Entrada actual
Ayuda humanitaria, Bloqueo económico, Crisis Humanitaria, Donbass, DPR, LPR, Minsk, Pensiones, Ucrania

“El genocidio de su propio pueblo”

Artículo Original: Vzglyad

Ukraine-Bridge-Europe-Africa-The-Wee_OCo-800x490En Ucrania, los desplazados internos pueden perder hasta el último céntimo de las prestaciones y pensiones que recibían de Kiev. Cientos de miles de personas viven con ese miedo, según apunta el último informe de la Organización de las Naciones Unidas. Kiev engaña, no solo a los residentes de Donbass, sino también a los veteranos de la llamada operación antiterrorista.

La ONU se ha mostrado preocupada por el trato de Kiev a las personas internamente desplazadas. El Gobierno de Kiev ha suspendido o cancelado los pagos a más de 600.000 desplazados internos [o IDP’s por sus siglas en inglés] y las pensiones a más de 370.000 residentes en las regiones de Donetsk y Lugansk, según ha apuntado el reciente informe de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA por sus siglas en inglés). El documento indica que “cientos de miles de ciudadanos ucranianos viven con miedo, temiendo perder su estatus como desplazados internos, lo que les permite acceder a prestaciones sociales”. El motivo es la decisión del Gobierno de verificar el estatus de los refugiados en cinco zonas del este de Ucrania: Dniepropetrovsk, Donetsk, Járkov, Zaporozhie y Lugansk por sospechas de fraude.

Sin embargo, según OCHA, las actuales inspecciones de las autoridades carecen de criterios claros y las autoridades locales han recurrido a búsquedas y a testigos que puedan confirmar si los refugiados han abandonado verdaderamente sus hogares.

“Las pensiones son un derecho inalienable de todos los ciudadanos”

Otra causa de preocupación según Naciones Unidas es la suspensión del pago de pensiones a “cientos de miles de jubilados desplazados en esas cinco zonas”. “Según las organizaciones humanitarias, se ha suspendido el pago de pensiones a 285.000 y 87.000 pensionistas de Donetsk y Lugansk respectivamente. Las organizaciones humanitarias llaman al Gobierno a no relacionar los pagos de beneficios sociales a los desplazados internos con las pensiones, que son un derecho inalienable de todos los ciudadanos”, insistió la oficina de Naciones Unidas.

Según OCHA, cada ciudadano de Ucrania que ha recibido el estatus de desplazado interno tiene derecho a un pago mensual de 442 grivnas (17 dólares), mientras que los niños y pensionistas reciben una media de 884 grivnas (34 dólares). Tal y como insistió la ONU, teniendo en cuenta que el salario medio de Ucrania asciende a 147 dólares, los pagos de estos beneficios sociales suponen una parte significativa de los ingresos recibidos por estas personas.

Pero incluso aquellos desplazados que consiguen verificar su estatus, se encuentran con trabas burocráticas. Ni el Ministerio de Políticas Sociales ni el Fondo de Pensiones del país es capaz de tramitar con la suficiente agilidad tal volumen de peticiones, lo que provoca largas colas. “La consecuencia es que están en la cola a las tres de la mañana”, afirmó OCHA.

Además, la ONU afirmó que a fecha de finales de marzo, la organización había recibido de los donantes internacionales solo el 4% de los 298 millones de dólares solicitados para asistir a los residentes de Ucrania en 2016. En total, los donantes internacionales habían prometido unos 109 millones de dólares, un 37% de lo necesario, aunque gran parte de esos fondos no han sido recibidos. Alemania, con casi 80 millones de dólares había prometido la cantidad más alta, mientras que la UE ha entregado solo 15 millones.

Las acciones de las autoridades de limitar los pagos ya han supuesto consecuencias negativas. La baja cuantía de los pagos ha forzado a algunos pensionistas a recurrir a engaños para sobrevivir. Por ejemplo, Yulia Belyaeva, del grupo “Ayuda al pueblo de Donbass” explicó a Vzglyad cómo algunos pensionistas reciben su pensión de Ucrania y de las Repúblicas Populares.  “Ahora, si se hace imposible, los pensionistas solo tendrán las pensiones de la RPD/RPL, que es una bajísima pensión de 2.000 rublos. Será duro. No es realista vivir con esa pensión en esos precios”, afirmó. Incluso con dos pensiones era difícil llegar a fin de mes, ya que la pensión ucraniana es similar, 2.000-2.500 rublos”, explicó Balyaeva.

“Un millón y medio de personas pasan hambre”

El Programa Mundial de Alimentos, una agencia especializada de la ONU, afirmó: “el conflicto de más de dos años en el este de Ucrania ha dejado a un millón y medio de personas pasando hambre, incluyendo a 300.000 que se enfrentan a privación aguda de alimentos y necesitan ayuda urgente”. El Programa Mundial de Alimentos informó de que planea suministrar asistencia a casi 270.000 personas de los sectores más vulnerables de la región en la primera mitad de 2016.

El representante del Programa Mundial de Alimentos pidió a las partes en conflicto que garanticen el acceso sin trabas a la ayuda humanitaria para aquellos que la necesitan. Desde noviembre de 2014, el Programa ha enviado asistencia alimenticia de emergencia a medio millón de residentes en el este de Ucrania. 370.000 personas reciben paquetes mensuales y 180.000 reciben cheques para adquirir alimentos en los mercados.

Según el informe, la situación más grave se produce entre la población las zonas fuera del control del Gobierno y en las localidades de la línea de demarcación.

Una fea separación

La directora ejecutiva del fondo “Ayuda Justa” Elizaveta Glinka ha suministrado una incalculable ayuda trasladando a Rusia a niños de Donbass para recibir tratamiento. Ese trabajo humanitario continúa. En declaraciones a Vzglyad, Glinka, más conocida como la doctora Liza, afirmó que la suspensión o cancelación de pagos y pensiones es terrible para los desplazados.

“¿Dejar de pagar las pensiones? Y más a los desplazados, que para recibir ese estatus deben tener documentos de que son desplazados, definitivamente de dónde viven… ¿cancelar los pagos? Si es verdad, es una división fea, un genocidio de su propio pueblo”, afirmó. Glinka añadió que cuando se interrumpe el pago de pensiones a jubilados que han tenido que abandonar sus lugares de residencia a causa de la guerra, eso no se puede calificar de otra forma que no sea genocidio. “Privar a una persona de la pensión que se ha ganado como ciudadano de Ucrania es de un gran cinismo”, insistió.

La entrevistada añadió que recibe peticiones de asistencia desde lugares tan lejanos como Kiev, tanto de desplazados como de no desplazados, lo que prueba que la situación es inestable. “Piden ayuda desde Járkov y otras ciudades que no están en el este de Ucrania porque no hay suficiente dinero, recursos, medicinas”, concluyó Glinka.

Personas no deseadas

La situación alimenticia es urgente, no solo en cuanto a los desplazados, sino en toda Ucrania en general, según apunta Vasily Stoyakin, director del Centro de Marketing Político de Kiev. “Esto no se debe únicamente a los efectos de las hostilidades en Donbass sino a un fuerte descenso en el nivel de vida. Ahora, la pensión mínima y los salarios medios están muy por debajo del mínimo de subsistencia. El Parlamento y el Gobierno conocen esta situación. Es físicamente imposible sobrevivir con ese dinero. Ucrania no puede salir de esta situación porque en estos momentos el país es económicamente inviable”, explicó.

Kiev utiliza excusas en la situación de los refugiados. “Ahora hay una campaña para clarificar y revisar las listas de desplazados internos para identificar cuáles cumplen los requisitos para recibir asistencia económica”, afirmó Stoyakin. Y ese trabajo es necesario, ya que bajo la tapadera de los refugiados puede esconderse todo tipo de personas. “Recientemente se han celebrado elecciones en Krivoy Rog. Kostya Grishin, más conocido como Semen Semenchenko, comandante de uno de los batallones [el batallón Donbass, al que se ha acusado de numeroso crímenes] y natural de Sebastopol, se registró allí como “refugiado de la Crimea ocupada”. Parece ser que escapó de allí en 2002. Y ahora exige una compensación como refugiado. Y no es el único”, explicó Stoyakin.

Desde el principio, el trato a los refugiados fue muy ambiguo, afirmó Stoyakin. “Se les identificó como habitantes indeseables de Ucrania. Para decirlo claramente: personas que no eran de fiar al margen de sus opiniones políticas y de los motivos por los que hubieran tenido que huir. Una parte se marchó por motivos ideológicos, pero muchos residentes de Donbass simplemente tuvieron que huir por culpa de la guerra. Pero se supone que su opinión del régimen de Kiev es negativa, lo que posiblemente haya afectado la política de asistencia del Estado”, afirmó el experto.

Todo esto indica que el Estado ucraniano no cumple con sus obligaciones con la ciudadanía, afirma. “En este momento, por ejemplo, los veteranos de ATO de Zhitomir queman neumáticos frente a la agencia local que se encarga de las tierras. La ley de veteranos exige que se les otorguen tierras. Pero eso no ha ocurrido. Y en este caso no estamos hablando de refugiados a los que no se considera de fiar sino todo lo contrario: se trata de los veteranos de ATO, que han dado ya constancia de su patriotismo. Y aun así, el Gobierno ucraniano los trata exactamente igual. Sin embargo, en ese caso las consecuencias no son tan trágicas: una cosa es no conseguir un pedazo de tierra y otra es no recibir tu pensión y no saber de qué se supone que tienes que vivir”, añadió.

“Un lobo para el hombre”

El escritor ruso Zajar Prilepin apuntó en declaraciones a Vzglyad que no confía ciegamente en las estadísticas de la ONU, ya que la vida depende de una variedad de factores inesperados, especialmente en un país como Ucrania. Si se midiera solo por los salarios y los ingresos, todos estaríamos muriendo de hambre”, afirmó. “Y si hubiera un millón y medio de personas en riesgo de hambruna, en un mes o en tres meses habría miles de muertos de hambre”, explicó Prilepin.

“En cuanto a la política social de Ucrania, no es fundamentalmente diferente de cualquier otro país capitalista. La única diferencia con Rusia es que es un país más rico y con unas autoridades más cuerdas. Pero los principios y la esencia de la gestión es igual que en cualquier otro país capitalista, de aquí a Latinoamérica, lo mismo. La gente cuenta su dinero y espera que la población local se conforme con nada. No veo nada extraordinario. Es lo de siempre: ladrones y matones, el hombre es un lobo para el hombre”, concluyó.

Según Naciones Unidas, la guerra en el este de Ucrania ha costado la vida a más de 9.000 personas y 21.000 han resultado heridas. El número de desplazados internos asciende a 1,1 millones de personas y más de tres millones requieren asistencia humanitaria.

La ONU ha apuntado también que la intensidad de la lucha ha aumentado entre febrero y marzo de este año y advierte de la seriedad de las consecuencias del conflicto, especialmente en la región de Donetsk, que es la mayor preocupación.

El 13 de marzo dejó de operar la planta de purificación de agua de la zona y todos los trabajadores fueron evacuados a causa de los ataques de artillería en la zona aledaña. Eso ha causado problemas en el acceso a agua potable para 300.000 personas a ambos lados de la línea del frente. Los 30.000 habitantes de Avdeevka [en zona ucraniana] y Yasinovataya [en la RPD] se encuentran en una posición extremadamente complicada.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.565 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,122,299 hits
A %d blogueros les gusta esto: