Entrada actual
Avakov, Batallón Donbass, Batallon Aidar, Bloqueo económico, Donbass, Donetsk, DPR, Economía, LPR, Lugansk, Poroshenko, Uncategorized

La venganza es un plato que se sirve frío

Artículo Original: Colonel Cassad

avakov poroshenkoTras el “bloqueo de Donbass” se han hecho evidentes las crecientes tensiones dentro del Gobierno ucraniano, obligado a tomar una decisión sobre la necesidad de regular el comercio con la RPD y la RPL que ha creado una crisis política. Los motivos de los organizadores del bloqueo y sus patrocinadores están claros: causar una crisis política interna y provocar el adelanto de las elecciones legislativas, tras las que podrían utilizar los crecientes problemas socioeconómicos en su beneficio, ya que la actual coalición es inestable y el índice de confianza en Poroshenko y su partido han descendido sustancialmente en el transcurso del último año.

En este sentido, es de considerable interés el papel de Avakov, que en el anterior Gobierno de Yatseniuk formaba parte de la cuota del Frente Nacional. Con la consolidación del poder de Poroshenko y la concentración de las estructuras de poder a su alrededor, Avakov comenzó a parecer una especie de oveja negra en un Gobierno de lacayos de Poroshenko. Incluso cuando Yatseniuk era aún primer ministro, el entorno de Poroshenko realizó varios intentos dirigidos a forzar la dimisión de Avakov, comenzando con exagerar las supuestas acusaciones de corrupción y siguiendo con las quejas en el Senado de Estados Unidos, donde los estadounidenses trataron de probar que Avakov no era necesario.

Sin embargo, hace tiempo que los americanos se negaron a depender únicamente de Poroshenko y optaron por apoyar en sus puestos tanto a Avakov como a Yatseniuk, dejando claro a Poroshenko que no habían apostado únicamente por él y no iban a hacerlo. Así que, con sus hombres en el Estado Mayor, el Ministerio de Defensa, el SBU, la Fiscalía General, el Ministerio del Interior, Poroshenko no dispone de todo el control, lo que permite a Avakov jugar su juego. Pese a que Yatseniuk salió del país “de vacaciones” tras ganar su primer billón, Avakov fue capaz de resistir y continúa ocupando una ambigua posición en relación a Poroshenko y sus patrocinadores.

Antes de las elecciones en Estados Unidos, que es en realidad lo que determina la legitimidad externa del régimen ucraniano y de Poroshenko, Avakov se mostró abiertamente partidario de Clinton, con duras declaraciones contra Trump y muestras de su interés en la victoria de la candidatura de quienes ayudaron a organizar el golpe de Estado en 2014 en Ucrania. Pero si Avakov se limitó a diversos ataques verbales contra Trump [que desde entonces ha borrado de las redes sociales], Poroshenko cometió un error más grave involucrándose en la lucha interna que el establishment político estadounidense lleva en la sombra. Utilizar el caso Manafort, cuyos lazos con Yanukovich ya eran conocidos [el SBU filtró información comprometida sobre Manafort y su trabajo en Ucrania, lo que el Partido Demócrata utilizó como pruebas de los lazos de la campaña de Trump a un partido “pro-ruso” -el Partido de las Regiones de Yanukovich- e indirectamente a Putin-Ed] hizo parece a Poroshenko, no un protegido de Estados Unidos, sino el protegido de los Demócratas en un equipo que comenzaba a tratar de manchar la imagen del entorno de Trump. Pero durante la campaña, esas acusaciones fueron una buena presentación y con sus revelaciones, Poroshenko está ahora en el mismo barco que quienes forzaron la salida del general Flynn y buscan acabar con otros miembros del equipo de Trump.

En estas condiciones, la actual actitud de la administración estadounidense hacia Poroshenko es algo fría, pese al hecho de que la política estadounidense en relación a la guerra en Ucrania no ha sufrido grandes cambios. La labor de Poroshenko es probar su propia importancia, demostrar que es necesario, y enmendar sus anteriores errores relacionados con la corrupción y su intento de aprovecharse del caso Manafort y con todo ello conseguir que Estados Unidos no prefiera a otro candidato en su lugar. La lista es amplia e incluye a Nalivaychenko, Timoshenko o Yatseniuk, todos ellos intentando jugar a hacerse de rogar mientras a la vez se presentan ante Estados Unidos como las mejores opciones para sustituir a Poroshenko.

La campaña contra “el comercio manchado de sangre” estaba dirigida a Poroshenko y es de señalar que Avakov formara parte del grupo que la defendió, saboteando así la anterior estrategia del presidente, basada en un estatus ambiguo en el que la propaganda oficial ucraniana seguía hablando de la “agresión rusa”, pero los vagones con carbón de la RPD y la RPL seguían llegando a Ucrania.

El bloqueo ha cortado los lazos económicos existentes entre Ucrania y las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, lo que acelera su separación de Ucrania y lleva al empeoramiento de la crisis económica en Ucrania. Poroshenko ha comprendido esto y más de una vez ha realizado claras y públicas declaraciones en las que ha intentado probar que el bloqueo afecta fundamentalmente a Ucrania y no a la RPD/RPL y ha intentado defender que es preciso preservar las relaciones económicas.

Avakov también lo comprende, aunque actúa de forma muy diferente: en un momento dado intentó hacerse con el control del bloqueo. Para ello era necesario dispersar a los actuales miembros del bloqueo (algo que se consiguió en Krivoy Torets) y posteriormente apoderarse de la idea y hacerla propia del Estado. Por una parte, eso le ha dado la capacidad de controlar el proceso y, por otra, ha forzado a Poroshenko a abandonar su zona de confort y tener que liderar un bloqueo contra sus propios intereses.  Todas las consecuencias económicas de este caso recaerán sobre el Gobierno -que no dispone de los fondos suficientes para paliar las consecuencias de la pérdida de los ingresos derivados del pago de impuestos de las empresas situadas en la RPD y la RPL- y sobre el propio Poroshenko, que desde hace más de dos años ha mantenido el “comercio manchado de sangre” y no ha conseguido paliar el deterioro de la situación socioeconómica que atraviesa el país.

Aparentemente, Avakov juega con los “patriotas” un juego oculto contra Poroshenko, al que han colocado contra la espada y la pared, sin ninguna opción favorable. Podemos asumir que, anticipando un cambio en la estrategia estadounidense en la cuestión ucraniana, figuras como Avakov continuarán intentando debilitar a Poroshenko para posicionarse ante los patrocinadores externos como elementos indispensables y útiles, capaces de llevar a cabo la remodelación del sistema político ucraniano según los puntos de vista de la nueva administración de la Casa Blanca.

Para Avakov también es cuestión de una vendetta personal y no perderá la ocasión de devolverles la jugada a sus oponentes del Bloque Poroshenko, que desde hace más de dos años llevan intentando apartarle del puesto de ministro del Interior. Ahora, a base de manipular el tema del bloqueo, Avakov tiene la oportunidad de hacer cargar con la culpa de todo lo que ocurre a Poroshenko y su entorno, que por una parte se ve obligado a defenderse de las exigencias de Occidente de acabar con el bloqueo y, por otra, tiene que seguir el juego de los “patriotas”.

El resultado de todo ello es que Avakov se está posicionando como un fuerte defensor del bloqueo liderado por el Estado, mientras que se presenta al indeciso Poroshenko como defensor del “comercio manchado de sangre”, que bajo presión de los radicales (y bajo presión de Avakov) se vio obligado a liderar un bloqueo que ya duraba un mes y que en realidad separa la economía de Donbass de Ucrania.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 37.265 seguidores

Últimos resúmenes del frente

Estadísticas del Blog

  • 1,057,973 hits
A %d blogueros les gusta esto: