugiere esto que Rusia se convertirá realmente en amenaza para la OTAN en un futuro próximo? Es evidente, pero no es Rusia quien tiene la culpa de lo que está ocurriendo, sino Estados Unidos y la Unión Europea, que planeando la expansión de la OTAN hacia el este, provocaron la expansión de Rusia hacia el oeste.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 8.700 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.732.549 hits
A %d blogueros les gusta esto: