Entrada actual
Donbass, Donetsk, DPR, Ejército Ucraniano, LPR, Minsk, Rusia, Ucrania

Debate sobre el debate

Casi seis años después de la firma de los primeros acuerdos de Minsk y cinco años y medio después de Minsk-2, que debía parar las hostilidades para pasar a una fase de negociación política, Donbass continúa en un estado de guerra eterna que se traduce en una sin fin lucha de trincheras y una economía que no puede recuperarse sin una solución política a la vista. En ese contexto, en el que el sufrimiento de la población, sometida a una situación de economía de guerra, parece una preocupación secundaria, continúa una batalla diplomática más centrada en los formatos de negociación que en la negociación en sí.

Un ejemplo de ello se ha producido esta semana, cuando se ha hablado extensamente de la salida de Leonid Kuchma, segundo presidente de Ucrania tras la independencia y firmante de los acuerdos de Minsk, del Grupo de Contacto, cuyo trabajo continúa bloqueado. El sustituto de Kuchma será Leonid Kravchuk, primer presidente de la Ucrania independiente y que no se ha distinguido en estos años por presentar propuesta constructiva alguna sobre Donbass.

El debate sobre los formatos de negociación no se ha limitado al Grupo de Contacto, sino que se extiende a los otros muchos formatos que se han creado a lo largo de los años y que no han conseguido grandes resultados. Todo ello sin cuestionar en ningún momento que los acuerdos de Minsk, que prevén la vuelta de Donbass a Ucrania en unas condiciones que jamás se han concretado realmente, y sin tener en cuenta la opinión de la población de la zona.

Artículo Original: Vzglyad

En una carta del jefe adjunto de la Administración Presidencial de Rusia, Dmitry Kozak, a los demás participantes en el Cuarteto de Normandía no hay ninguna propuesta de Rusia de retirarse de las negociaciones para la resolución del conflicto en Donbass. Así lo ha desvelado una fuente cercana a las negociaciones.

“Kozak envió una carta a sus colegas del formato Normandía. Habla de lo poco efectivo del proceso de negociación en el formato de los asesores políticos, pero la carga no contiene ninguna propuesta para que Rusia se retire de las negociaciones. Al contrario, Rusia ha propuesto constantemente una serie de medidas concretas para mejorar la efectividad del proceso de negociación para implementar los acuerdos de Minsk y resolver el conflicto en el este de Ucrania”, afirmó la fuente a TASS.

Antes, en referencia a la carta de Kozak, Strana había informado de que el jefe adjunto de la Administración Presidencial rusa había propuesto abandonar el formato de reuniones entre los asesores de los jefes de Estado. Según esa fuente, Kozak había calificado de inefectivo ese formato y había apuntado que el alto el fuego se había concretado sin participación de Francia y Alemania sino basado en las propuestas rusas.

Hay que destacar que la información fue enviada a Strana por parte de una fuente en la Oficina del Presidente de Ucrania. En el citado documento, Kozak supuestamente también calificaba de inútil el documento que se está preparando en el formato Normandía. “Garantizo que no pretendo continuar participando en esto indefinidamente, este eterno espectáculo es una imitación de actividad para solucionar el conflicto”, afirma la carta según el medio. Kozak también sugiere recortar la labor de los asesores de los líderes del formato Normandía a un papel únicamente limitado al apoyo técnico para las cumbres de los jefes de Estado y de Gobierno”. Strana afirma también que “Kozak anunció que Rusia no pretende seguir participando en el formato de negociaciones con el jefe de la Oficina del Presidente de Ucrania, Dmitry Ermak”.

Antes, Moscú había apelado a Kiev a cumplir sus obligaciones según los acuerdos de Minsk.

El lunes pasado, el viceprimer ministro de Ucrania, jefe adjunto de la delegación de Kiev en el Grupo de Contacto, Alexey Reznikov, expresó su opinión de que los acuerdos de Minsk deben ser “modernizados”. El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, afirmó también que es inaceptable incluir el estatus especial para Donbass en la Constitución.

Más adelante, Denis Kazansky, representante de Ucrania en el Grupo de Contacto, calificó los acuerdos de Minsk de “prácticamente irrealizables”. Kazansky insistió en que sin los acuerdos de Minsk “no hay acuerdos sobre la situación en Donbass”. “Eso nos libera y podemos pasar otra vez a la fase caliente de la guerra hasta que se firme Minsk-3”, afirmó el representante, que añadió también que los acuerdos deben cambiarse.

El Kremlin, por su parte, ha insistido en que si Kiev rechaza los acuerdos de Minsk, privará al proceso de resolución de la situación en el sudeste de Ucrania de un formato de negociación. El Kremlin advierte de las consecuencias que acarrearía el rechazo de Kiev a los acuerdos de Minsk.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 22.377 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.377.436 hits
A %d blogueros les gusta esto: