Entrada actual
Batallón Azov, Donbass, DPR, Ejército Ucraniano, Rusia, Ucrania

Un ataque contra la prisión de Elenovka

A primera hora de la mañana de ayer, la RPD informaba de un ataque contra la prisión de la localidad de Elenovka, al sur de Donetsk. Se afirmaba que el ataque se había producido con HIMARS estadounidenses y se daba como cifra preliminar 40 muertos y docenas de heridos, entre ellos ocho empleados de la prisión. Los heridos, algunos de ellos en estado crítico, fueron trasladados a los hospitales de Donetsk. A lo largo de la mañana, la cifra de fallecidos se elevó a 53 y la de heridos a 71, datos preliminares que, sin duda, aumentarán teniendo en cuenta las condiciones en las que encontraban tanto el lugar atacado como algunos de los cuerpos. Las primeras imágenes distribuidas por la prensa rusa y los reporteros de Donetsk sobre el terreno mostraban claros impactos en el tejado de una amplia sala con largas filas de literas quemada y en la que eran claramente perceptibles restos humanos. La precisión del impacto descarta la posibilidad de un ataque accidental. El ataque se produjo por la noche, mientras los prisioneros dormían. Horas después, RIA Novosti y otros medios rusos mostraban los restos del proyectil recuperado. La RPD continúa manteniendo que se trata de HIMARS suministrados por Estados Unidos.

Como era previsible, el cruce de acusaciones no tardó en llegar. El comando de las Fuerzas Armadas de Ucrania emitió un comunicado negando su responsabilidad y afirmando que su artillería no había trabajado en esa zona del frente. Evidentemente, Ucrania acusa a Rusia de bombardear una ciudad que se encuentra bajo control de la RPD. En su comunicado, las Fuerzas Armadas de Ucrania utilizaban como prueba contra Rusia que ningún empleado de la prisión hubiera resultado herido, pese a que, desde el primer momento, la RPD mencionara a ocho trabajadores.

Pero incluso antes de la acusación oficial, miembros destacados del regimiento Azov y de su brazo político, el Corpus Nacional, dieron por hecha la culpabilidad de Rusia y anunciaron la venganza. Rusia no había podido vencer a Azov en el frente, por lo que había acabado con los soldados con un vil asesinato. Esa fue la versión dada por el primer comandante y aún líder espiritual del movimiento, Andriy Biletsky, que, en su canal de Telegram, afirmaba hablar en nombre de Azov en su anuncio del inicio de “la caza de todos aquellos involucrados en este asesinato masivo”. Antes, Maksym Zhorin, tercer comandante del regimiento Azov, y ahora uno de los principales encargados de la reorganización de las unidades de Azov tras la caída de Mariupol, ya había acusado a Rusia de los hechos. “Mi opinión personal (no la versión oficial) es que lo han hecho los enfermos bastardos rusos. Han volado los barracones con nuestros prisioneros. No hay razón ni lógica detrás de ello: simplemente son unos putos animales”, escribió en su canal de Telegram, en el que sigue presentándose como “Maksym de Azov” a pesar de que desde 2017 abandonó el comando del regimiento para pasar a la estructura política del Corpus Nacional. La separación que la prensa occidental ha querido ver entre el regimiento Azov y el partido político de Andriy Biletsky simplemente no existe.

Fue a la cárcel de Elenovka donde, tras la rendición del 20 de mayo, la RPD trasladó a una parte de los prisioneros de guerra de la fábrica Azovstal de Mariupol, que se unieron allí a los capturados semanas antes en la factoría Ilich de la ciudad del sur de la República. Entre esos prisioneros allí trasladados se encontraban también miembros del regimiento Azov, aunque no su comandante, Denis Prokopenko, Redis, separado del resto de prisioneros desde el momento de la rendición y que, según fuentes rusas y occidentales, fue trasladado a territorio ruso.

El estado de muchos de los cuerpos, aunque no de todos, va a dificultar notablemente, no solo el recuento de víctimas, sino su identificación. Sin embargo, sin necesidad de más información, Andriy Biletsky dio por hecho, no solo la culpabilidad de Rusia, sino que el ataque se dirigía al regimiento Azov. Según el líder del movimiento Azov, que combina en su discurso alegaciones de falta de contacto con los prisioneros y conocimiento absoluto de la situación en el lugar, el ataque fue premeditado y los miembros de Azov fueron separados del resto horas antes para ser posteriormente asesinados. Desde la RPD, se afirma que los prisioneros de Azov siempre se mantuvieron separados de los de otras unidades.

Sin posibilidad de una investigación sobre lo ocurrido y con la propaganda de guerra instalada en los medios camuflada como información, sería una quimera esperar que lleguen a conocerse las circunstancias del ataque y su motivación. Mientras que la RPD afirma, especulando que Ucrania quería callar a los prisioneros, que estaban colaborando con las autoridades de la República, que el ataque fue premeditado, las autoridades ucranianas no han perdido el tiempo para denunciar un crimen de guerra ruso. A primera hora de la mañana, Oleksiy Arestovich, siempre rápido en sus conclusiones, afirmó que, según la población local, habían sido los Grads rusos los que habían atacado la prisión. Como en otras muchas ocasiones, Rusia era acusada de bombardear una ciudad bajo el firme control de la RPD y que se encuentra lejos de los lugares que ahora mismo son foco de la ofensiva rusa y republicana como Peski y Avdeevka. Sin embargo, horas después, Arestovich alegaba que, según “expertos”, el estado de los cuerpos demostraba que el incendio se produjo cuando las víctimas ya habían muerto, por lo que apuntaba a una versión aún más increíble que el autobombardeo: Rusia habría asesinado primero a los soldados y habría incendiado la prisión, una infraestructura necesaria teniendo en cuenta el alto número de prisioneros de guerra que tiene que acomodar en los limitados recursos de que dispone.

La actuación de Ucrania no es nueva. Desde el inicio de la guerra, incluso en casos tan claros como el ataque contra el centro de Gorlovka que causó la muerte a una veintena de personas que paseaban por un céntrico parque un domingo por la mañana, acusar a Rusia y a la RPD de bombardear sus ciudades para deslegitimar al Ejército Ucraniano ha sido la línea oficial de Kiev. Ese discurso no ha cambiado desde el inicio de la intervención militar rusa. En las primeras semanas de la guerra, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania utilizaba la imagen de un bombardeo ucraniano contra la ciudad de Donetsk, que causó más de veinte muertos en pleno centro de la ciudad, para culpar a Rusia del ataque.

Los héroes de Azovstal, los soldados que permanecieron sitiados en la fábrica propiedad de Rinat Ajmetov durante semanas antes de entregarse a las fuerzas de la RPD, han sido convertidos en héroes no solo a nivel nacional sino también internacional. Esta misma semana, The New York Times promocionaba su documental sobre los defensores de Azovstal -en realidad, fue Azovstal quien defendió a los soldados y no al revés- comparando la batalla, que califica de legendaria, como El Álamo. Instalado en la conciencia colectiva que cada mensaje ruso es susceptible de ser falso mientras que las afirmaciones ucranianas han de ser tomadas como hechos que no es necesario verificar, es probable que la muerte de decenas de ellos en la prisión de Elenovka será utilizada para agrandar aún más una leyenda fabricada y que no se corresponde con una actuación heroica. Con la batalla perdida y Mariupol sitiado, las autoridades rusas ofrecieron un corredor seguro para abandonar la ciudad a los soldados ucranianos. Sus autoridades políticas dieron la orden de luchar hasta un final que, sin posibilidad ni intento alguno de rescatar a los soldados, solo podía ser la muerte o la rendición. Pero con la guerra en riesgo de convertirse en una guerra abierta que fácilmente puede escalar fuera de control, no hay lugar cercano al frente a salvo de la artillería.

Comentarios

Un comentario en “Un ataque contra la prisión de Elenovka

  1. Estaban empezando a cantar y ésto ha sido una operación para cerrar bocas.

    Me gusta

    Publicado por Juan Goicoechea | 30/07/2022, 12:14

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 8.965 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.852.221 hits
A %d blogueros les gusta esto: