Entrada actual
Alto el fuego, Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Minsk, Rusia, Ucrania

Cara a cara frente a Donbass

Artículo Original: Vzglyad

Asesores de los jefes de Estado o de Gobierno de los países del formato Normandía han dado diferentes valoraciones de las negociaciones de Berlín. Kiev ha afirmado que hay una postura compartida por Ucrania y la Unión Europea, mientras que Dmitry Kozak, que representa a Moscú en las conversaciones, cree que “los socios europeos intentan mostrar objetividad”. ¿Por qué han vuelto a acabar en nada las negociaciones y qué creen realmente en Europa y en Kiev?

Estos días, han vuelto a reunirse en Berlín asesores políticos de los líderes de los países del formato Normandía (Alemania, Francia, Rusia y Ucrania). Rusia estuvo representada en las conversaciones, que duraron más de diez horas, por Dmitry Kozak, jefe adjunto de la administración presidencial, mientras que Andriy Ermak, jefe de la Oficina del Presidente de Ucrania, representó a Kiev. La conversación se centró en la implementación de los acuerdos alcanzados el pasado diciembre en París en la cumbre de los líderes de los cuatro países.

A juzgar por las declaraciones de Moscú y Kiev, las contradicciones existentes persisten. Kozak afirmó que no había sido posible llegar a un acuerdo en el tema del estatus especial para Donbass a causa de la postura de Kiev. El representante del Kremlin precisó que la conversación había tratado “todos los aspectos de la resolución del conflicto según los acuerdos de Minsk. También se empleó “tiempo suficiente para “comprender la postura” de Ucrania en relación con los acuerdos de Minsk, ya que “hay diferentes interpretaciones” sobre este tema en Kiev. Al mismo tiempo, “no fue posible conseguir una respuesta clara y directa de Ucrania sobre cuándo se preparará el documento de enmiendas a la Constitución para incluir la descentralización”.

El día anterior, la publicación alemana Spiegel informó sobre el contenido de un documento de trabajo de la delegación rusa. En el documento se especifica que Moscú insiste en la rápida reorganización legal de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk y que exige a Kiev que prepare las enmiendas a la Constitución de Ucrania antes de la próxima reunión del Grupo de Contacto el lunes. Eso supondría una vía para introducir en el futuro el estatus especial para los territorios de Donbass dentro de la estructura estatal de Ucrania.

Kozak recordó que Kiev había reafirmado su compromiso con la “fórmula Steinmeier”, que prevé que Donbass reciba estatus especial de forma automática y permanente dentro de Ucrania tan pronto como la OSCE reconozca los resultados de unas elecciones locales libres y justas. En lugar de eso, según subrayó Kozak, en Ucrania ofrecen “aprovecharse de los resultados de la descentralización”, pero “nadie lo ha visto aún, ni los ciudadanos ucranianos ni los residentes de Donbass”, así que “nadie sabe de qué están hablando”.

El comunicado final de la Oficina del Presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, afirma que los participantes en la reunión discutieron al detalle los resultados de la cumbre de París e “identificaron una serie de tareas urgentes que deberían implementarse en el marco del trabajo de las próximas reuniones del Grupo de Contacto para acelerar el proceso de negociación y crear los prerrequisitos para la celebración de la próxima cumbre del formato Normandía en Berlín”. “La reunión de hoy nos acerca un paso más a la cumbre de Berlín”, afirmó Ermak según cita el comunicado.

Según el bando ucraniano, los negociadores acordaron hacer todos los esfuerzos necesarios para implementar completamente las decisiones de la cumbre de París, especialmente la necesidad de garantizar un alto el fuego completo. Según la prensa ucraniana, Ermak quiere celebrar la cumbre de Normandía antes de las elecciones locales en Ucrania, es decir, antes de octubre de este año. El comunicado ucraniano afirma que “la parte rusa se ha tomado una pausa para preparar una respuesta a la postura compartida por Ucrania, Francia y Alemania”. Al mismo tiempo, no se especifica en qué tema se ha coordinado esa postura.

Kozak confirmó que los participantes en la reunión trataron de determinar un calendario para la nueva cumbre “al más alto nivel”, pero “es muy, muy pronto para hablar de eso”. Antes “es necesario implementar completamente -y es una gran cantidad de trabajo, especialmente para el bando ucraniano- las decisiones tomadas en la cumbre del 9 de diciembre”, afirmó Kozak, que añadió que Kiev debe desarrollar y coordinar con Donbass “docenas de leyes”.

Además de eso, Kozak discrepó de que hubiera una postura coordinada de Ucrania, Francia y Alemania tal y como afirmaba el comunicado de la oficina de Zelensky. “Los socios europeos están intentando demostrar objetividad”, afirmó el representante del Kremlin. Según Kozak, “por fin es posible llegar a la conclusión de que es preciso tomar más medidas para detener el fuego”. Kozak expresó su esperanza de que “en la próxima reunión del Grupo de Contacto”, sea posible “adoptar medidas adicionales específicas”. “Hemos acordado un documento final, pero como no hemos podido acordar los detalles, se ha hecho por teléfono”, afirmó.

El presidente del centro ucraniano Tercer Sector, Andrey Zolotarev, cree que las partes han llegado a un impasse. Ucrania no puede renunciar a los acuerdos de Minsk pero tampoco puede implementarlos. “Incluso propuestas razonables que ayudarían a que la situación saliera del bloqueo, como por ejemplo celebrar elecciones a distancia, son rechazadas. El formato actual de negociación llevará, como mucho, a congelar el conflicto”, afirmó Zolotarev.

El experto consideró que las palabras de Ermak, especialmente aquellas sobre la postura coordinada de Ucrania, Francia y Alemania son una exageración. “Traduciendo del lenguaje político al lenguaje humano normal, eso significa que las partes han puesto sus líneas rojas y no se mueven de ahí. La posibilidad de celebrar elecciones en Donbass en otoño es algo únicamente hipotético”.

Zolotarev recordó que Francia y Alemania insisten en que Kiev implemente los acuerdos de Minsk, por lo que primero deben celebrarse las elecciones en Donbass y después se resolverá el asunto de la frontera. “Ucrania quiere tener acceso a la frontera primero y después celebrar elecciones. Sí, la canciller Merkel afirmó que los acuerdos de Minsk no son un dogma, sino que trata los detalles. La postura clave de Berlín y París sobre las elecciones de Donbass no ha cambiado. Pero en los comunicados de prensa de Ucrania, todo se presenta como una postura conjunta de Ucrania y la UE. Es la continuación de la misma política de Poroshenko: todo el mundo está con nosotros”.

Por su parte, el politólogo y periodista de Kiev Vladimir Skachko explicó que, para Kiev, la implementación de los acuerdos de Minsk llevaría a “un bloqueo militar-político, económico e incluso humanitario”, así que Ucrania “espera seguir siendo necesaria para Occidente como herramienta anti-rusa”. Por el contrario, la postura de Moscú es realista y ya desde 2015 sacó de Kiev la descentralización como opción más ventajosa.

“Rusia se mantiene fiel a la letra de los acuerdos de Minsk y no se va a mover. La fórmula Steinmeier no es más que una aceleración de Minsk-2. Y Kiev, que escapó de una derrota completa gracias a la ayuda de Minsk-2 ahora ha recuperado la fuerza e intenta evitar la implementación de los acuerdos. Para el régimen de Zelensky sería una muerte política. En lugar de Minsk-2, ofrecen mentiras e intentan conseguir algo de Occidente para mantenerse a flote y conseguir munición para la guerra en Donbass”, afirmó a Vzglyad.

El politólogo está convencido de que Europa está cansada y no quiere que el conflicto en Ucrania continúe, así que espera que Kiev cumpla con los acuerdos. “Al convertirse en garante de Minsk-2, Europa se coloca en un conflicto ajeno en el que no tiene obligaciones. Es la postura del sheriff al que no le importan los problemas con los indios de la reserva. Y Rusia podría tomar la misma postura si Ucrania no estuviera en su frontera. Pero el fuego en Ucrania se produce en la frontera rusa, así que Moscú está obligado a involucrarse más en este conflicto. Y Ucrania teme quedarse cara a cara ante Rusia, pero también ante Donbass, así que crea la apariencia de que “todo el mundo está con nosotros”. No es más que palabrería”, resumió Skachko.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 22.347 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.377.844 hits
A %d blogueros les gusta esto: