Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Rusia, Ucrania

Luces sobre la ciudad

Artículo Original: Dmitry Steshin / Komsomolskaya Pravda

El sábado por la noche, quince minutos antes del inicio del toque de queda, el centro de Donetsk fue atacado con Grads equipados con munición incendiaria. Este corresponsal de KP observó y filmó este ataque desde la ventana de la cocina. Fue una escena fascinante, bella y mortal. En realidad, fue así. Acababa de regresar de la región de Zaporozhie, de los “territorios liberados”, que ya han empezado a prepararse para un referéndum en septiembre, en el que habrá una única cuestión: el retorno a Rusia. Pocas horas de sueño, comidas esporádicas y escasas, que iba a compensar en Donetsk, que se ha convertido en mi hogar. Vivo muy cerca del centro, no hay instalaciones militares en el distrito, aunque sí está el gran hospital Kalinin, en el que, por cierto, se ha tratado desde 2014 a nuestros heridos y también a los soldados ucranianos capturados. Puede que ese fuera el objetivo de los artilleros ucranianos, es difícil descifrarlo, ya que en Donetsk ya no hay retaguardia. Los cañones de 155 milímetros de la OTAN cubren todo el ancho y largo de la ciudad.

La explosión se produjo directamente encima, ante la ventana abierta. El cielo se encendió, las ventanas temblaron y se activaron las alarmas de los coches en los patios. Después se produjeron otros dos estallidos y cientos de puntos blancos iluminados empezaron a descender en el cielo negro. Visualmente, parecían unos fuegos artificiales corrientes. Pero las gotas de fuego no se deshacían en el cielo, sino que fluían hasta el suelo, dejando una cola iluminada en la oscuridad. Entonces, las primeras luces cayeron sobre los tejados vecinos: luces blancas que hacían un flash de luz. Una de las estrellas cayó en el patio, haciendo arder la copa de un árbol. Las ventanas se cerraron de golpe y se podía escuchar hablar a los preocupados vecinos. En otros patios, las “luces” cayeron sobre vehículos y escuché los gritos de la gente e incluso el sonido de los extintores. ¿Qué ha sido eso?

El benevolente “examen preliminar” de una tranquila voz lejana recomendaba a los residentes de Donetsk “no caer en el pánico, es un candelabro», munición luminosa y cito directamente: “Si fuera fósforo, os estaríais ahogando ahora mismo”. Es lo que personas amables nos escribieron con su mejor voluntad. En el vecindario había un notable aroma a química. Una hora después, los expertos del Centro de Control y Coordinación Conjunto confirmaron que Donetsk había sido atacada con Grads, cargados con cohetes incendiarios con magnesio.

En 2014, en Slavyansk, Sasha Kots y yo vivimos un ataque con munición incendiaria con fósforo. No solo lo vivimos, sino que lo grabamos, con su fecha y hora, mostrando el momento en el que bolas de fósforo caían sobre nosotros. Presentamos ese material al Comité Investigador de la Federación Rusa. El uso de fósforo en zonas residenciales está prohibido y se presentó en el Reino Unido como parte de los documentos que registran los crímenes de guerra de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Así que, temiendo la mala publicidad y la reprimenda, Ucrania ha pasado del fósforo al magnesio en los últimos años. El magnesio se puede utilizar en una ciudad torturada que intenta dormirse. Por suerte, su temperatura de combustión es aún más alta. Sin embargo, se quema más rápido que el fósforo. Créanme, cuando cae sobre tu cabeza y sobre tu casa, la sensación es parecida. Un cohete contiene 180 elementos incendiarios, unos hexágonos de magnesio y composición pirotécnica que prende en el momento de lanzamiento de la munición. El número de luces en el cielo se corresponde aproximadamente con el número de elementos incendiarios. La zona afectada es de 6400 metros cuadrados. Por suerte, por la noche, un frente tormentoso pasó por la RPD. Creo que eso nos salvó de varios incendios.

Un poco más tarde, llegó la información oficial. Tres misiles habían sido disparados contra Donetsk, dos de ellos habían sido interceptados por las defensas aéreas. Es la táctica ucraniana: disparar para intentar abrumar a las defensas aéreas con objetivos simultáneos. Por desgracia, funciona. Dos horas después, intenté dormir, pero tuve que saltar de la cama cuando se escuchó otra explosión en el cielo. Abrí la ventana, pero en lugar de fuegos artificiales de magnesio, escuché un sonido extraño: piezas de metal caían del cielo. Después de las “luces”, tenían la esperanza de que las defensas aéreas no hubieran tenido tiempo de recargarse. Pero sí lo habían tenido. Puede que fuera un Tochka-U interceptado por las defensas de la ciudad, o puede que fuera un Tornado o Uragan. Los restos de metal del proyectil indefinido tardaron alrededor de un minutos en caer del cielo. Nunca sabremos dónde iba y cual era su objetivo. La defensa aérea mantiene en secreto gran parte de sus victorias. Pero Donetsk escucha y sabe que esos chicos nunca duermen. Para que los demás podamos al menos intentar dormir.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 8.691 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.723.209 hits
A %d blogueros les gusta esto: