Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Rusia, Ucrania

«Va a ser duro»

Artículo Original: Dmitry Steshin / Komsomolskaya Pravda

Inicialmente, Alexander Sergeevich tenía dos objetivos para nuestro viaje: comprobar cómo se encuentran los soldados del batallón en la línea del frente y discutir una misión humanitaria con personas a las que los miembros del batallón Vostok llevan a la zona de combate. Me pidieron que no revelar el lugar y las circunstancias de la evacuación de momento. El motivo es bueno: el día anterior, buena gente visitó la misma ubicación e inmediatamente publicaron las imágenes en internet, que (¡sorpresa!) también es monitorizado por el otro bando. La consecuencia fue que una buena acción se convirtió en horas de bombardeo de la artillería ucraniana, destrucción y quema de edificios aunque, por suerte, no hubo víctimas. Es la realidad del siglo XXI. Si durante la Gran Guerra Patria solo la inteligencia tenía alguna idea de lo que ocurría más allá del frente, ahora la información cruza esa línea de forma completamente libre.

Comenzamos la conversación con Jodakovsky con el principal tema de la semana: ¿Qué podemos esperar de la multimillonaria ofensiva de las Fuerzas Armadas de Ucrania?

Hace unos días, estuve en una zona gris de la región de Zaporozhie, en la línea del frente cerca de la reserva de Novojavoska. Según los comandantes, la actividad habitual del enemigo en forma de trabajo de grupos de sabotaje y reconocimiento y reconocimiento por combate cada vez se parece más a intentos de avanzar y decir: ¿qué pasa si sale bien. En Mariupol, agentes hacen circular rumores de combate entre la población civil y les dicen que no reparen las viviendas, que huyan, que pronto volverá Ucrania. Todo el mundo ha escuchado las declaraciones de los políticos ucranianos sobre la liberación de los territorios liberados. ¿Qué piensa el comandante que se puede esperar?

“Lo llaman contraofensiva. Siempre va a haber intentos. Tienen recursos y, lo que es más importante, hay una orden política: trabajar por el dinero, para que haya asistencia militar que invierta en ellos. Por supuesto que van a estar activos”.

Una pregunta de los lectores: “¿Qué está haciendo el batallón Vostok ahora, para qué se está preparando y dónde lucha?”. Por supuesto, lo que se pueda contar.

“Hemos pasado ocho años en la defensa. Los soldados estuvieron bien en Mariupol y nos hemos ganado una reputación como batallón de asalto. Estamos preparándonos para el asalto, trabajamos las actividades de reconocimiento y estamos ayudando a nuestros vecinos”.

¿Qué tipo de ayuda es esa?

“La organización de la defensa. Por norma, trabajamos con reclutas y en ocasiones no saben construir posiciones correctamente. Así que no nos dormimos. En nuestro país, nadie ha cancelado la orden de bloquear lo que se llama la agrupación de Donetsk del enemigo. Al contrario que los ucranianos, no tenemos prisa por dar a conocer la dirección en la que se dará nuestro golpe principal.

Campo de entrenamiento de la OTAN

Actualmente, todos observan el avance de las fuerzas aliadas. Los nuestros se regocijan, el oponente intenta levantarse calificando las ciudades que pierde de innecesarias o destruidas. Pero, en general, está claro que en esta campaña de verano no habrá avances rápidos de decenas de kilómetros ni se flanqueará ampliamente al enemigo de momento.

¿Cómo valoras la ofensiva de los vecinos desde Lisichansk a Seversk?

“Va a ser duro. Será duro avanzar. Al fin y al cabo, no estamos lidiando con cualquiera, sino con un ejército que lo heredó todo de la Unión Soviética, tanto la escuela como las armas. Son los mismos que han luchado con nosotros en Afganistán, los biznietos de quienes derrotaron a Alemania. Estamos en guerra con un enemigo lo suficientemente cualificado. La diferencia en armamento es insignificante, tienen los mismos sistemas de artillería y además ahora abundan en Ucrania armas de la OTAN.

¿Qué dirías de las armas occidentales? Por ejemplo, había muchas plegarias por los Javelin y después se perdieron todos.

Los HIMERS, ante todo. Se trata de armas que fueron originalmente diseñadas para contrarrestar a los lanzacohetes múltiples soviéticos. Los americanos se basan en la aplicación masiva: eficiencia, apuntan y destruyen los objetivos. En nuestra tierra no solo nos enfrentamos a muestras de armas de la OTAN, sino también a la forma de actuar y la táctica.

¿Qué significa eso?

“Nos provocan para que tengamos que actuar y revelar así nuestras posiciones. Al mismo tiempo, su artillería de reconocimiento y reacción instantánea funciona con efectividad. Ahora estamos sufriendo por ello, pero lo estamos superando. Ese es el principal motivo de nuestro lento progreso. Pero estamos empujando y avanzando al mismo tiempo”.

Luchando contra la fatiga

He escuchado la pregunta en las trincheras docenas de veces. Los soldados preguntan, los familiares también lo hacen. Ya sentían la victoria, pero también sabían que aún estaba lejos.

Algunos soldados están preparados para llegar a las fronteras de las Repúblicas y luego quieren volver a casa. Dicen: somos profesores, ingenieros, mineros, nos somos militares. es comprensible. Y hay otros que están dispuestos a ir hasta Kiev y más allá. ¿Cómo acabará todo?

Alexander Sergeevich se toma una pausa antes de responder.

“Cuando estábamos trabajando con armas de alta precisión en la distancia, había una historia, era la primera etapa. Después empezaron las batallas con armas combinadas. La guerra no es fácil y afecta a la psicología de las personas. Pero entiendo que nadie parará hasta que terminemos lo que empezamos. Incluso aunque haya una pausa, una tregua táctica. Puede haberla. Pero hasta que lleguemos a la conclusión lógica, nadie va a desmovilizarse. Si no lo hacemos ahora, el enemigo se reorganizará en un tiempo. Entonces nuestros éxitos tácticos, la liberación de las Repúblicas, no tendrá sentido. Por supuesto, es difícil para la gente aceptarlo, pero tendremos que hacerlo. Ayer fueron profesores, mañana pueden ser soldados profesionales. La instrucción termina”.

He hablado con reclutas cerca de la ciudad. Sinceramente no entienden por qué no pueden ir de permiso. Están a media hora de su casa. Parece que la gente está cansada. Cinco meses en las trincheras y el soldado ya solo piensa en sobrevivir, ya no muestra iniciativa. Hay incluso libros sobre ello.

“Creo que el problema es subjetivo. Tengo un familiar cercano que fue uno de los primeros en presentarse como voluntario y está luchando en algún lugar cerca de Jerson. Desde el primer día, su comandante organizó la comunicación con las familias. Así que los familiares no están pensando: ¿Qué le pasa? ¿No está muerto en alguna parte? En mi familia fue instantáneamente evidente que la tensión disminuyó. Todo depende de los comandantes sobre el terreno. Las autoridades no pueden imponer un modelo de comportamiento. Es posible hacer rotaciones y dejar que los soldados vayan de permiso. En una parte estamos en el frente, pero en otras hay un periodo de calma. Se puede dejar marchar a los soldados, aunque luego es difícil volver a la situación de combate. Pero tenemos que entender que la lucha será prolongada y habrá quienes puedan pasar hasta un año en las trincheras. Los soldados tienen familias. No se puede explotar a los soldados, los recursos humanos son finitos. En Vostok, incluso en medio de la batalla, encontramos la oportunidad de dejar marchar a los soldados al menos por un día. Me refiero a las unidades que están luchando en las fronteras de la RPD. No se puede tratar la cuestión pensando que “si le dejamos marchar a casa ahora, no volverá”. Aquí, en el bosque, nada impide a una persona tirar la ametralladora y correr, pero están luchando. Creo que si preguntas al jefe del Estado Mayor, estará sorprendido: “¿Cómo es posible que no hayáis solucionado el problema en el batallón?”

Suministros y autoservicio

Las imágenes muestran que los ejércitos de las Repúblicas han cambiado hasta sus uniformes. Si se ve algún casco de hierro como los SS-40 que usaban sus abuelos, es o una gran sorpresa o simplemente un tributo a ellos. O las dos cosas.

Me parece que los flujos de ayuda humanitaria se han convertido en corrientes desde la primavera. Y que se han cerrado muchos agujeros con ayuda de buena gente. ¿Es así?

“Ahora mismo estamos en una posición de combate real. Hay soldados detrás de ti, entre ellos hay reclutas. La primera pregunta que les he hecho es qué necesitan. Les has oído decir que están bien. Veo cómo ha cambiado la imagen de los batallones de reclutas en estos meses. Al principio tenían rifles Moslin, pero ahora está claro que tienen el equipamiento necesario. Es decir, el sistema de apoyo civil está funcionando. Aquí acabamos de estar contigo en un lugar problemático y nos hemos reunido con trabajadores humanitarios de Chelíabinsk. Todas las regiones de Rusia están involucradas. En Vostok, gracias a la ayuda humanitaria, hemos cambiado las ruedas de todo nuestro equipamiento, desde el de carga al médico”.

La fórmula de la motivación

En las trincheras existe la opinión de que no se habla de política. Dicen: ¿Deberíamos esperar alguna decisión política para otoño o es demasiado pronto?

“Mi punto de vista es que debería haber un referéndum en todas partes. Está claro que, en Donbass, es necesario celebrar una votación sobre el acceso a Rusia cuando lleguemos a las fronteras. Y estaremos contentos si el resultado del referéndum en Rusia es considerado y se toma una decisión. Es más difícil en los territorios de Jerson y Zaporozhie que ahora están bajo nuestro control. Pero creo que la población finalmente cree en nosotros, que no nos marcharemos. Así que no se sienten como personas que simplemente tienen pasaportes rusos sino que empiezan a entender que ya viven en Rusia.

Aquí estamos hablando de la motivación de los soldados en las trincheras. A veces apenas pueden formularse a sí mismos los objetivos de la guerra. Hay que simplificar y especificar los objetivos. Si es recuperar estas tierras, si es recuperar esos territorios que se arrebató a Rusia por motivos totalmente injustos…esa tierra que nuestros antepasados obtuvieron hace siglos. Y por la que derramaron sangre”.

Ese motivo implica desnazificación.

“Y desmilitarización. Esta es la tierra en la que nos encontramos. Siempre ha estado abandonada. Está muy lejos de Kiev. Y el pueblo ruso las conoce. Rusia, Moscú, expulsó a los turcos y los tártaros de aquí. Ahora estas tierras, por cuestiones políticas, han estado controladas, no solo por el país vecino, sino por fuerzas hostiles a nosotros. Este enemigo es como nosotros, muchas veces tiene apellido ruso, pero lucha por el enemigo. Así que es necesario recuperar las tierras.

Comentarios

2 comentarios en “«Va a ser duro»

  1. Terminar lo que se empieza es un objetivo loable, no siempre factible, por ejemplo cuando el adversario tiene nuestro mismo objetivo (concluir lo comenzado). Se troca así ésta y cualquier pugna en una danza sin final, salvo que una parte de extinga o ambas se fundan en una sola. Si dos partes enfrentadas están determinadas a alcanzar una conclusión satisfactoria, ya comparten algo. ¿Se puede estar de acuerdo en estar en desacuerdo? No, pues es una paradoja, y por ello siempre existe la esperanza, aún y todavía en los conflictos más enconados. Si pudiéramos alcanzar esta conclusión en un instante, y no tras años y años de lucha, nos daríamos cuenta de que no hay dos facciones enfrentadas, sino una sola, que busca la manera de convivir consigo misma. Estemos satisfechos de lo que hacemos y de lo que somos, reconozcámonos a nosotros mismos en el espejo del adversario, confiando en que el adversario hará lo propio, pues nuestro peor adversario somos nosotros mismos. Volquémonos en mejorar lo que somos, lo que hacemos, y lo que percibimos, porque todo esto conforma la esencia de la vida misma: el ser conscientes de una realidad, y el ser capaces de alterarla mediante un ejercicio de pura voluntad. Teniendo la capacidad de alterar la realidad que observamos, hagámosla mejor en base a nuestro propio criterio, que no puede ser otro que la preservación de la vida, de esa chispa que nos motiva. Esa chispa vital que no es la que nos mueve tal y como se mece una hoja seca sobre el agua, sino que es la del insecto que navega sobre ella para alcanzar un destino, simplemente porque quiere llegar a él, cosa que una hoja muerta no es capaz de hacer. Esa chispa es la que nos dota a cada momento de nuevos objetivos, es una insatisfacción permanente que nos incita a continuar, y es por tanto un sentimiento moralmente bueno, porque permite que evolucionemos hacia algo mejor, sin estancarnos, morir, y desaparecer como si jamás hubiéramos existido. ¿Y cuál es ese objetivo que llamamos «lo mejor»? No puede ser otro que perpetuar el pensamiento, la consciencia, el entendimiento, la voluntad, porque es lo que nos diferencia a nosotros de una piedra, siendo ambos un cúmulo de átomos organizados en una distribución relativamente infrecuente. Miremos al cielo y sintamos la humildad que instila nuestra pequeñez, aferrándonos a la certidumbre de que la pequeña chispa de nuestro interior puede algún día transformar el mundo. Abandonemos la arrogancia de pensar que toda acción es fútil, pues tenemos la capacidad de actuar, y eso es lo que nos hace únicos en este universo de polvo, gas, y vacíos insondables. Lo inerte es más grande que cualquiera de nosotros, pero el modo de expandirnos no es pasar a ser inertes también, sino bregar contra la inercia, no dejarnos llevar, incorporar lo inerte a nosotros, reparar, construir, amar, cultivar, ampliar los dominios de la vida.

    Me gusta

    Publicado por Un filósofo | 16/07/2022, 16:14
  2. Es importante, mejor dicho, vital saber por qué se lucha, quien lo tiene claro aprieta los dientes y sigue adelante.

    Me gusta

    Publicado por Juan Goicoechea | 17/07/2022, 22:57

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 8.977 suscriptores

Estadísticas del Blog

  • 1.857.220 hits
A %d blogueros les gusta esto: