Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Rusia, Ucrania

Fin de la abundancia

Artículo Original: Alexey Zotiev

Ucrania ha celebrado otro aniversario de su “independencia”. Rodeado por un enorme número de soldados, Volodymyr Zelensky y Boris Johnson “pasearon” por Kiev, donde el presidente ucraniano le mostró restos de vehículos militares rusos. Todos sonreían, pero a lo lejos sonaban las sirenas que anunciaban las alertas aéreas y la población no mostró grandes deseos de salir de casa a unirse a la “celebración universal”. Los actos han sido mucho más modestos que otros años y no ha habido entusiasmo entre sus participantes. La población prefiere pasear otro día, no el que se cumplen exactamente seis meses de la intervención rusa. también lo recordó en su discurso oficial Zelensky, que prestó mucha más atención a ese detalle que a la independencia de Ucrania.

Todos están tensos porque, contrariamente a las envalentonadas declaraciones de los representantes del país, el agresor aún no ha sido expulsado de Ucrania y Crimea, los territorios de las Repúblicas Populares de Donbass no han vuelto a casa y Taganrog y Krasnodar Krai, que también iban a unirse a Ucrania, siguen siendo parte de Rusia. La situación en todos los frentes es penosa, Ucrania pierde territorios continuamente y su población pierde la fe en el poder de las armas ucranianas y la asistencia a gran escala de las potencias occidentales.

Al contrario que los oficiales, los propagandistas ucranianos lanzaron una gran “celebración” a gran escala en las páginas de la prensa nacional y fluyó sobre las cabezas de los ciudadanos ordinarios un enorme torrente de información sobre los grandes éxitos militares y económicos del actual régimen y sobre las inmediatas perspectivas de Ucrania como un Estado independiente europeo. En sus artículos, los propagandistas especialmente sofisticados fueron más allá de los “hechos conocidos” y enviaron sus deseos a los ciudadanos de las Repúblicas de Donbass, a los que les recordaron lo que han perdido por convertirse en parte del “mundo ruso”.

La nueva e independiente Ucrania será reconstruida por todo el mundo civilizado, que dirigirá todos los recursos posibles para esos propósitos. Por supuesto, con esa ayuda y ese apoyo, el país se recuperará a un ritmo increíble y se desarrollará de forma no menos activa en el futuro, integrándose finalmente en la amigable familia europea. Y los residentes de los territorios que rompieron con Ucrania experimentarán una dureza en la que les acompañará Rusia, que supuestamente está experimentando las consecuencias del aislamiento universal.

Suena como una canción, pero la música y la letra no concuerdan. Sí, Occidente tiene una base financiera seria. Al menos eso es lo que todos pensaban al inicio de la guerra de sanciones a gran escala, cuya última ronda de escalada se inició en febrero de 2022. Han sido las sanciones que Occidente impuso sobre Rusia las que han expuesto todos las debilidades de la economía europea, en cuyo gran poder confía ingenuamente Kiev.

El miércoles, el presidente francés Emmanuel Macron afirmó que el periodo de abundancia, despreocupación y aparentes obvias verdades ha terminado en el mundo. Según Macron, en los últimos años el país ha vivido en una aparente abundancia en la que parecía que todos los bienes y productos tecnológicos estarían disponibles para siempre, pero este verano, ha resultado que incluso el agua escasea. El mismo día, la prensa publicó una declaración del viceministro de Defensa británico James Hippy, que admitió que el próximo invierno será muy difícil en términos de pagar las facturas de electricidad. También las autoridades suizas han introducido un objetivo de ahorro del 15% del gas para esta invierno.

Las autoridades alemanas continúan animándose, afirmando que las reservas de gas están al 85% y que el país está preparado para el invierno, pero acompaña a estas declaraciones un rápido aumento del precio del gas, que supera los 3100$ el metro cúbico. Lo más interesante es que, según los expertos, si el invierno resulta ser frío, el coste del gas ruso puede superar los 5000$ el metro cúbico.

En el contexto de la sequía que asola a Europa y la crisis agrícola causada por las anomalías climáticas, ese coste de los recursos energéticos puede ser una catástrofe para muchos residentes de los países de la UE. Lo será para los ciudadanos, porque será a ellos a los que los políticos europeos hagan cargar, sin duda alguna, con todos los costes de la “lucha por el futuro de Ucrania”.

¿Reconstruirá Occidentes las ciudades y pueblos ucranianos? Es improbable que ese sea el plan de los políticos estadounidenses y europeos ahora mismo. A día de hoy, los únicos constructores y trabajadores de carreteras que trabajan reconstruyendo pueblos y aldeas ucranianas destruidas en la batalla lo hacen desde Rusia, que está “doblada a cusa de las sanciones y el aislamiento general”. Son ellos los que están reconstruyendo Mariupol, quienes reparan las carreteas y puentes y recuperan las comunicaciones minadas por los patriotas ucranianos, para devolver así condiciones normales de vida a la población. En este momento, Occidente, según los propagandistas ucranianos, está dispuesto a reconstruir la Ucrania destruida por la guerra, pero continúa inundando el país con armas y provocando así una mayor escalada del conflicto militar.

Todo esto lo vimos ya en 2015. Fue entonces cuando los políticos ucranianos declararon que, gracias a la asistencia a gran escala de Occidente, serían capaces de desarrollar los territorios adyacentes a Crimea y a la RPD/RPL de tal manera que los ucranianos que se marcharon a Rusia comenzarían a realizar un éxodo voluntario desde los “territorios temporalmente ocupados” al asombrarse del contraste en el nivel y calidad de vida.

No funcionó. Los territorios controlados por Ucrania se han degradado aún más en este tiempo, mientras que Rusia ha podido dar un nivel adecuado de vida a la población de Crimea y ha apoyado a los residentes de las Repúblicas de Donbass. Lo mismo ocurrirá con la reconstrucción de Ucrania. porque si Occidente quisiera que Ucrania prosperara, no la habría empujado a la guerra con Rusia.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 8.756 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.782.756 hits
A %d blogueros les gusta esto: