Entrada actual
Donbass, LPR, Rusia, Ucrania

Los retos de la RPL

Artículo Original: Antifashist

La corta historia de la RPL, que comenzó con el referéndum de mayo de 2014, ha conocido dos periodos difíciles: el periodo de formación de la República, cuando se encontraba contra las cuerdas y sobrevivió solo gracias a la ayuda de Rusia, y el actual periodo, en el que se está produciendo en la región la operación militar especial. Este año, la región de Lugansk finalmente se convirtió en parte de la Federación Rusa, que es lo que quería la población ya en 2014. En aquel momento, se les prometió un referéndum en dos etapas: primero la declaración de independencia y después la reunificación con Rusia, pero el segundo referéndum no se realizó. Solo se celebró en el otoño de 2022.

Antes del inicio de la operación militar especial en Ucrania, los principales problemas de Donbass en general y de la RPL en particular estaban relacionados con la industria y el sector del carbón: el cierre de fábricas y minas, impago de deudas de salarios, escasez de personal, problemas con la venta de los productos a causa de las sanciones, incertidumbre legal. Tras la marcha del oligarca Sergey Kurchenko de la RPD y la RPL y el paso de las empresas a la gestión del Complejo Minero y Metalúrgico del Sur (YUGMK por sus siglas en ruso) del empresario Evgeny Yurchenko y otra parte a la República, algunos de los problemas desaparecieron. Por ejemplo, el problema del impago de deudas, y se realizó un intento de solucionar la escasez de personal atrayendo a nuevas plantillas, para lo que se aumentaron los salarios de las empresas de YUGMK. No se renovó el equipamiento de las fábricas y minas, pero se prometió hacerlo en cuanto fuera posible.

Sin embargo, el inicio de las hostilidades a gran escala destruyó todos esos planes y empeoró seriamente la situación de la economía de la República. El personal, que había sido tan difícil de atraer a los empleos, fue movilizado y enviado al frente, lo que volvió a crear escasez de mano de obra en las empresas de la RPL. Y si YUGMK aún está intentando solucionarlo, atrayendo a personas de los territorios liberados, pensionistas, mujeres e incluso personas de la Rusia “continental” con salarios relativamente altos, las empresas de propiedad estatal como Vostokugol no han tenido esa opción.

Tras la movilización, las minas de la República se quedaron sin mano de obra, un problema que se ha reconocido al más alto nivel. El presidente de la República en funciones, Leonid Pasechnik, lo planteó en una reunión con Vladimir Putin. Según Pasechnik, el 58% de los mineros fueron movilizados, algunas minas emplean ahora a tres empleados en lugar de a 300, lo que significa que el trabajo básicamente se ha paralizado. Vostokugol ha dejado de ser rentable y está produciendo pérdidas. De hecho, la economía de la República está actualmente paralizada.

Hay quien pueda decir que actualmente hay una guerra y la cuestión principal es el frente, pero eso no significa que la economía de Donbass deba paralizarse. Si las minas son privatizadas ahora y la nueva gestión decide cerrarlas por no ser rentables, esa decisión será irreversible. El personal de las minas, que regresará del frente antes o después, no tendrá dónde trabajar. La región de Lugansk puede dejar de ser una región de carbón, pero de momento no hay perspectivas de que vaya a aparecer una nueva economía. Así que las decisiones que se tomen ahora tendrán consecuencias en el futuro.

La falta de mano de obra es uno de los problemas más serios de la RPL. Actualmente se siente en todos los sectores, no solo en las fábricas y las minas, sino también en las instituciones públicas, la educación, la sanidad y los servicios de vivienda y de la comunidad. La movilización general ha empeorado seriamente un problema de falta de personal que ya existía. Por ejemplo, hay una crítica falta de personal en las comunicaciones de la República debido a que la mayoría ha sido movilizada y la parte de la plantilla que permanece no puede cubrir la demanda. Pasechnik admitió también este problema en su reunión con el presidente. “No tenemos tiempo material [para colocar torres de comunicación en el norte de la RPL], porque tenemos muy pocos especialistas para instalar las comunicaciones. Me refiero a las comunicaciones móviles, internet y demás. Simplemente no tenemos tiempo para colocar esas torres”, afirmó el líder de la RPL. Sin embargo, no depende solo del tiempo para instalar las torres, el problema de carecer de suficientes especialistas es que no son suficientes para mantener las torres existentes ni para resolver las incidencias a tiempo.

Una situación parecida se ha producido en el sector de la vivienda y servicios de vivienda, donde muchos cerrajeros y electricistas han sido movilizados y han respondido a la llamada. Actualmente, no hay suficientes grupos de emergencia para responder rápidamente a las peticiones de la ciudadanía ni siquiera en la ciudad de Lugansk y menos aún en otras ciudades. En Alchevsk, por ejemplo, la población puede tener que esperar semanas para la llegada de los servicios de emergencia. Es problemático atraer nuevo personal en una región en la que la guerra continúa y donde los salarios siguen siendo bajos.

Otro problema importante es establecer la vida civil en los territorios liberados de la RPL. La situación humanitaria en la zona de Severodonetsk sigue siendo difícil. Muchas personas carecen de luz, agua y calefacción pese a que ya ha llegado el invierno. En Severodonetsk y Lisichansk, una gran población vive aún en edificios de pisos con ventanas destruidas y sobreviven gracias a la ayuda de voluntarios. Por ahora, nadie les ha pagado una compensación por la destrucción de las viviendas, ni han sido trasladados a lugares en condiciones más humanas, sino que se han quedado solos con sus problemas. Las autoridades locales no han reunido leña ni plástico para sellar las ventanas. La población vive a base de organizar fogatas en sus apartamentos.

Para una parte de la población de Severodonetsk y Lisichansk, la cuestión de sobrevivir al invierno es grave. La población no puede conformarse con eslóganes que dicen que “las cosas mejorarán pronto”. Las autoridades de la RPL deben resolver los problemas de la población en el territorio de la Federación Rusa que se les ha confiado.

Tras la incorporación de la RPL a Rusia, las aduanas de la frontera fueron eliminadas y esa es realmente una noticia positiva para la población de la República. Además, los pasaportes rusos ya se expiden a nivel local en Lugansk, no hace falta ir a la región de Rostov para ello. Sin embargo, la situación no está clara para aquellos que han recibido un permiso de residencia según la tramitación simplificada. Otra noticia positiva es que los operadores móviles de la Federación Rusa han comenzado a funcionar en la República, igual que también el banco ruso PSB. Por lo demás, la RPL no ha sufrido grandes cambios. Es de esperar que 2023 traiga un desarrollo positivo para la región de Lugansk.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

enero 2023
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 47.779 suscriptores

Estadísticas del Blog

  • 1.907.032 hits
A %d blogueros les gusta esto: