Entrada actual
Ayuda humanitaria, Bloqueo económico, Bombardeos, Crisis Humanitaria, Donbass, Donetsk, DPR, Evacuación civiles, Gorlovka, LPR, Rusia, Sanidad

Los niños heridos de Donbass

La falta de medicamentos y la dificultad para tratar las lesiones derivadas de las bombas y la metralla e incluso las enfermedades tratables en tiempos de paz son algunas de las consecuencias de la guerra. Durante meses, el bloqueo económico y de transporte que el Gobierno ucraniano impuso sobre Donbass a finales de 2014 ha supuesto una dificultad añadida para obtener los medicamentos necesarios para tratar a los pacientes. Hace unas semanas, desde Donetsk, el voluntario médico español Javier Benítez describía las dificultades para encontrar incluso medicamentos básicos. Y pese a la regular llegada de productos médicos básicos en los envíos de ayuda humanitaria rusa, la falta de médicos, de equipamiento o de medios para mantener ese equipamiento hace imposible el tratamiento de ciertas enfermedades en Donbass en estos momentos. Son muchas las organizaciones que dedican su trabajo a evacuar a los enfermos para garantizar que reciban tratamiento. La doctora Liza lidera una de esas organizaciones.

8974617Artículo Original: Komsomolskaya Pravda

El 2 de septiembre, Elizaveta Glinka, miembro del Consejo presidencial para el desarrollo de la sociedad civil y derechos humanos, más conocida como doctora Liza, y el Ministerio de Situaciones de Emergencia de la Federación Rusa, evacuó a un grupo de niños de Donbass para que pudieran recibir tratamiento médico en Moscú. Doce de esos niños necesitan cirugía urgente y uno de ellos está gravemente herido.

Con ayuda de una clínica especializada

Vladislav, de 8 años, está herido. Su madre murió en los bombardeos de Gorlovka.

“Está acompañado de su padre, que de hecho también está herido. Pero el hombre está fuera de peligro”, afirmó a KP el director y médico de la fundación “Dobrota” Yakov Rogalin (es su segundo año colaborando con el Fondo de Elizabeta Glinka Справедливая помощь, Ayuda Justa). Y Vladik padece una lesión traumática severa y tiene dañado uno de sus ojos. Los médicos de Donetsk hicieron todo lo que estaba en su mano. Ahora el chico recibirá ayuda de una clínica especializada. Vladik necesita una complicada operación de reconstrucción y posteriormente rehabilitación.

En todo este tiempo de guerra en Donbass, Elizabeta Glinka ha evacuado a más de 200 niños [Uno de esos niños es Vanya Voronov, que hace un año perdió sus dos piernas y un brazo en un bombardeo que le costó la vida a su hermano-Ed]. Y el 1 de septiembre [Tradicionalmente calificado como “día del conocimiento” en los países de la antigua Unión Soviética y primer día de curso escolar-Ed], habló a los estudiantes del colegio número 1 de Donetsk sobre medidas de seguridad.

“No quiero que nunca toquéis objetos como los que se muestran en las fotografías (bombas, minas, granadas)”, insistió a los niños. Y preguntó: “¿Qué hay que hacer si los veis?”

“Avisar a un adulto o llamar al Ministerio de Situaciones de Emergencia o a la policía”, respondió uno de los alumnos.

La doctora Liza habló de la tragedia de los niños que resultan heridos tratando de desactivar munición. Y les dio pautas sobre cómo actuar de encontrarse bajo el fuego.

Cantando “el vagón azul” bajo los bombardeos

Uno de los invitados a Moscú relató a Komsomolskaya Pravda el horror que supone para ellos, y especialmente para los niños, cuando comienzan a impactar las minas y las bombas. Y explicó cómo luchar contra el miedo:

“En esos momentos canto canciones con ellos. “El vagón azul”, “Corren con torpeza”. Me sorprende: los niños de Donetsk conocen las mismas canciones que yo, que fui un bebé de Moscú.

La doctora Liza nunca llega a Donetsk con las manos vacías. “Siempre lleva medicinas que escasean y otros productos esenciales para la asistencia humanitaria”, afirma Yakov Rogalin. Gracias a sus donaciones, la RPD y la RPL han conseguido poner en marcha el programa “leche para todos los hospitales y refugios”. Ya se han enviado más de 40 toneladas de leche.

Hace un año, la doctora Liza rescató a todos los niños con insuficiencia renal. Ahora reciben la diálisis que necesitan para vivir en Rusia. Y la famosa doctora continúa controlando la situación y enviando a los niños enfermos a Rusia.

Contexto

La organización “Ayuda Justa” fue establecida en 2007 por la doctora especializada en cuidados paliativos Elizabeta Glinka. El principal objetivo de la organización es asistir a los sin hogar, enfermos, pensionistas solos o personas con discapacidad que han perdido sus viviendas o sus formas de vida.

Desde julio de 2014, “Ayuda Justa” asiste en la organización de tratamiento para los menores que han recibido lesiones graves en la zona de combate de Donbass y los traslada a instituciones médicas de Rusia. Todo ello se realiza tras una petición escrita y el traslado se realiza con la compañía de padres o representantes legales del menor.

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Donbass: reconstrucción, dificultades económicas e incertidumbre | SLAVYANGRAD.es - 04/01/2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Reportes del frente archivados.

Registro

septiembre 2015
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  
Follow SLAVYANGRAD.es on WordPress.com

Ingresa tu correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones de nuevas noticias.

Únete a otros 38.546 seguidores

Estadísticas del Blog

  • 1,123,728 hits
A %d blogueros les gusta esto: