Entrada actual
Donetsk, Novorossiya, Testimonio, Video

Un Afgano en Donbass

Vídeo: Entrevista con un Afgano perteneciente a la Milicia de la República Popular de Donetsk, Julio 13, 2014
Subtitulos en español por Javier.


Transcripción.

Miliciano: Soy Afgano, un Afgano étnico. Vine aquí por voluntad propia. Muchos dirán: «Que esta haciendo este aquí, vete y métete en tus asuntos, blah blah blah y cosas así. La realidad es que, lo que ocurrió en Ucrania, también ocurrió en nuestro país. Hace unos 36 años. Nuestro país se dividió en dos bandos. Uno fue ayudado por la Unión Soviética, el otro – por los que estaban con los Estados Unidos. y sucedió que hemos perdido esa guerra ,y los resultados son claros. Mira lo que ha pasado con Afganistán – cuántas personas han muerto. Y para rematar la faena, aquellos que ayudaron a América en ese entonces, ahora automáticamente están incluidos en las filas de «separatistas». Eso es todo. Y todos, o casi todos ellos han perecido.

Terminé en la Unión Soviética en el 85, a través de un acuerdo bilateral entre la Unión Soviética y Afganistán. Me gradué en Boarding School # 9 en la ciudad de Volgogrado. En esencia, recibí una solida educación soviética. La educación soviética. Y si ahora todos ellos empiezan a decir: «El es pro-Ruso, pro-esto, o pro-lo otro» Créeme, en realidad, hemos tenido problemas muy serios con las nuevas autoridades democráticas Rusas. Fuimos tratados como extranjeros. Estoy aquí no por el gobierno ruso o algún otro gobierno. Estoy aquí por los eslavos, por esta gente, las personas más agradables, gente que, sin embargo, son objeto de exterminio.Nosotros [los Afganos] tratamos con ello? No del todo, pero lo tienen prácticamente «tratado» con nosotros.

Y ahora, han llegado para hacer lo mismo con los eslavos. Es aquí donde deben ser detenidos. Ves, toda esas personas, que piensan que están apoyando una causa justa, se les esta mostrando atrocidades, están mostrando cómo las personas que usan la cinta de San Jorge violan y asesinan. Son saboteadores. Como matan a alguien. Les están enseñando esto. Lo ven y se lo creen, y luego van y nos atacan. Están en nuestra contra, y piensan que su bando es el correcto. La mismo, exactamente lo mismo se hizo en Afganistán. Exactamente lo mismo, como con una copia de papel de calco. ¿Lo entiendes? Y ahora, el problema ya no es si son buenos o malos. El problema es que permanecen ignorantes del mal que llevan sobre sus hombros. No saben lo que hacen.

P: Díganos por favor, ¿cuánto le pagan aquí?

Miliciano: Me pagan tanto que tengo que quemar cigarrillos. Estoy aquí por mi propia voluntad. No mato a gente por dinero. No mato a gente por dinero. Estoy aquí por mí mismo. Mis compañeros, luchando a mi lado, son Osetios, Rusos, Cosacos, Kalmyks, Yakuts … toda una familia de la Unión Soviética lucha a mi lado! Somos la unión de tribus, como solía ser, ya me entiendes. Y los ucranianos también están aquí, con nosotros! No se puede dividir a la gente así! No puedes decir: «Oh, todos llegaron aquí y así es como empezó el mal. Nadie te quiere aquí «. ¡Ellos [los estadounidenses] no quieren a nadie aquí, ni a eslavos, ni a nadie!Estos ucranianos, que olvidaron sus raíces, ya no se consideran eslavos. Pero incluso ellos no tendrán cabida aquí! Necesitan esclavos aquí! Necesitan a esos tipos, como los ganadores de Eurovisión – y si sois así, ,os sentiréis como en casa aquí. Nadie más será tolerado. Créeme, basta con mirar cómo se ha hecho en Afganistán!

P: ¿Así que van a hacer lo mismo aquí como ocurrió en Afganistán? 

Miliciano: Con los eslavos lo harán mucho peor. Debido a que los eslavos, son esa capa que lleva su propia civilización, su propio imperativo «civilizacional». Y desde la raíz, [este imperativo] es contrario a todo estos negocios, contrario a todo esto de la dominación del mundo. No quieren eslavos. Lo entiendes? No necesitan su espíritu. ¿Lo entiendes? Así es como es. Ahora dicen que no somos más que mercenarios pagados. Pero es todo lo contrario -el bando Ucraniano trató de contratarme, diciendo: «Pagamos bien, ven a nuestro lado.» Pero la realidad es que soy musulmán, y no mato a la gente por dinero. ¿Lo entiendes? Está escrito en el Corán, que si algo malo está sucediendo en alguna parte, debes contrarrestarlo. Está escrito en el Corán que ninguna persona debe actuar por dinero – sí, una persona puede comerciar. Una persona puede comerciar, comprar y vender, pero sólo dentro de los límites permitidos. Queda prohibido a las personas hacer cosas desagradables. Y es por eso por lo que estoy aquí.Ha sido largamente esperado. Ha sido largamente esperado, y no es, en principio, nada sorprendente el hecho de que ciertos musulmanes estén tomando parte ahora del lado eslavo.

Esto se debe a que el mundo se ha dividido en dos bandos, y pequeños países, pequeños estados- que ya no pueden vivir por su cuenta nunca más. Tienen que elegir bando. Ellos tienen que juntarse con otros. Y no hay mucho de donde escoger. Ya sea Eslavos o América con Gran Bretaña.También hay otras personas, que dicen: «Mira, ahí esta Syria, ahí esta Iraq» Pero, allí, tanto el gobierno como la oposición no son más que marionetas en manos de los mismos maestros. Y eso es todo. Y esta idea de la Jihad, que fue llevado a la vida en el Medio Oriente – naturalmente, es obvio para quien trabajan. ¿Lo entiendes? También me dijeron que hay una periodista muy encantadora del Eco de Moscú que retrata las cosas como si …si hubiera hablado sobre como, supuestamente, el «Islam radical» fuera por alguna razón, de alguna manera, fuera alimentado de alguna manera por Rusia.

Pero el hecho es que en el bando Ucraniano hay mercenarios matando a gente por dinero -y esto se olvida, convenientemente, de comentar. ¡No hablan sobre ellos! Y, naturalmente, es obvio quien mueve sus cuerdas. Es obvio quien es el gaitero al que se refieren nuestros periodistas.Estuvimos hace poco en Donetsk; fuimos a una tienda, y el dueño nos dijo: «Chicos, no hay necesidad de pagar, cojed lo que queráis, vosotros sois nuestros únicos defensores. ¡Sois buenos chicos! Continuad defendiéndonos. Sois los mejores. Pero no podemos aceptar las cosas gratis. Es nuestra obligación pagar. Debemos demostrar que no somos saqueadores, ni asesinos, ni ladrones. No tenemos preferencias, no causamos desórdenes. Estamos aquí, y queremos que todos sepan que hemos venido para defender esta tierra. Para protegerla del mal, que llevan sobre los hombros los pro-occidentales.

Me gustaría decir que nuestra tierra está todavía llena de hombres fuertes. Ha llegado el momento de pagar nuestras deudas.Cuando vine a estudiar en la URSS comía tres veces al día – Tenia tanta comida, que cinco chicos [de vuelta en Afganistán] podrían atiborrarse. Me ha llegado la hora de pagar esta deuda. Hace mucho, mucho tiempo atrás, mi padre – murió en Afganistán. Fue asesinado por agentes Americanos. Ahora es mi oportunidad, su hijo, para luchar contra sus perros. Y eso es todo. Me gustaría decir una cosa: «No os preocupéis, estamos con vosotros, nos tenéis a todos. Rusos, Osetios, Chechenos, Afganos -estamos aquí, justo al lado, como una gran familia.»

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Reportes del frente archivados.

Registro

agosto 2014
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a 8.968 seguidores más

Estadísticas del Blog

  • 1.853.777 hits
A %d blogueros les gusta esto: