Entrada actual
Automaidan, Batallón Azov, Ejército Ucraniano, Extrema Derecha, Odessa, Operación Antiterrorista, Praviy Sector, Right Sector, Saakashvili

“Voluntarios: luchadores por la libertad de Ucrania”

rada odessaLa muerte de dos miembros del batallón Aidar -y especialmente la de cuatro miembros del Praviy Sektor- en un ataque de la RDP contra un puesto de control ucraniano en los alrededores de Donetsk ha causado gran malestar en los batallones voluntarios que acompañan al Ejército Ucraniano y en las organizaciones que los apoyan. La noche del 12 de junio, cuatro miembros del Praviy Sektor murieron en un ataque tras el que la organización radical ha acusado al Ejército Ucraniano de huir de sus posiciones y de no socorrer ni rescatar a los heridos.

Estos incidentes han devuelto a la actualidad la cuestión sobre el estatus de aquellos soldados que han luchado o luchan en batallones voluntarios o escuadrones que el Ejército Ucraniano no ha dudado en utilizar como carne de cañón cuando han sido necesarios en el frente, y de los que ha renegado cuando se han convertido en incómodos. El papel de los voluntarios y de los ejércitos privados financiados por los diferentes oligarcas fue importante en los primeros meses de la guerra, pero han seguido caminos diferentes a medida que su importancia ha disminuido a favor del ahora más organizado ejército regular.

Mientras algunos batallones fueron disueltos  o reorganizados tras ser acusados de crímenes de guerra, otros han sabido integrarse en las estructuras oficiales, lo que conlleva no solo la regularización sino la legitimación. Es el caso del batallón Azov que, en solo unos meses, pasó de ser condenado por el Congreso de Estados Unidos como una milicia fascista que no debía recibir financiación estadounidense a formar parte de las tropas del ministerio del Interior sin necesidad de ocultar su ideología.

En el limbo han quedado otros batallones que no han sido legalizados pero que han seguido siendo de utilidad en zonas complicadas del frente. Es el caso del Praviy Sektor. Condenado por Naciones Unidas como una milicia que debería ser disuelta, el Praviy Sektor ha compaginado esporádicos enfrentamientos con las autoridades –como hace un año en Mukachevo– con el combate, codo con codo, con las tropas ucranianas en el frente.

Esta semana, a raíz de las bajas sufridas en la mina de Butovka y especialmente de la reacción de las autoridades oficiales, que intentaron negar que esas bajas se hubieran producido, el Praviy Sektor y otras organizaciones de la extrema derecha nacionalista ucraniana han reclamado reconocimiento para los soldados de los batallones voluntarios que han luchado en lo que Kiev sigue calificando como “operación antiterrorista”. El reconocimiento como combatientes es de especial importancia para las familias de quienes han muerto en el frente o para quienes han sufrido lesiones graves que les condicionarán el futuro.

La pequeña pero bien organizada sección del Praviy Sektor de Odessa, que junto a otros grupos nacionalistas ha sido de gran utilidad para ciertas autoridades interesadas en acabar con toda disidencia de la ciudad, trató inicialmente de involucrar a la población en el duelo por los miembros de su organización caídos en el frente. Organizaciones como el Praviy Sektor, Automaidan o Autodefensas de Odessa, que habitualmente actúan en colaboración, han comprobado ya que es más sencillo convencer a la clase política de la ciudad y de la región que a la población local.

Sin ningún éxito en el acto de homenaje a los soldados, las organizaciones nacionalistas exigieron con posterioridad a los diputados del Consejo Regional que adoptaran una moción reconociendo como participantes en la “operación antiterrorista” a los voluntarios de organizaciones como el Praviy Sektor.

Saltándose el procedimiento legal, según el cual toda decisión debe pasar primero por la comisión competente antes de llegar al Parlamento de la región, y exigiendo que dicho parlamento tomara una decisión sobre la que no tiene competencias –son las autoridades nacionales, no las locales, las que deben tomar esa decisión-, los radicales exigieron una respuesta inmediata.

protesta

“Voluntarios: luchadores por la libertad de Ucrania”

Concentración de organizaciones nacionalistas frente a la administración regional.

Bajo el lema “Voluntarios: luchadores por la libertad de Ucrania”, un pequeño grupo se manifestó a las puertas del parlamento regional para llamar la atención de la prensa antes de pasar a la acción.

Ante la falta de respuesta de los diputados regionales, y en un ejemplo de los métodos golpistas, intimidatorios y violentos de estas organizaciones (de los que se aprovecharon en su momento las actuales autoridades de Ucrania), miembros del Praviy Sektor, Automaidan, Autodefensas de Odessa y otras organizaciones radicales de la ciudad irrumpieron en el pleno para obligar a los diputados a votar la propuesta que antes les había sido entregada.

Algunos de los organizadores y participantes en la acción.

Algunos de los organizadores y participantes en la acción.

Tras los discursos patrióticos de los “activistas” y una vez decorada la sala con banderas de las principales organizaciones allí presentes, los diputados de la región de Odessa respondieron a las exigencias de los radicales y no solo votaron la propuesta tal y como la habían presentado los nacionalistas sino que la aprobaron por unanimidad: 66 votos a favor y ninguno en contra. Según los periodistas que se encontraban siguiendo la sesión, la policía no opuso resistencia ante el grupo de radicales, algunos de ellos encapuchados, que habían irrumpido ilegalmente en el edificio.

En una victoria que no conlleva ningún efecto en términos prácticos, los radicales se sorprendieron con la actitud del gobernador Saakashvili, que intentó agradar a todas las partes, dando la razón a los “activistas” y a la vez criticando sus métodos violentos. Saakashvili acusó así a los radicales de romper un cristal para acceder al edificio. En un mensaje plagado de insultos, el líder del Praviy Sektor acusaba al gobernador de intentar ejercer de “zar, Dios y el mesías”.

Sternenko, a la derecha de la imagen, observa el discurso de Saakashvili que tanto ha criticado desde entonces.

Sternenko, a la derecha de la imagen, observa el discurso de Saakashvili que tanto ha criticado desde entonces.

En su crónica sobre lo ocurrido a lo largo del día, Yuriy Tkatchev apuntaba a los posibles motivos del resultado de la votación. Conscientes de su carácter ilegal, los diputados pudieron cumplir con las exigencias de los radicales para evitar males mayores, apunta el editor-jefe de Timer. Pero esa actitud no explica otros casos similares en los que diputados locales, regionales, jueces, policía y otras autoridades de la zona han venido cediendo a las exigencias de un pequeño grupo de radicales sin legitimidad ni apoyo social alguno.

En su artículo, Tkatchev recordaba que los radicales jamás han interrumpido a la clase política en la toma de decisiones que más directamente afectan a la ciudadanía como los aumentos de tarifas, conflictos laborales o privatizaciones. Con sus actos, sus apariciones y sus ausencias, estos grupos han dejado claro que sus acciones tienen un objetivo político que busca consolidar el poder del nacionalismo ucraniano, por lo que se han convertido en un grupo extremadamente útil para someter y atemorizar a todo grupo opositor.

Praviy Sektor, Automaidan o Autodefensas de Odessa también han dejado claro en el pasado que están dispuestos a utilizar la violencia, ya sea contra la clase política o contra los actos que consideran anti-ucranianos, como los memoriales en Kulikovo, si la intimidación no es suficiente.

Con una foto publicada desde la propia sala de la Rada regional de Odessa –borrada minutos después para volver a ser publicada horas más tarde-, el líder del Praviy Sektor en la ciudad, Serhiy Sternenko daba a entender a quién se dirigen los actos de amenazas y coacción a la clase política.

Bandera del Bloque Opositor, habitualmente señalado por las organizaciones nacionalistas como el enemigo.

Bandera del Bloque Opositor, habitualmente señalado por las organizaciones nacionalistas como el enemigo.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.902 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,082,053 hits
A %d blogueros les gusta esto: